Rappi afianza su camino como superapp e impulsa su despegue fintech

rappi-visa-tarjeta-de-credito.jpg

Fuente: América Economía 

El unicornio colombiano robustece continuamente su oferta de servicios financieros en alianza con Visa y bancos locales. En paralelo, busca ampliar su cartera conformada por tarjetas de débito y crédito para incluir otros productos de ahorro y crédito, e incluso crear un nuevo banco.

El primer unicornio colombiano busca consolidar su estatus de super app latinoamericana, expandiendo sus servicios financieros en los nueve países donde opera y desde donde atiende a más de 250 ciudades en la región.

El principal vehículo para robustecer este tipo de servicios han sido las alianzas con bancos locales, que ya vienen rindiendo frutos. En México, por ejemplo, Banorte informó que tras el lanzamiento de su tarjeta de crédito RappiCard Visa en enero de este año, han logrado colocar 242.000 tarjetas de crédito.

Una cifra bastante positiva para el banco mexicano, tomando en cuenta que en el segundo trimestre de 2021 reportó una caída en la colocación de tarjetas de crédito de 3% en comparación con el mismo periodo de 2020.

No obstante, la ruta fintech de Rappi empezó con Visa, empresa con la que ha desarrollado soluciones de pago digitales desde 2015. Ya en 2019 esta relación dio un paso más adelante y ambos actores tecnológicos firmaron una asociación estratégica para acelerar el comercio digital y la inclusión financiera en América Latina y el Caribe.

Así, de la mano con Visa, Rappi ha expandido su vertical financiera asociándose con más bancos latinoamericanos. En Colombia, su país natal, la compañía de envíos tiene una alianza con Banco Davivienda. Esta sociedad sirvió para implementar RappiPay, una  cuenta bancaria 100% gratuita para enviar dinero sin costo, pagar cuentas, comprar en la plataforma, en comercios físicos y online. Según la compañía, este acuerdo ha consolidado su posición con casi un millón de usuarios y más de 20 millones de transacciones.

Tras el éxito de RappyPay, la plataforma de servicios de delivery lanzó el servicio de entrega de dinero a domicilio, RappiCash, y la oferta de tarjetas de débito y crédito. Esta última cuenta con atractivos beneficios, como no cobrar anualidad o membresía, recibir cashback por las compras realizadas y un exclusivo programa de referidos. También ofrece personal banker, que brinda atención personalizada a cada uno de los usuarios.

Eso no es todo. En marzo de este año Rappi y Davivienda anunciaron que solicitarán a la Superintendencia Financiera la autorización para constituir y operar un nuevo banco en el que cada una de las partes tendrá un 50%. La entidad financiera, que aún no tiene nombre, ofrecerá productos de ahorro y de crédito, tanto para personas y empresas como para rappitenderos.

“En Rappi ya tenemos mucha información de los usuarios, su recorrido durante estos años y sus hábitos de consumo, lo que nos permite ofrecer servicios financieros a tasas más bajas, de forma más proactiva y más personalizada”, dijo Simón Borrero, CEO y cofundador de Rappi, al medio colombiano Semana, tras anunciar esta noticia.

El nuevo banco estaría listo en diciembre de este año y, según Efraín Forero, presidente de Davivienda, parte con una gran ventaja que “es la base de clientes y el conocimiento de los productos y servicios en marcha, que serán ese punto de arranque de esa nueva institución”.

En Perú, en septiembre de 2020 Rappi firmó una alianza estratégica con el local Interbank para desarrollar servicios financieros digitales en el país. Producto de esta joint venture en febrero de 2021 se introdujo su unidad financiera RappiBank, que ofrece cuentas de ahorro, tarjetas de débito y tarjetas de crédito en el país andino.

En Brasil, la compañía ya anunció a inicios de julio el lanzamiento de tarjetas de crédito Visa, respaldas por el gigante japonés SoftBank. En este inmenso mercado donde Rappi espera ampliar su cartera de productos financieros en la región y en el que ofrecerá a los usuarios dos alternativas de tarjetas: RappiGold y RappiPrime Infinite.

En Chile, por lo pronto, a fines del primer trimestre de 2021 Rappi y el Banco Itaú Chile anunciaron una alianza estratégica para ofrecer productos que permitan a más personas acceder a nuevas soluciones financieras de manera ágil y digital. Ambas entidades proyectan tener lista su oferta de productos y servicios financieros durante el tercer trimestre de este año.

Fondeo por doquier

Las fuentes de financiamiento de Rappi parecen ser inagotables. Muestra de esto es que esta semana el unicornio colombiano recibió una millonaria inversión de US$ 500 millones a través de una reciente ronda de inversión de Serie G en la que participaron firmas como T. Rowe Price, Baillie Gifford, Third Point y Octahedron, además de GIC y Softbank.

Con esta operación, Rappi elevó su valoración en el mercado hasta los US$ 5.250 millones. Y es que desde su creación en 2015, ha recaudado más de US$ 2.000 millones. La última ronda de inversión fue en 2020, donde levantó US$ 300 millones. Esta fue precedida por una gran inversión efectuada en 2019 por parte de SoftBank Group y SoftBank Vision Fund, que confió US$ 1.000 millones en la plataforma.

Según la compañía, el capital recaudado en esta última ronda será destinado a fortalecer la oferta de servicios de la aplicación, como el de entregas en minutos apoyadas en pequeños centros de abastecimiento y también seguir expandiendo sus servicios financieros.

De esta forma, en los últimos años Rappi ha tomado varias rutas para no solo ser una plataforma de servicios de delivery, sino convertirse en un actor clave del comercio electrónico y también ahora del mundo fintech. donde el abanico de servicios es amplio y la barrera de acceso para muchos latinoamericanos, también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top