Inicio Destacados Alfonso Swett: La cuarta revolución digital es una realidad que ya vive...

Alfonso Swett: La cuarta revolución digital es una realidad que ya vive Chile

Fuente: Diario Financiero

El líder de los empresarios alerta sobre la rapidez de los cambios que conlleva la automatización. “No nos hemos dado cuenta de lo que viene”, afirma. 

Alfonso Swett, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), está preocupado y ocupado con los efectos de la cuarta revolución industrial en Chile. “Esta es una realidad que no está golpeando la puerta de tu casa, ya entró a tu casa, y estamos haciendo las cosas muy tarde”, advierte.

Hoy las probabilidades apuntan a que este cambio será violento y una evidencia de ellos sería la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que a juicio del dirigente es más bien una guerra digital. “Cuando miras el top 20 de las compañías de internet en términos de valor de mercado ves que hay once norteamericanas y nueve chinas. Aquí hay una guerra digital por ver quien será la potencia en 2050”, señala y agrega que Chile no está ajeno.

“Hoy todo el tráfico de internet de China pasa por EEUU y los chinos quieren saltarlo construyendo un cable que pasaría por el pacífico y eso llegaría Chile. Se ha hablado poco, pero tiene que ver con esto”, añade.

Así continua esta cuarta revolución digital, cambia el petróleo por data, después los trabajadores por robots.

¿ En Chile ve evidencia de este cambio?

En los supermercados, si no compras por internet, ves cómo día a día las máquinas están reemplazando a las cajeras. Lo mismo pasa con los peajes. El ministro Juan Andrés Fontaine anunció que iban a cambiar lo cajeros de peajes de la salida sir y también los de la ruta a Valparaiso. La minería es la más avanzada. En la muna Gaby se terminaron los Joysticks y la pregunta es dónde se están yendo estos trabajadores. Esa pregunta no la estamos haciendo en la política pública y tenemos un problema súper grande.

¿Qué está fallando?

El 43% de nuestra fuerza de trabajo no ha terminado cuarto medio. Tenemos un sistema de capacitación fallido y un sistema educacional que es un desastre. En el ranking del WEF estamos en el lugar 33, pero en pensamiento crítico estamos en el 81 entre poco más de 130 países. Seguimos con un sistema educacional básico en la memoria, pero eso ya quedó obsoleto en la tercera revolución industrial lo más lamentable es que en Chile tenemos un código de trabajo de 1931 que es masculino, industrial y urbano donde ni siquiera existe la palabra internet como tampoco existe en la reforma a la educación. No nos hemos dado cuenta de lo que viene.

¿Y cuáles serán los efectos en Chile?

Las empresas se pueden beneficiar de cambiar robots por trabajadores, pero lo que se está haciendo es una desigualdad mucho mayor que la que hemos soportado en el pasado. La desigualdad entre el capital y el trabajo ahora será la desigualdad entre la tecnología muy alta con el capital y mucho más alta aún con los trabajadores. Se van a producir quiebres sociales que es lo que ya estamos viendo en el mundo. Si no lo enfrentamos, vamos a tener conflictos sociales.

Pero da la sensación que todo eso se ve lejano.

La gente lo ve como distante, pero recordemos que todo conflicto en educación partió por el pase escolar. Hay una sociedad que viene incubando angustia, cada día cuesta más encontrar empleos de calidad, las remuneraciones crecen poco en todas partes del mundo y los países no se están ocupando de cómo transformar esos empleos- que sabemos que ya han desaparecido- en nuevos puestos de trabajo.

Eso es lo negativo, pero así como se pierden empleos, también han surgido nuevas formas de ocupación…

Lógico. Porque si el 60% de nuestro PIB es servicio, sólo exportamos el 3,7% de éstos. Si la guerra comercial es subir los aranceles, entonces, exportemos servicios. Tenemos una tremenda oportunidad. Sabemos que la economía digital ya está aquí, entonces, desarrollemos las variables blandas, la creatividad, ahí están nuestras oportunidades.