Inicio Noticias La nueva amenaza que Amazon presenta a los supermercados

La nueva amenaza que Amazon presenta a los supermercados

Fuente: www.infobae.com

En los dos últimos años el gigante del comercio electrónico forzó cambios en las operaciones de Walmart, Target, Kroger y otras tiendas minoristas, que debieron invertir en tecnología y reducir ganancias para ofrecer entrega a domicilio. Ahora la presión aumentará Eso implicó modificaciones en su personal, la organización física de las tiendas y la página de internet. Walmart redujo la cantidad de inauguraciones: el año pasado anunció menos de 10 nuevos locales en 2019, mientras que se disponía a duplicar la cantidad de puntos para delivery en el mismo día.

La influencia de Amazon en los Estados Unidos ha afectado el envío a domicilio y los precios en muchas áreas, incluidas las tiendas de comestibles. Con la compra del supermercado Whole Foods y el lanzamiento de AmazonFresh, su servicio de delivery de toda clase de alimentos (envasados, desde luego, pero también frutas, vegetales, carnes y demás productos frescos) impuso una fuerte presión. Que ahora quiere aumentar.

«El gigante del comercio electrónico planea lanzar tiendas de comestibles en las ciudades, que podrían ofrecer un espectro de mercancías», reveló The Wall Street Journal (WSJ). «Amazon tiene un cronograma enérgico para la inauguración de las tiendas, con la primera apertura tan pronto como a finales de 2019». Decenas de comercios de la empresa de Jeff Bezos se comenzarán a ver en ciudades como Los Ángeles, Chicago y Washington DC.

Según el análisis del periódico, el objetivo de la expansión son los productos de higiene y belleza, que «representan una pequeña parte de las ventas de supermercados pero tienden a ofrecer mayores ganancias». Al solicitar renta de propiedades que no limiten el rango de mercancías, se espera que cosméticos, productos para la piel y el cabello y neutracéuticos estén incluidos.

«Amazon ha expandido su despliegue de esos productos en varias marcas», agregó WSJ. «Los de salud y cuidado personal son la fuente principal de ventas en línea de bienes para el consumidor en Amazon, con aproximadamente USD 5.000 millones en ventas el año pasado».

El tamaño de las tiendas será más pequeño que la mayoría de los supermercados tradicionales pero más grandes que los almacenes o bodegas, lo cual sugiere que podrían implicar una amenaza para Walmart, Target y Kroger, entre otras grandes marcas.

En los dos últimos años esas empresas han cambiado mucho de sus operaciones precisamente por la presión de Amazon. «Walmart, Target y Kroger, por ejemplo, han acelerado las inversiones en tecnología y las estrategias de venta en línea, y en algunos casos han sacrificado ganancias para ofrecer entrega a domicilio y recolección digital en una cantidad creciente de mercados», observó el artículo.

Eso implicó modificaciones en su personal, la organización física de las tiendas y la página de internet. Walmart redujo la cantidad de inauguraciones: el año pasado anunció menos de 10 nuevos locales en 2019, mientras que se disponía a duplicar la cantidad de puntos para delivery en el mismo día.

Kroger, la cadena de supermercados más importante de los Estados Unidos tanto por la cantidad de puntos de venta como por sus ingresos, también redujo los planes para nuevas tiendas. Agregó WSJ: «La empresa también está gastando decenas de millones de dólares para construir una red de almacenes automatizados para servicios de venta de alimentos en línea, mientras se trata de expandir hacia mercaderías masivas de mayores márgenes con una línea de ropa».

Según el periódico de negocios, la decisión de Amazon dificulta un momento ya difícil en una industria de USD 1 billón, afectada por márgenes bajos y extrema competencia. «Los abastecedores han luchado por mantener a los clientes en las tiendas, mientras que la entrega a domicilio rápida y económica de Amazon ha mordido las ventas de artículos de larga duración y mercancías voluminosas de los supermercados», señaló.

WSJ describió la iniciativa de Amazon por desarrollar una presencia física como algo de largo plazo; en un momento, señaló, llegó a estimar unas 2.000 tiendas de diferentes formatos. Bezos apuesta así a que los comestibles y los productos de cuidado personal, cuyas ventas online sólo representan el 5% del total, se mantenga como característica de ese rubro.