Falta educación financiera para lograr inclusión, de acuerdo a expertos en Colombia

educacion-financiera-01.jpg

Fuente: Dinero

Para Andrés Felipe Rojas, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Asobancaria, profundizar la inclusión financiera es una de las razones fundamentales por las que Colombia debe mejorar en la educación que se imparte al respecto.

Rojas explicó que, si bien hoy la inclusión financiera en Colombia bordea 84%, la profundización está alrededor del 69%, es decir, las personas que usan su cuenta para algo más que hacer el retiro total del salario o los subsidios que reciben. “No puede haber inclusión financiera sostenible si no hay educación financiera”, apuntó.

En esto coincide el Gerente de la Banca de las Oportunidades, Freddy Castro, quien asegura que la desinformación y desconfianza hacia el sistema son las principales barreras.

Estas condiciones tienen mucho que ver con qué tanto se conoce la oferta de servicios del sector financiero y con la capacidad de identificar temas como la relevancia del ahorro, detectar el producto acorde a las necesidades y planear bien los costos que acarrea o las ventajas de contar con un seguro para enfrentar los riesgos que pueden impactar las finanzas.

Según el vicepresidente de Asobancaria el tema pasa por mucho más que enseñar el funcionamiento de un crédito o las coberturas de un seguro, por lo cual la educación financiera debe empezar en los niños. 

“Lo ideal es que la educación financiera pueda impartirse desde temprana edad en los colegios. Y la idea es que vaya más allá de enseñar cómo calcular una tasa de interés o cuál es el valor del dinero en el tiempo. Lo que tenemos que aprender y enseñar a las personas son hábitos y estos se construyen con tiempo y con práctica”, manifestó Rojas.

Así mismo, Rojas afirma que una vez adquiridos unos hábitos básicos que permitan decisiones acertadas en el manejo del dinero, sería ideal que los jóvenes en etapa universitaria, profundicen su conocimiento en el manejo de finanzas personales, inversiones y temas que serán definitivos para sus vidas como el ahorro hacia futuro, las pensiones y los seguros. 

En la siguiente etapa, como adultos, será importante trabajar en la concientización y el aprovechamiento de muchas de las herramientas disponibles en la actualidad, tales como las aplicaciones financieras que son útiles para hacer presupuestos y organizar las finanzas, así como a conocer bien la oferta de productos y servicios, para escoger siempre el más adecuado para su perfil.

“Si queremos una mayor inclusión financiera definitivamente tenemos que pensar en que necesitamos mayor educación y eso va acompañado, entre otras, de educación digital. Porque con todo el desarrollo que está teniendo el sector en materia digital, es importante que también la gente empiece a familiarizarse con el uso de la tecnología, donde están migrando todos los servicios bancarios y en general financieros”, dice Rojas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top