Coronavirus acelera adopción de billeteras electrónicas Blockchain en Argentina

blockchain.jpg

Fuente: iProUp

Los sectores público y privado tendrán que tomar medidas urgentes para hacer frente a las pérdidas. Y para impulsar la economía, deberán implementar tecnología para optimizar cada uno de los procesos. ¿Qué soluciones seguras, que tengan impacto rápido y fácil llegada al mercado, se encuentran disponibles?

La cuarentena obligatoria incrementó el uso de billeteras electrónicas disponibles y se está consolidando el pasaje al dinero virtual, proceso ya iniciado años atrás y ahora incentivado por el contexto de aislamiento. A mediano y a largo plazo, el dinero físico podría dar lugar definitivamente a herramientas de pago sin contacto.

Mediante una billetera virtual (o wallet), por ejemplo, el Estado podría crear soluciones para llegar a quienes no tienen cuentas bancarias, como sucede en la actualidad con potenciales beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), de modo que el capital se deposite en esas billeteras sin necesidad de exposición.

Cómo ganarle al coronavirus sin arruinar la economía

En este sentido, la tecnología Blockchain juega un papel fundamental, ya que se trata de una base de datos distribuida que permite realizar un seguimiento de las transacciones de una manera verificable y constante. Firmas como CBI Insights prevén que Blockchain transformará las instituciones de la misma manera que internet resignificó los medios de comunicación y el entretenimiento.

Por un lado, las cadenas de bloques son transparentes, altamente seguras y su operación es relativamente barata. Por el otro, las compañías ya están comprobando los beneficios que trae la tecnología Blockchain. De hecho, esta industria no deja de crecer al mismo tiempo que da soporte a diversos sectores de la economía nacional. Un ejemplo es la aplicación llevada a cabo en el Municipio de Marcos Paz, en la Provincia de Buenos Aires, sobre la cual hablaremos a continuación.

¿Cómo puede blockchain transformar el mercado?

– Crisis financiera: la recesión económica que atraviesa el país tiene un impacto directo en la búsqueda de alternativas que permitan soluciones a problemas históricos y recientes, a menor costo y con mayor eficiencia en su implementación.

– Costos bancarios: el mercado financiero tradicional tiene costos altos y procesos sumamente complejos. En este sentido, se buscan alternativas que fomenten la innovación y la creación de modelos de negocios que agilicen los procesos económicos y les permitan a más personas el acceso a herramientas financieras.

– Gran parte de la población excluida: el 50% de los argentinos no posee una cuenta bancaria, lo que dificulta la obtención de créditos o la posibilidad de ahorro por medio de las estructuras tradicionales. Hoy se necesitan soluciones realmente inclusivas más que nunca.

– Problema de educación digital financiera: el 45% de los argentinos considera que realizar transacciones financieras a través de medios digitales es confuso, de acuerdo con un informe del BCRA. En cambio, los modelos centrados en la experiencia del usuario, como las implementaciones de blockchain, suelen ganar gran participación en el mercado por su facilidad de uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top