Inicio Noticias Otro banco es posible: la experiencia belga del New B

Otro banco es posible: la experiencia belga del New B

Compartir

En menos de dos meses ha conseguido 40.000 cuentas. New B es una apuesta: “Otro banco es posible”.

Una apuesta de banco anti-banco que ha conseguido seducir a una parte de la sociedad civil belga, que desde marzo de 2013 está comprando participaciones a 20 euros. New B es el nombre de un banco ético y cooperativo que está arrasando en Bélgica, aseguran en la publicación internacional francesa Myeurop.com.

El periodista Marco Bertolini firmaba el pasado 7 de agosto de 2013, desde Maastrich, un artículo sobre este banco que en su manifiesto (Por un banco por y para los ciudadanos) “defiende valores olvidados por los bancos tradicionales: un banco que quiere romper con las malas costumbres del pasado y que predica valores como sobriedad, simplicidad, inserción social, sostenibilidad y trasparencia, anclado en la economía local y que promete un abanico de salarios que nunca excederá de cinco” (el salario más alto no será más de cinco veces mayor que el más bajo).

El proyecto se ha montado a partir de más de medio centenar de ONG, asociaciones y sindicatos (que en la fecha del artículo ya habían llegado a 89) que han suscrito participaciones. Y, sobre todo, a partir de los primeros 40.000 ciudadanos que han decidido ingresar sus ahorros en el New B, el primer banco cooperativo creado en el “plat pays” que cantaba el inolvidable Jacques Brel. “Nadie te sirve mejor que tu mismo”, titula la noticia la agencia de prensa Belga, utilizando uno de los refranes más socorridos del país.

En su página de Internet, con palabras muy sencillas que todo el mundo puede entender, y muchos asumir, la promoción de New B se dirige a las familias, los pensionistas y el hombre de la calle. “Los bancos mueven demasiado dinero con el que se podrían hacer muchas cosas. ¿Es un sueño querer que lo utilicen con buen criterio? ¡Porque hacen que todo parezca tan complicado…! Yo quiero simplicidad, un banco honesto que pueda entender… New B es un banco en el que cuenta mi voz, donde puedo elegir que se va a hacer con mi dinero. Porque, evidentemente, prefiero que mi dinero financie la escuela de mi hijo que las industrias dañinas”.

¿Qué es un banco cooperativo?: “Un banco que ha cambiado de paradigma, que responde a una lógica distinta de la búsqueda desenfrenada del beneficio a corto plazo- explica Bernard Bayot, presidente de New B al periodista Laurent Mathieu- Es un banco que pertenece a sus clientes y no tiene un accionariado externo, al que hay que remunerar. Si tiene beneficios se reparten entre los clientes, lo que representa la mejor relación calidad/precio que puede concebirse”.

Además, “los clientes tendrán oportunidad de decidir la orientación de su banco eligiendo, cada año si quieren invertir, por ejemplo, en guarderías, energías renovables u otros sectores”.

 Bernard Bayot, procede de la Red de Financiación Alternativa, una agrupación de organizaciones creada en 1987 y dedicada a promocionar la importancia de la economía solidaria. El equipo inicial, de diez personas (que ahora son quince) puso en marcha una campaña informativa en la prensa, el pasado mes de marzo de 2013, explicando que esperaban contar con 10.000 suscriptores en julio… lo que, para su sorpresa, consiguieron hacer realidad en tan solo 48 horas.

New B tiene la ambición de ser “un auténtico banco y ofrecer todos los servicios habituales, desde la cuenta corriente a inversiones industriales, pasando por la libreta de ahorro”: “vamos a ofrecer todos los servicios que quieren los ciudadanos… Invertiremos localmente… usted tendrá tanto que decir como un sindicato o cualquier otro cooperativista: eso es la democracia económica”.

Fuente: Periodista-es.com