La transformación digital no es un tema tecnológico, sino de negocios

Foto_Rodrigo-Parreira2-1.jpg

Por Rodrigo Parreira, CEO de Logicalis para América Latina

Comprender rápidamente el mundo nuevo que se nos avecina post pandemia, es una de las tareas más importantes que tienen las organizaciones si es que quieren superar esta crisis. Ya no se trata de seguir pensando si la tecnología puede ser o no, un aliado estratégico, sino que simplemente estamos hablando de que la transformación digital es esencial y clave dentro de la estrategia de negocios de una empresa.

Desde mi experiencia, puedo decir que llegué hace doce años a Logicalis, y durante todo este tiempo he podido ver cómo se ha transformado el mercado de las tecnologías. Hoy, las tendencias tecnológicas ya están dadas: cloud computing, automatización, inteligencia artificial y seguridad informática. El punto de inflexión estará en la velocidad y desarrollo de estas tendencias en cada organización.

Asimismo, es clave que las empresas que quieran actuar en ese proceso comprendan que necesitan un fuerte componente consultivo para vislumbrar el desafío de las necesidades del cliente y traducir cuáles son las soluciones tecnológicas capaces de soportar su evolución.

El boom del teletrabajo

Durante este periodo de aislamiento social y cuarentenas obligatorias en gran parte del continente, hemos podido observar cómo diversas organizaciones se han visto obligadas a implementar el trabajo remoto para asegurar la continuidad operativa de sus procesos.

La productividad de los trabajadores de un banco importante en Brasil, por ejemplo, en el home office creció un 30% desde el principio de la pandemia y quizás no vuelvan más a las oficinas.

Lo interesante es que el teletrabajo visibilizó la importancia de evolucionar y dejar atrás los miedos de incluir nuevos mecanismos que permitan solventar los negocios. Lo que vamos a ver es una enorme oportunidad de productividad si implementamos los procesos de transformación digital de manera adecuada. Creo firmemente que una vez que superemos esta emergencia sanitaria, entraremos en un mundo más intenso en tecnología, conectividad, interacción, automatización, equipos, infraestructura, cloud, inteligencia artificial y, muy especialmente, de necesaria ciberseguridad.

Todos estos temas estarán conectados y serán componentes fundamentales de las arquitecturas tecnológicas. Aquellas organizaciones que sean capaces de estructurarse en base a estos elementos serán las ganadoras, y su propuesta de valor se robustecerá a medida que pase el tiempo, consiguiendo una necesaria diferenciación en un mercado cada vez más competitivo.

Covid-19: inclusión rápida de tecnologías en Latinoamérica

La rápida propagación del coronavirus produjo que millones de empresas alrededor del mundo tuvieran que cerrar sus lugares físicos para resguardar la salud de las personas. Esta situación, como hemos venido diciendo, trajo consigo la urgente necesidad de incluir y acelerar la inclusión de tecnologías para no quebrar.

La pandemia, especialmente en Latinoamérica, aún no vive su peak. Esta situación, como lo han anunciado las autoridades económicas, traerá consecuencias graves: recesión mundial. ¿Cómo podemos enfrentar los meses que se vienen? Con tecnología. Creo en cuatro pilares fundamentales que revisten una Transformación Digital: Cloud, IoT, Inteligencia Artificial y Ciberseguridad.

Sin embargo, toda esa transformación tiene que estar instalada sobre una infraestructura adecuada. Con esto debemos entender que la Transformación Digital no es un tema tecnológico, sino que de negocios. Para ello, es fundamental comprender la realidad del negocio del cliente para desarrollar una propuesta de valor con base en la Transformación Digital.

Momento clave: tiempo de transformación

Sí, es un momento de transformación en la manera de hacer negocios. Por ende, resulta indispensable repensar y resignificar las estrategias y enfoques. Algunos de los paradigmas desaparecerán y nuevos aparecerán. Tendremos que construir nuevos impactos sobre esas cadenas de valor que estaban estructuradas basadas en el paradigma anterior, porque algunas cosas dejan de tener sentido.

Más allá de decir si las empresas de Latinoamérica están preparadas para asumir los nuevos desafíos, yo diría que no hay mucha opción, deben enfrentarlos. Aquellas que no lo hagan, simplemente van a desaparecer, esto es la evolución natural. Si uno piensa, las empresas no son muy distintas que los animales, hay cambios del ecosistema y hay algunos que se adaptan, otros que se adecuan y otros que mueren.

Quizá muchos pensaban que eran oportunidades nuevas para espacios de negocios, pero la digitalización pasa a ser una necesidad y las empresas de Latinoamérica van a tener que adecuarse muy rápidamente a esta realidad y deben, por tanto, invertir en estos procesos de transformación.

Una vez asumida toda esta información, hay que dar ese salto de calidad con nuestras organizaciones para no desaparecer. La tecnología avanza y tenemos que hacerlo con ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top