Las tendencias tecnológicas que marcarán a la banca en 2023

Nicolas.png

Por: Nicolás Deino, Director Ejecutivo para la Industria Financiera de Accenture Chile.

Este año 2023 estará marcado por la disrupción, la cual impactará a todas las industrias. Y la banca no es la excepción. En ese contexto, hay cinco tendencias tecnológicas que marcarán al sector financiero.
La primera es el fortalecimiento de la experiencia híbrida. La pandemia nos demostró que sin la
interacción cara a cara, la mayoría de los bancos lucha por mantener relaciones estrechas con sus
clientes.

Este 2023 la banca deberá alcanzar lo mejor de los canales digitales y las sucursales físicas.
Ahora, las sucursales ya no se dedicarán solo a satisfacer necesidades específicas, sino que serán
centrales en la asesoría para entregar bienestar financiero general de los clientes.

Se trata de un enfoque que reconoce los puntos fuertes de cada canal. En la actualidad, los clientes
realizan la mayor parte de sus operaciones bancarias en sus dispositivos móviles, y sólo el 3% de las
interacciones se producen cara a cara. Sin embargo, una reunión en persona sigue siendo la opción
preferida a la hora de abrir nuevos productos, por ejemplo. El 27% de los consumidores afirma que es su
primera opción, por delante de las aplicaciones móviles (22%) y los sitios web (21%).

La segunda tendencia es el metaverso. Algunos analistas prevén que el mercado del metaverso crecerá
hasta los 8 billones de dólares en tan sólo ocho años. Muchos en el sector financiero son aún escépticos, pero cuando el móvil irrumpió en escena, pocos pensaron que sería posible reducir la experiencia online de los bancos a un espacio poco mayor que la palma de la mano. Al igual que hizo el celular, el metaverso está abriendo un nuevo mundo de posibilidades para la banca.

En su nivel más básico, el metaverso permite a los bancos interactuar con sus empleados y clientes en
un entorno infinitamente más rico. Les permite crear un mundo único donde las personas pueden, por
ejemplo, interactuar con los productos y servicios del banco. Así también, tendrá un importante impacto
en los medios de pago. Muestra de esto es que 47% de los ejecutivos de la banca a nivel mundial cree
que los clientes utilizarán la Realidad Aumentada/Virtual como canal de pago alternativo para 2030, de
acuerdo con un estudio reciente de Accenture.

La tercera tendencia es la data. La gestión de datos se ha convertido en una gran oportunidad para los
bancos para tomar decisiones casi en tiempo real. Sin embargo, los datos de los bancos suelen estar
aislados por líneas de negocio, por función y por canal. Esto no sólo hace que la gestión de datos más
compleja y costosa, sino que también provoca redundancia y riesgo e inhibe el intercambio y la
colaboración.

El primer paso para superar estos problemas en 2023 es un cambio de mentalidad: los datos deben
considerarse el oxígeno que alimenta todas las actividades del banco y debe recibir el mismo trato que
un producto. Debe haber propietarios que se encarguen de identificar y definir los casos de uso, limpiar
los datos y establecer las APIs y las estructuras que permitan a diferentes equipos y sistemas de todas
las partes del banco acceder a ellos. Se trata de impulsar una red de datos, que democratice la data.
Esto ayuda a crear valor empresarial al tiempo que se reducen los costos.

La cuarta tendencia son las Fintechs. La capitalización bursátil de las Fintechs públicas cayó un 36%
entre finales de 2021 y octubre de 2022. El número y el valor de las operaciones también han
disminuido. En el tercer trimestre de 2022, las financiaciones de empresas privadas, OPI y adquisiciones
en todo el mundo cayeron un 73% desde de 2021. Esto se ha convertido en una oportunidad para que
los bancos adquieran Fintechs maduras. Sin embargo, no deben dormirse en los laureles. Las start-ups seguirán innovando, y los bancos deben aprovechar este escenario para aumentar su cuota de mercado
y sus ingresos.

Finalmente, la quinta tendencia es cloud. Los bancos llevan mucho tiempo sintiendo la presión de
modernizar sus sistemas centrales de procesamiento, pero la mayoría ha retrasado el cambio.

En 2023, una confluencia de factores está llevando a muchos bancos de todo el mundo a reconsiderar sus sistemas centrales, que a menudo tienen entre 30 y 40 años. Muestra de esto es un estudio reciente de Accenture, según el cual, 63% de los bancos más grandes del mundo está en proceso de trasladar sus sistemas centrales a la nube o se están preparando para hacerlo.

La tecnología es el centro de la transformación de la banca. Y este 2023 viene lleno de oportunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top