Inicio Noticias ¿Un robot en lugar de un asesor financiero?

¿Un robot en lugar de un asesor financiero?

Compartir

¿Un robot que gestione mi dinero? ¿Sin el intermediario de un asesor financiero? Poco a poco los denominados “robo advisors” están cambiando la manera de mover el dinero en Estados Unidos y comienzan a llegar a Europa. El modelo permite que el cliente no necesite un asesor financiero. Únicamente tiene que encender el ordenador y rellenar un cuestionario. El cliente informa sobre su tolerancia al riesgo, sus objetivos e inversión y la gestión de su dinero se automatiza.

Un modelo que, según explica el asesor de Gaesco Gestión Albert Enguix, ha tenido en Estados Unidos un crecimiento “espectacular, del orden del 10 al 15% de incremento cada año. Existen alrededor de 73.000 clientes que han contratado estos servicios con un volumen de 14 billones de activos bajo gestión a cierre de 2014. Una cifra que se prevé que siga aumentando”. Enguix explica que el modelo garantiza “inversiones de retorno absoluto. Fija como objetivos controlar la rentabilidad y los riesgos”. A través de los “robo advisors” se controlan las carteras de inversión de los clientes que mueven cifras entre 50.000 y 100.000 dólares.” Se invierte en EFTs – productos de fondos cotizados en bolsa- y se controla la volatilidad, el objetivo es el retorno absoluto. Se trata de realizar carteras bajo las famosas VVMTC – volatilidad-valor-momentum-tamaño y calidad de la composición de la cartera”, explica Enguix.

El asesor recalca que el proceso es muy sencillo: “entras a la plataforma desde tu ordenador de la misma manera que lo haces si quisieras hacer una transferencia. Anteriormente, analistas, estadistas y economistas han realizado programas de modelos de estrategia financiera utilizando miles de datos. Algoritmos y estadísticas para diseñar los programas que gestionan tu dinero”. ¿Los riesgos? “Los mismos que tiene el mercado tradicional. Las máquinas no pueden prever un desplome financiero. No pueden adivinar el componente psicológico que puede cambiar todo el panorama financiero de un mercado en minutos como tampoco lo hacen los asesores. No es una ciencia exacta”, explica Enguix que añade que con este tipo de plataformas las empresas “ahorran costes al no tener que contratar a asesores financieros” .

Perfil del cliente

El perfil de los clientes que optan por esta tecnología para mover su dinero “ronda los 35 años y con un nivel adquisitivo alto”, explica Enguix. La generación millennial es la que más utiliza el modelo. Consiguen un resultado final parecido a lo que un asesor tradicional haría por ellos pero con un menor coste. La consultora norteamericana AT Kearney señala que “estos servicios se convertirán en tendencia en un periodo de tres a cinco años”, según recoge este artículo de Bloomberg. En 2020, los robo advisors controlarán el 5,6% de los activos de inversión de los estadounidenses. Actualmente la cifra gira en torno al 0,5 %.

Para Adam Nash, CEO de Wealthfront, una firma que gestiona más de 2.400 millones de dólares en activos, el mundo de la inversión “más que un sprint es como un maratón y los robots no necesitan dormir. Pueden hacer sus cálculos y movimientos mientras que analizan todos los mercados sea la hora que sea”. Un nuevo modelo que también hace frente “al colapso de los precios de las comisiones “ señalan desde Wealthfront. La firma está convencida de que las generaciones futuras y la tecnología van a revolucionar el mercado financiero: “Las preferencias de los consumidores más jóvenes tendrán un impacto descomunal sobre los servicios financieros y las empresas tendrán que responder velozmente a las nuevas tendencias”.

Llegada a Europa

En Europa, este modelo está aterrizando muy lentamente. “Tenemos un retraso con respecto a Estados Unidos, que va 10 años por delante en este tipo de servicios”, señala Enguix. En Francia, Alemania o Suiza algunas compañías como la alemana Vaamo o la francesa Advize se han lanzado a este mercado. “Aunque En España y en Europa todavía falta mucho para llegar de forma masiva a los clientes. A muchos profesionales del sector ni les suena lo que son los robo advisors. Hay mucho camino por delante”, concluye el asesor de Gaesco.

Fuente: http://www.centrodeinnovacionbbva.com/