Fintech de remesas en Chile incrementan operaciones en medio de crisis sanitaria

Fintech.jpg

Fuente: Diario Financiero

La imposibilidad de asistir a una agencia de envío de dinero en forma presencial ha impactado de forma positiva al negocio de remesas de las FinTech dedicadas a este rubro.  Tanto así, que incluso han visto duplicar la cantidad de transferencias si se compara febrero y abril.

En la empresa Global66 cerrarán este mes con 15.000 transferencias , el doble con las que concluyeron en febrero. “Lo que nosotros estamos viendo son dos cosas: lo primero es que se va a mantener la tendencia porque la gente todavía va a estar reacia a ir a lugares masivos con más gente. Por otro lado, hemos visto que a la gente le ha gustado nuestra plataforma. Estamos con un índice de satisfacción de 85%. Vemos la oportunidad de que estos clientes que han ido descubriendo esta plataforma no solo se queden, sino que también nos recomienden”, dice el CEO de la firma, Nicolás Jaramillo.

El CEO de ArcadiEnvíos, Andrés Ariza, señala que las transferencias en abril en su FinTech fueron de 7.833, versus las 6.342 de febrero, es decir, un incremento de 23,5%.  “En Santiago Centro hay una gran cantidad inmigrantes, que confían mucho en agencias tradicionales como West Union, pero estas oficinas cerraron por la cuarentena y buscaron alternativas digitales. Vimos un crecimiento fuerte en usuarios y en volumen”, explica.

Cambio en el tipo de cliente

Algo que han detectado las FinTech es que el tipo de cliente en la cuarentena ha cambiado. Jaramillo cuenta que en Global66, el ticket promedio previo al inicio de la propagación del coronavirus en el país era de US$ 450, mientras que ahora, cerrando abril, este ha bajado a US$ 320.  “Vemos un comportamiento un poco distinto donde hemos bajado los tickets promedio. El cliente es distinto al que teníamos habitualmente.

Creemos que el nuevo cliente es uno que está cambiando de canal, dado que su mecanismo habitual está cerrado o no quiere exponerse al virus en las típicas agencias de envío”, explica.  Lo anterior, ha hecho que en la firma adopten medidas para poder mantener a esos nuevos usuarios una vez finalice la crisis.

“El cliente que estamos atendiendo hoy es uno distinto y, por lo tanto, nos obliga a tomar estrategias distintas en cómo adaptamos este producto a este nuevo cliente. También en comunicación, educación y capacitación para que este canal digital que ellos no eligieron voluntariamente, no les genere miedo y no tengan distancia de él, para que puedan seguir haciendo transferencias por esta vía”, dice.

Por el lado de ArcadiEnvíos, Ariza asegura que ese cambio lo han detectado desde el 18 de octubre de 2019. “Solamente considerando el grupo de venezolanos, el ticket promedio disminuyó de $ 34.000 a $ 27.000, aunque el volumen aumentó, simplemente porque tenemos más usuarios. Considerando el total de los usuarios, el ticket promedio aumentó porque empezamos a recibir colombianos, quienes envían a su país un promedio de $ 150.000 en un solo envío, aunque mandan con menos frecuencia que los venezolanos, que envía más veces dentro de un mes”, dice.

Asociación de FinTech: “Van a nacer más firmas digitales dedicadas a remesas

El director ejecutivo de FinTech Chile, Ángel Sierra, comenta que el impulso que han tenido las firmas digitales de remesas en esta crisis hará que otras se inicien en el rubro.  “Acá van a nacer más FinTech dedicadas a remesas y las que ya existen van a profundizar sus operaciones“, indica.

Explica que las virtudes de las FinTech digitales dedicadas al envío de dinero en comparación a los bancos es la velocidad del proceso.  “Si una persona natural tiene que hacer una remesa en un banco, es un proceso engorroso, complicado y costoso. A través de estas plataformas digitales se crea un usuario, se hace una validación de forma muy cuidadosa, con el Rut, con el número de serie y, efectivamente, a gente se quita de encima todo ese proceso manual que se tiene que hacer con la banca”, dice.

Chile, uno de los países con mayor potencial Fintech

“Hoy en día, después de México y Brasil, Chile es el tercer país de América Latina con mejores perspectivas para el desarrollo de las Fintech y, si sigue a este ritmo, podría convertirse en el principal polo para este sector, pese a la crisis económica que está dejando el coronavirus en el mundo. Esto se debe, entre otros factores, a que el país cuenta con un escenario macroeconómico relativamente favorable y está en búsqueda de reglas claras”, explican los expertos de Capitaria.

Precisamente, en el escenario de incertidumbre provocado por el COVID-19, para los usuarios de este tipo de empresas es importante tener la tranquilidad de que existe un ente regulador. “Por ello, como Capitaria, celebramos que el Ministerio de Hacienda anunciara que va a ingresar, a mediados de año, un proyecto de ley que regula la industria FinTech. Esto deja en evidencia que, debido al estallido social y ahora al COVID-19, las autoridades se han dado cuenta de la prioridad que merece acelerar las políticas públicas que potencien la tecnología financiera. Muchas personas han visto obligadas a quedarse en casa y por ello es vital digitalizar la economía, el efectivo y las finanzas en general”, agregan desde Capitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top