Adiós banco y libreta; hola Google y ‘wallet’

2013011739pago.jpg

Si fueran físicos, veríamos los codazos. La liebre está ya suelta y la carrera por el pago con móvil, la gestión de cuentas bancarias y de los datos de millones de personas está teniendo lugar en este mismo instante. A principios de veranohablaba aquí de la inminente batalla por el pago con móvil. Pues bien, la tenemos encima y todos buscan su sitio.

El miércoles BlackBerry, que se prepara para lanzar su nuevo teléfono y ecosistema de apps con toda su artillería el próximo 30 de enero, anunciaba su acuerdo con Visa para poder pagar con sus teléfonos en las tiendas que lo permitan. Aplicaciones que convierten el móvil en un TPV, como iZettle, acaban de desembarcar en España con el objetivo de establecer un equipo estable y acostumbrarnos a ver como normal que el tendero sustituya la TPV para leer la tarjeta de crédito por su smartphone. Por otro lado, Telefónica anunciaba ayer una alianza con Bango para facilitar la compra de contenidos y aplicaciones desde nuestra factura de teléfono.

Estos tres casos que acabo de citar son tres ejemplos muy distintos de una misma batalla, la de la gestión de las transacciones económicas y de los datos de millones de personas. No debemos olvidarnos que la pasada primavera se calculaba que solo Apple gestionaba más de 200 millones de cuentas bancarias de sus usuarios, muchas más que algunos bancos. Parece que son las empresas tecnológicas como Google, Apple o PayPal quienes poco a poco comienzan a gestionar nuestro dinero.

Además,  lo han hecho casi sin  darnos cuenta, todos compramos apps a un toque de pantalla y pronto nuestro móvil será, con diferentes apps, un método de pago.

El avance de las empresas tecnológicas en el terreno de los bancos es tal que hace unos meses un estudio de Deutsche Bank alertaba de la pérdida de confianza de los clientes de los bancos tradicionales respecto a este tipo de compañías. El estudio señalaba cómo especialmente en países como España  entre el 60% y el 80% de los ciudadanos habían perdido su confianza en los bancos. La realidad muestra como confianza no desciende en lo tecnológico.

El estudio del banco alemán apuntaba  también cómo el anunciado boom del pago con móvil y el desarrollo de apps  podría dejar atrás a los bancos tradicionales, quienes ahora se esfuerzan por adaptarse a estas nuevas tecnologías y seguir siendo competitivos. Por el contrario, los gigantes de la tecnología móvil han sabido hacerse un hueco gestionando algo de nuestro dinero y consiguiendo otra cosa más valiosa que no tienen  los bancos:nuestros datos.

Esa conquista del sector bancario por parte del tecnológico se ilustraría también con la rumoreada posibilidad de que Google Wallet, la app de pago con móviles de Android, lance próximamente una tarjeta de crédito física para los momentos en los que no podamos o no queramos sacar nuestro teléfono para pagar en un comercio.

Lo contaban a finales de año en Android Police y adelantaban también la posibilidad de que Google Wallet lance versiones para sistemas operativos distintos a Android así como que permita realizar transferencias y otros servicios habituales de grandes bancos o clásicas operadoras de pago.  Solo hay que esperar para ver si es real. Mientras, observemos cómo todos buscan la mejor posición.

Fuente:/elconfidencial.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top