Retorno a las oficinas: ¿Estamos preparados?

teletrabajo.jpg

Por Pablo Torija, Gerente de Outsourcing de Tecnología (OTIC) de Adexus

El escenario actual de pandemia, ha afectado a muchas empresas y organizaciones en todo el país. En los últimos meses, con el paso a la fase 3 correspondiente a “Preparación” en el “plan paso a paso”, ha permitido a colaboradores de múltiples empresas volver a sus labores de manera presencial, donde, sin duda, la principal preocupación ha estado puesta en identificar formas de facilitar y acelerar la reanudación de actividades.

Sin duda, volver al trabajo requiere tener en cuenta las necesidades y limitaciones de los empleados para promover el compromiso y la motivación. En este sentido, la reestructuración de los espacios ha sido clave en este sentido, para resguardar no solo la salud de los colaboradores, pero también las de sus familias y sociedad, por lo que desde
el inicio de la pandemia vemos como grandes empresas, organizaciones y otras compañías se han sumado a dicho cambio aplicando teletrabajo o modificando sus espacios integrando control de aforo, cámaras termográficas y otras soluciones de sanitización.

A esto, soluciones como las que provee ecoVIOX en conjunto con nuestra compañía, permiten mantener una cierta seguridad a la hora de trabajar en espacios públicos, capaz de eliminar el 99,9% de los virus y bacterias 24hs los 365 días del año. Sin duda estas tecnologías usadas actualmente, en fase 3, seguirán persistiendo por un largo tiempo, incluso en la denominada “Apertura inicial” (fase 4), de manera a siempre velar por la seguridad de las personas, donde la flexibilidad y digitalización de las empresas deberán ser claves a la hora de dar continuidad al negocio.

El Covid-19 ha cambiado de concepto en el modelo de trabajo que garantizará que nada vuelva a ser igual que antes, donde el trabajo a distancia seguirá siendo un aliado de la actividad presencial. Mientras tanto, algunas empresas están ofreciendo el trabajo remoto como forma de mantener las actividades de los colaboradores. Sin embargo, la pérdida del sentido de pertenencia a una comunidad, como la desaparición de los límites entre la vida profesional y privada, o el hecho de no contar con el mobiliario y la tecnología adecuados son aspectos que inclinan la balanza a favor de trabajar en la oficina en lugar de trabajar en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top