El ecosistema Fintech argentino creció 70% en el último año

fintech-21.jpg

Fuente: Search Data Center

La Cámara Argentina Fintech realizó la segunda edición de Argentina Fintech Forum 2019 donde diferentes paneles trataron distintos temas, desde regulación, vínculo con los bancos, pagos, tecnologías, métricas y tendencias, entre otros.

Uno de los puntos sobresalientes fue la afirmación que Argentina está a punto de ubicarse en el tercer lugar, luego de México y Brasil, dentro del ranking latinoamericano de países con mayor cantidad de empresas Fintech.

Driss Temsamani (Regional Head of digital Channels & Enterprise Banking de Citi) explicó que es la primera vez que la región latinoamericana supera a India y China en la inversión en Fintech, alcanzando los $480 millones de dólares. Esto se debe al capital creativo de la región y a una ventaja competitiva respecto de los costos del mercado asiático y europeo. “Existen enormes oportunidades para la región, con ecosistemas muy motivados desde el sector público y el sector privado para lograr una mayor digitalización del dinero.” Concluyó que, si bien la tecnología es un factor necesario, no es suficiente. “Hace falta un cambio cultural que implica no solo disponer de las herramientas para lograr dicha digitalización sino también lograr un mayor uso para permitir que las mismas escalen”, dijo Temsamani.

El otro dato clave fue que esta industria creció al ritmo del 70% en el último año, una cifra que se muestra aún más relevante teniendo en cuenta las complejidades económicas de Argentina y dejando en evidencia que es una tendencia que aún no encuentra su techo.

Estos resultados muestran que el camino tomado para el desarrollo de la industria fue el correcto y que, si todos los sectores trabajan en conjunto, de la mano de tecnología, hay una enorme oportunidad por delante, en un país en el cual aún el 70% de las operaciones de compra y venta se realizan en efectivo. El desafío es fomentar el uso y la aceptación de todos los medios de pagos digitales, logrando una estructura de pagos abierta, más incentivos y mayor aceptación por parte de los comercios, fue la conclusión del panel integrado por Matías Friedberg (co founder de Ixpandit y quien lidera la vinculación entre la Cámara Argentina Fintech y el sector académico), Ignacio Carballo (docente e investigador de UCA, UBA y Universidad Austral) y Gabriel Bizama (director nacional de Inclusión Financiera del Ministerio de Hacienda de la Nación Argentina).

“Para poder avanzar y tener un ecosistema robusto, a nivel regional, debemos coordinar cuatro pilares fundamentales: el sector privado, que toma el riesgo; el sector público, es quién define las reglas del juego; la academia, la usina del talento, y el público de interés”, sostuvo Friedberg.

“Me gusta pensar a la industria Fintech con una tendencia de fondo, de cómo la tecnología se empieza a hacer amiga del mundo financiero. Si éste fue un año contractivo a nivel económico, se ven signos importantes de una industria que sigue creciendo. Hubo un crecimiento del 35% en la cantidad de clientes respecto al año pasado que hoy tienen un crédito activo con una Fintech. En financiamiento colectivo tuvo el 82% de incremento de inversores que intentaron tener una rentabilidad a través de una plataforma de esta vertical. A esto se le agregan más hitos, como la tecnología QR, el récord de aperturas de cuentas comitentes y el CVU que viene a conectar a todas las empresas. A pesar de la crisis, creo que se ve una industria Fintech floreciente. La tecnología viene a digitalizar las finanzas y desde la Cámara lo vemos como una oportunidad para armar un sector con principios y buen servicio al consumidor, que es donde queremos llegar y es una gran oportunidad para el país”, agregó Friedberg.

En cuanto al usuario, hay que trabajar no solo en los productos, sino también en conceptos financieros que promuevan el ahorro y la inversión de largo plazo. “En un mercado en el que préstamo representa sólo el 3% del Producto Interno Bruto, hay un enorme potencial de crecimiento para todos los jugadores del sector”, coincidieron en panel conformado por Salvador Calogero (Country Manager en 4finance), Paula Premrou (presidente de Portfolio Personal), Andrea Arrébola (directora Comercial en Ualá) y Ezequiel Weisstaub (CEO & CO-founder de Credicuotas).

La difícil relación entre bancos y Fintech fue abordada por Juan Pablo Bruzzo (presidente de la Cámara Argentina de Fintech) y Andrés Meta (CEO de Grupo BIND) quienes acordaron que es estéril plantear un conflicto entre ambos, con un panorama con tantos desafíos por delante. “La pregunta no debería ser bancos o Fintech, sino cómo hacer para lograr un ecosistema más grande. Hay competencia y hay cooperación. Pero lo importante es que al usuario no le interesa mucho quién y cómo le prestan un servicio, sino la experiencia y la satisfacción de su propia necesidad”, concluyeron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top