Western Union se une a fintech de Mercado Libre para facilitar el cobro digital de remesas en México

mercado-pago-smartphone-800x400-1.jpeg

Fuente: América Economía

La alianza permitirá a las familias en el país de los usuarios de Western Union recibir sus envíos de dinero desde el exterior en una cuenta de Mercado Pago, la billetera digital de MercadoLibre y hacer con ellos transacciones electrónicas.

La fintech del gigante sudamericano de comercio electrónico MercadoLibre y la firma estadounidense Western Union anunciaron el miércoles un acuerdo para impulsar en México el cobro digital de remesas, que se han convertido en un salvavidas para la debilitada economía local.

La alianza permitirá a las familias en el país de los usuarios de Western Union recibir sus envíos de dinero desde el exterior en una cuenta de Mercado Pago, la billetera digital de MercadoLibre -con oficinas centrales en Argentina- y hacer con ellos transacciones electrónicas.

«La cantidad de tiempo que ahorramos a la gente que no tiene que ir a un lugar físico para recoger la remesa, creemos que esa es una ventaja importante, y además es seguro porque no tiene que estar cargando ese efectivo de un lugar a otro», explicó a Reuters Pedro Rivas, director de Mercado Pago en México.

Según las compañías, más de un 70% de las remesas son cobradas en efectivo actualmente en México, donde la baja bancarización alcanza a más de la mitad de sus 126 millones de habitantes, de acuerdo con sus datos.

El envío de recursos al país alcanzó en mayo un récord de 5,172 millones de dólares, gracias al desempeño de la economía en Estados Unidos, el principal destino de los migrantes de la nación latinoamericana.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, quien suele vanagloriarse del sólido crecimiento de las transferencias que recibe México, ha dicho que las remesas podrían alcanzar este año una cifra histórica de 60,000 millones de dólares, un 16% más que en 2021.

No obstante, expertos temen que el flujo de dinero comience a disminuir en los próximos meses ante el impacto en los bolsillos de los trabajadores de una esperada recesión en Estados Unidos.

«En la primera mitad del 2022 hay varias señales negativas para el crecimiento económico estadounidense, que representan un riesgo a la baja para las remesas», sostuvo Gabriela Siller, directora de análisis de la firma local Banco Base.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top