Inicio Noticias Paga+tarde permite a cualquier tienda electrónica ofrecer crédito instantáneo

Paga+tarde permite a cualquier tienda electrónica ofrecer crédito instantáneo

Paga+tarde es una compañía del grupo Digital Origin, especializado en soluciones fintech (de tecnología financiera), que ofrece financiación al consumo instantánea e integrada en el proceso de compra. Recientemente, ha firmado un acuerdo con IECISA-Informática El Corte Inglés, mediante el cual podrá llevar esta opción más allá del comercio electrónico.

Compartir

La cantidad de información que se encuentra en internet sobre los consumidores y sus hábitos de consumo es cada vez mayor, y las herramientas utilizadas para analizarla están cada vez más optimizadas.

Esta situación está favoreciendo la aparición y el desarrollo de compañías que ofrecen servicios financieros haciendo uso de toda esta información, denominada “big data“.

Una de ellas es Paga+tarde, que introduce “varias características diferenciadoras” con otras empresas “fintech” en España, según explica su director de Desarrollo de Negocio, José María García Amezcua, en una entrevista a EFEempresas.

La compañía pertenece al grupo Digital Origin, especializado en la financiación y concesión demicrocréditos al consumo. Digital Origin lleva dos años y medio ofreciendo crédito a través deQbueno.es, y ya han concedido más de 110 millones de euros, con unas 500.000 operacionesregistradas en el último año.

Funcionamiento de la plataforma

Paga+tarde ofrece al consumidor la posibilidad de aplazar los pagos de sus compras en un número de cuotas de su elección, de forma casi instantánea y en “tiempo real”.

No hay límite en la cantidad a financiar, ni máximo ni mínimo, el único límite es de momento el plazomáximo de amortización, que está establecido en doce meses.

Amezcua explica que el sistema pide “muy pocos datos” en el proceso de compra: nombre completo, dirección, DNI, fecha de nacimiento y situación laboral.

Una vez facilitados, se desarrolla “todo un proceso de toma de decisiones a partir de un algoritmo propio”, que mediante análisis de información recogida de internet (big data) y de varias bases de datos, es el que decide si la persona es apta o no para recibir el crédito.

“Hay múltiples variables que influyen en la decisión y ninguna es definitiva, es el conjunto de los datos lo que resulta determinante”, relata el director de desarrollo de negocio de Paga+tarde.

“Es el conjunto de datos lo que determina la concesión del crédito o su denegación”

La fiabilidad del algoritmo está determinada por sumadurez, y la experiencia adquirida a través de Qbueno.es hace que el sistema “esté muy desarrollado y tenga un proceso de toma de decisiones muy ágil”.

A la hora de realizar el pago, la plataforma muestra lascondiciones del préstamo, y a continuación se solicita la introducción del número de una tarjeta de débito, en la que se carga la primera cuota en ese mismo momento.

No se puede realizar el pago con tarjeta de crédito porque “sería superponer un crédito sobre otro y esto lo prohíbe la normativa de VISA y Mastercard”, aclara Amezcua, y añade que “el comercio recibe el importe de la compra al día siguiente de la misma”.

En cuanto al nivel de impagos que registra la plataforma, explica que es similar al de los préstamos al consumo concedidos de forma tradicional.

La gestión de estos supuestos la realiza la propia empresa, evitan utilizar los servicios de empresas derecobros o vender la deuda a terceros, porque “esto puede dar lugar a situaciones incómodas para el usuario”, y dañar así la imagen de la plataforma.

Acuerdo con IECISA – Informática El Corte Inglés

Paga+tarde llegó en agosto a un acuerdo mediante el cual se integra en el PaymentHub deConexFlow, la plataforma de pagos de IECISA – Informática El Corte Inglés.

Oficinas Digital Origin en Madrid. EFE/José Carlos Pedrouzo

Así, los comercios online que dispongan de dicha plataforma podrán ofrecer a sus clientes la posibilidad de financiar sus pagos mediante Paga+Tarde.

ConexFlow es una solución “omnicanal” que está presente en más de 100.000 puntos de venta, entre los que se incluyen comercio presencial, desatendido, comercio electrónico, call center, etcétera, y procesa más de tres millones de transacciones al día.

Digital Origin adquirió el año pasado Pagantis, una entidad de pago que está autorizada y regulada por el Banco de España. Esto permite a Paga+tarde efectuar los cobros directamente con los procesadores de las tarjetas, mientras que otras compañías similares “tienen que conectarse mediante un banco, como si fueran ellos el comercio”.

La confianza que ofrece “el hecho de que Paga+tarde sea una entidad regulada y que cuente con el ‘know how’ del grupo Digital Origin” ha sido fundamental en la consecución de este acuerdo, en palabras del director de la unidad de negocio Electronic Payment Systems de Informática El Corte Inglés,Lorenzo Castillo.

Negocio, fintech y regulación

Paga+tarde obtiene sus beneficios de los intereses abonados por el aplazamiento, así como de unacomisión que se cobra al comercio. Este cobro se hace en función de “una inversión en tecnología que ponemos a disposición tanto del comprador como del comercio, al que aportamos un valor añadido”, explica.

El servicio Paga+tarde comenzó a funcionar en julio de 2015, y el crecimiento ha sido “exponencial, con más de 80 comercios electrónicos trabajando actualmente con la plataforma”, la previsión es de contar con unos 200 al terminar el año.

“La regulación del fintech beneficiaría al sector, permitiendo su crecimiento, y también al consumidor”

En opinión de Amezcua, las empresas fintech estánmejorando sistemas o procesos que ya existen,agilizándolos. Pueden hacerlo porque son “empresas más pequeñas que los bancos, con más cintura, y muy especializados en tecnología”.

El entorno fintech “juega con la fina línea de la regulación y los vacíos legales que existen en España”, aunque en Digital Origin intentan que su desarrollo de negocio “quede en la parte regulatoria y supervisada”.

Para el director de negocio de Paga+tarde es importante que el gobierno y los reguladores desarrollen laregulación del sector, lo que facilitaría que “haya más players”, algo que finalmente beneficiaría al consumidor.

Además, traería “mayor agilidad y facilidad al desarrollo del fintech en España”, apunta Amezcua. Hay “mucho talento en España, y el fintech es una industria en crecimiento que debería poder aportar mucho a la economía española”, concluye.