Mujeres y privacidad online: ¿cómo y por qué debemos resguardarla?

Andrea-Fernandez.jpg

Por: por Andrea Fernández, gerente general SOLA de Kaspersky Lab, la empresa global de ciberseguridad de origen ruso. 

Las complejidades que enfrentan las mujeres día a día en el ámbito personal, social y laboral por el solo hecho de ser mujer son de conocimiento público. Nadie puede negar que para nosotras existen restricciones y riesgos de distintos tipos, los cuales -afortunadamente en el último tiempo y a nivel legislativo, empresarial y como sociedad latinoamericana- se han buscado identificar y derribar mediante la concientización y promoción de nuestros derechos como individuos. Uno de ellos es el de la privacidad e intimidad, no solo en la vida real, sino también en el plano virtual.

Recientemente se dio a conocer en el denigrante caso del portal Nido.org que operaba hace al menos dos años, y donde anónimos compartían imágenes íntimas e información personal de mujeres jóvenes -entre 16 y 24 años- con el fin de extorsionarlas. Entre los más de 10 mil inscritos en el portal existían, incluso, usuarios que hacían llamados explícitos a planificar secuestros y amedrentamientos. El caso ha corroborado que la información personal de mujeres de nuestro entorno, tales como fotos y videos de desnudos o conversaciones privadas de connotación sexual, puedan ser viralizadas fácilmente y que esto es un problema real que atenta contra la dignidad femenina.

En una nueva conmemoración del Día Internacional de la Mujer, que celebramos este 8 de marzo, las invito a evitar riesgos innecesarios y reforzar la privacidad online. Según un estudio regional desarrollado por Kaspersky Lab y la consultora de estudios de mercado CORPA, el 26% de las chilenas se ha tomado fotografías o grabado en alguna situación íntima con su dispositivo móvil, y el 32% de las propias encuestadas ha publicado o enviado material de este tipo a su pareja o amigos.

Se engaña quien piensa que esos videos o fotos íntimas no pueden ser viralizadas: el 5% de las consultadas en el estudio admite que un tercero ha difundido fotos íntimas suyas. Seamos claros: no hay nada malo en compartir intimidades con personas de confianza. El problema ocurre cuando esas personas divulgan información sin la aprobación de su dueño, ya sea por broma o por venganza. Por ello, te doy un consejo antes de decidir pasar por esa experiencia: comparte material personal solo si tú quieres y no de manera obligada. Evalúa los riesgos y -luego- continúa o desiste.

También necesitamos hacer una autocrítica: en promedio, el 24% de las chilenas se ha arrepentido de difundir imágenes vergonzosas propias o de otra persona en fiestas o situaciones sociales, y el 21% lo ha hecho tras publicar comentarios negativos hacia otros usuarios referentes a personalidad, raza o sexo. Ante esto, si no estás segura que lo que compartirás con otras personas no generará consecuencias negativas, te sugiero simplemente no hacerlo. Reflexiona antes de escribir una opinión o de viralizar una imagen que podría afectar a otro. Ten en cuenta que la difusión de videos o fotos íntimas sin consentimiento es un delito en varios países.

Otro comportamiento sobre el que es necesario reflexionar es la entrega de contraseñas. De acuerdo al sondeo, el 45% de las consultadas ha compartido la clave de acceso a sus dispositivos móviles y el 7% asegura que la persona con quien comparte su contraseña revisa su celular sin su consentimiento. Por ello, sé cautelosa y no facilites tus claves a nadie.

En síntesis, para resguardarnos de posibles filtraciones de nuestros datos personales, es vital educarnos sobre los riesgos que implica exponer abiertamente nuestra vida digital y alejarnos de ellos, algo similar a lo que pasa cuando evadimos ciertos caminos de noche por miedo a que nos asalten, o cuando evitamos ingerir alcohol si vamos a conducir. Cuidar la privacidad online es hoy algo crucial.

Finalmente, te insto a reportar cualquier tipo de abuso que sufras tanto en tu vida diaria como en Internet. En la actualidad, existen discusiones sobre cómo endurecer las leyes para sancionar ciberdelitos, y la denuncia es la mejor arma para acelerar la aprobación de normativas que nos mantengan protegidas y garanticen nuestra seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top