Un millón de personas invierten a través de Mercado Libre

Dolares-Billetes-Monedas-FDG.jpg

Fuente: La Nación

El negocio financiero gana cada vez más relevancia en la estructura de Mercado Libre. De la mano del desarrollo tecnológico y la desregulación del sector, la empresa que nació en 1999 como sitio de compra y venta de productos online se expandió hacia otros rubros antes exclusivos de los bancos, y hoy ya supera el millón de personas que invierten sus ahorros en su fondo común de inversión.

Hace 14 meses que la firma fundada por Marcos Galperin lanzó, junto al Banco Industrial (Bind) esta herramienta, que permite a los usuarios de la billetera virtual de la empresa colocar sus pesos en un fondo que les devuelve un interés diario. En ese plazo, ya suma 1.040.000 usuarios en el país, más del 50% del total de cuentas activas en Mercado Pago, su plataforma financiera que gestiona pagos, transferencias créditos e inversiones.

Según Osvaldo Giménez, vicepresidente ejecutivo de Mercado Pago, la herramienta tiene como usuarios mayoritarios a personas jóvenes que no están habituados a utilizar instrumentos de inversión en bancos o entidades financieras. En esta plataforma, la inversión promedio por usuario es de $6100, mientras que en las cuentas comitentes “tradicionales” el volumen destinado supera los $150.000 por cliente.

“Los usuarios no pretenden llegar a maximizar la inversión, sino a tener una ganancia con volatilidad mínima”, dice Andrés Meta, CEO del Grupo Bind. Así diagraman la composición del fondo, que está integrado por depósitos y plazos fijos en entidades financieras locales, entre otros elementos.

En ese escenario, Giménez destaca la ampliación del mercado. Antes de que lanzaran la herramienta, cuenta el ejecutivo, había en el país alrededor de 400.000 cuentas comitentes que operan fondos comunes de inversión activas en el país, mientras que un año después se sumaron el millón de cuentas de inversión en Mercado Pago y otras 100.000 en bancos y entidades financieras.

“Hoy el fondo genera un retorno del 36,8% anual, y eso va a reflejar la evolución de las tasas en el país. Pero para los usuarios, es una ventaja frente a dejar su dinero en la caja de ahorro, que genera casi cero”, dice Giménez.

En comparación, la tasa promedio de los plazos fijos en los bancos, según datos del Banco Central del último viernes, era del 43,61%. Acumulan, sin embargo, una caída de 10 puntos porcentuales en el último mes (rendían 53,5% el 23 de octubre).

Según Meta, esa baja en las tasas, impulsada desde el Banco Central, también terminará impactando en el rendimiento del fondo creado junto a Mercado Libre, aunque minimiza el impacto que pueda tener en el volumen de usuarios. “Contra cero de rendimiento, todo es un montón. Y si baja a 32%, también debería cae la inflación. Es un monto importante para cada persona poder tener un rendimiento sobre su dinero sin tener que hacer nada”, se entusiasma el empresario.

Desde su lanzamiento, el fondo tuvo rendimiento positivo diario, a excepción de una única jornada: el 12 de agosto. Fue la jornada posterior al triunfo de Alberto Fernández en las PASO, cuando una corrida contra el peso llevó al dólar de $46,55 a $57,30. En esa jornada, el fondo de Mercado Pago tuvo una sangría del 30% en su capital. “Hoy en términos nominales estamos en el mismo volumen que antes de las PASO, pero con más usuarios. En aquel momento, había 800.000”, dice Meta.

Según Giménez, el país aún ofrece potencial de crecimiento, aun con menores rendimientos nominales. “En Brasil, tenemos 4,5 millones de cuentas que invierten con nuestra plataforma, cuando pagamos un 5% anual. La herramienta no solo funciona en ambientes inflacionarios”, afirma.

Según los datos de su último reporte financiero, Mercado Pago operó transacciones por US$7600 millones en la región en el tercer trimestre de 2019, con un incremento nominal del 66% frente a igual período de 2018. Ese monto fue producto de 227 millones de transacciones, un 118% más que hace un año.

En este escenario, la competencia en el sector promete crecer. A comienzos de octubre, la fintech Ualá, fundada por Pierpaolo Barbieri y que recibió inversiones entre otros de George Soros, lanzó su propio fondo común de inversión para clientes, que también permite invertir desde $1. La firma, a su vez, anunció hoy una inyección de US$150 millones por parte de la japonesa Softbank y la china Tencent -dueña de WeChat-.

“La oportunidad fintech es enorme. Operamos en siete países de América Latina, y el mercado más competitivo es Brasil, donde hay casi 300 empresas. Hay muchos jugadores de nicho que están en un país o monoproducto. No vemos un competidor que tenga la oferta que tenemos nosotros”, afirma Giménez.

A su vez, el ejecutivo minimiza las consecuencias que pueda tener sobre su negocio la economía argentina, que según las proyecciones acumulará en 2020 su tercer año de caída del PBI: ” El comercio electrónico argentina es el 5% del comercio total en el país. Si logramos que llegue al 6%, que es algo razonable, implica un crecimiento del 20% en el año, y para nosotros eso impacta mucho más que la economía argentina en general suba o caiga medio punto. En Mercado Pago, las transacciones se están duplicando cada año, cuando más de la mitad de las operaciones minoristas se hacen en efectivo. Las oportunidades son enormes y dependemos más de nosotros que del contexto general”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top