¿No te dieron el crédito?: Tres ejemplo de cómo el Open Banking puede cambiar esta realidad

glenn-carstens-peters-npxXWgQ33ZQ-unsplash.jpeg

A través de la información abierta con bancos y el Open Finance, la renta y las deudas no serán el único factor a tener en cuenta por las instituciones financieras. Ser buen pagador y ahorrador, además de un buen historial con otros instrumentos podría ser clave.

La llegada del Open Banking a Chile, que  espera concretarse cuando se promulgue la futura Ley fintech, promete ser todo un hito para la industria financiera nacional. Hace pocas semanas se dio otro paso, luego de que la Asociación de Bancos (Abif), BancoEstado y FinteChile, firmaran un acuerdo marco para impulsar un sistema de finanzas abiertas en el país.

Y si bien son muchas las utilidades en el papel, ¿cómo beneficiará a las personas en la práctica? La clave estará en la información bancaria y financiera disponible de los usuarios, que facilitará el acceso a la “información positiva” de los clientes, y no solo a la negativa que tradicionalmente usan los bancos e instituciones financieras clásicas.

Delfina Peña, cofundadora y CRO de la startup de Open Banking Floid, explica que “a nivel latinoamericano existe un modelo de evaluación financiera donde se suele imponer información negativa, afectando directamente a las personas que por alguna razón se encuentran ‘manchadas’ en el sistema financiero. Si bien ya se está considerando la información positiva, aún se está lejos de la evaluación en países del hemisferio norte, donde el Open Banking ya está operando hace varios años”.


Tradicionalmente, para acceder a una cuenta corriente, crédito o financiamiento para una pyme, las instituciones usan cuatro elementos para evaluar si es arriesgado o no otorgar el producto: moras, renta, registro en Dicom y deudas activas. Sin embargo, permitir que las fintech, empresas de retail y otros bancos accedan a la información del usuario, también posibilita  que factores como la liquidez, otros productos financieros, activos, inversiones y capacidad de ahorro entren en juego.

“El Open Banking facilitará encontrar un punto medio entre los sistemas tradicionales, y la nueva era de la data que se basa en información positiva de las personas y empresas. Eso permitirá tener un panorama 360º de quienes se estén validando y, lo más importante, es que se van a poder sumar personas que hasta el momento no tienen acceso, como trabajadores independientes, amas de casas, estudiantes, inmigrantes, entre otros”, agrega Peña .

Por lo mismo, la experta en finanzas ofrece tres ejemplos de cómo el Open Banking facilitará el acceso a créditos e instrumentos financieros a las personas.

1- Ser buen ahorrador

Para muchos el sueño de la casa propia es lejano, considerando que la mayoría del mercado inmobiliario exige rentas superiores a los 2,5 millones de pesos para optar a créditos hipotecarios. Sin embargo, ser consistente en el ahorro podría ser clave para no abandonar el anhelo.

Delfina Peña afirma que “a la hora de evaluar un crédito hipotecario, una fintech podría sopesar que si bien una persona no cumple con la renta necesaria, sí tiene un registro consistente de ahorro en base a sus ingresos versus gastos. ¿Qué dice que una persona que ahorra más de cierto dinero al mes es más arriesgado que una persona que tiene mejor renta pero que sus gastos lo llevan a estar al filo del endeudamiento?”.

2- Contar con otros producto financieros

Obtener una cuenta corriente en un banco con línea de crédito es difícil para muchos, debido a las barreras de entrada. Pero el historial de uso de instrumentos financieros podría revertir eso, ya que, según explica Peña, “el Open Banking permitiría a una institución confirmar el buen uso de una CuentaRUT, tarjetas vista virtuales o prepagos, lo que serán un indicador que esa persona tiene la educación financiera suficiente para administrar una cuenta corriente. Ese punto sería fundamental para integrar a trabajadores independientes, sin contrato de trabajo o que no cotiza”.

3-Inversiones y activos

Conseguir financiamiento para levantar una pyme conlleva una serie de requisitos, como demostrar capital inicial. No obstante, la entrega de créditos podría facilitarse, demostrando los activos. “No por estar en los registros de Dicom una persona no podría conseguir un crédito para pyme. Las instituciones contarán con otros elementos, como sus créditos vigentes, liquidez, activos e inversiones que se tengan, los que en su conjunto hablan mejor de un emprendedor que haber tenido una deuda”, cierra la CRO de Floid. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top