Mastercard: 66% de consumidores usan efectivo con menos frecuencia en Latam

contactless.jpg

Fuente: mundoenlinea

Los pagos por acercamiento son una forma rápida, fácil y segura de finalizar transacciones presenciales. La tecnología NFC (Near Field Communication) permite que el pago se realice sin la necesidad de insertar la tarjeta en la máquina y manteniendo la distancia recomendada teniendo en cuenta la crisis mundial de salud que se enfrenta. Es por esto que la industria de pagos ha recomendado el uso de la tecnología sin contacto o billeteras digitales, para así evitar el contacto directo con otras personas.

Esto al parecer ha sido comprendido por los consumidores, ya que según datos de Mastercard, desde el comienzo de la pandemia, en Latinoamérica el 66% de los consumidores usan el dinero en efectivo con menos frecuencia (o han dejado de usarlo) y el 79% dice que los pagos sin contacto le parecen una manera más segura en comparación al efectivo.

La tecnología NFC es una excelente alternativa, ya que el consumidor tiene contacto solo con sus objetos personales (tarjeta, teléfono celular o reloj) y puede mantener una distancia segura de 1,5 metros de otras personas. Rápido, fácil y seguro, el método de pago sin contacto brinda la conveniencia de realizar transacciones simplemente acercando los dispositivos -tarjeta, teléfono celular o reloj- a un lector calificado, siendo hasta 10 veces más rápido que otros métodos de pago. Los pagos sin contacto son ideales para transacciones de bajo valor y situaciones que requieren una mayor velocidad de pago para reducir las filas.

Los datos de Mastercard indican que actualmente, todos los emisores de tarjetas en Chile cuentan con la tecnología de pagos sin contacto. Para que el consumidor sepa si su tarjeta está habilitada, debe buscar un símbolo similar al del wi-fi en su tarjeta. Además, los comercios también ya están preparados con lectores de acercamiento, pudiendo realizarse compras sin contacto en supermercados, farmacias, estaciones de servicios, tiendas de conveniencia, en todas partes.

Las billeteras digitales son otra excelente opción, ya que ofrecen seguridad, puesto que los datos de la tarjeta no se comparten, además de garantizar facilidad y conveniencia, pues permiten que el consumidor salga de casa llevando solo su teléfono celular. Para registrar una tarjeta en una billetera digital, el consumidor debe tener un dispositivo compatible (teléfono celular o reloj con tecnología NFC) y que el emisor de su tarjeta admita esta modalidad. Con estas dos condiciones, el consumidor puede activar su tarjeta en la billetera digital de forma segura y luego podrá comprar acercando su dispositivo a un lector, igual como lo hace hoy con su tarjeta sin contacto.

La tecnología NFC garantiza un medio práctico y seguro de realizar las compras, no sólo durante la pandemia. “Desde el momento en que el consumidor utiliza por primera vez este tipo de pago comienza a incluirlo en su vida cotidiana, y estas transacciones terminan siendo parte de su rutina, tanto por la agilidad que ofrece como por la seguridad”, dice Gerardo Urra, ejecutivo de Market Development para Mastercard Chile & Paraguay.

 De hecho, según cifras de Mastercard, el 78% de los consumidores en Latinoamérica indicaron que continuarán usando los pagos sin contacto incluso después de que termine la pandemia, cifra aún mayor en los menores de 35 años: el 82% de ellos aseguró que continuará usando medios de pago sin contacto después de que pase el COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top