Inicio Noticias La inteligencia artificial, el impulso que Apple necesita para depender menos del...

La inteligencia artificial, el impulso que Apple necesita para depender menos del ‘iPhone’

Fuente: www.eleconomista.es

Cada vez que Apple saca al mercado un nuevo iPhone el lanzamiento se convierte en un evento de alcance mundial. Algunos analistas esperan que éste sea el mejor año de la historia del teléfono inteligente que hace años arrebató al Mac su posición como emblema de la compañía -de hecho, hay expertos como Ian Fogg de IHS Markit que anticipan unas ventas de 89 millones del iPhone X en el actual trimestre-.

“Apple está principalmente en el negocio de vender aparatos frente a la venta de espacio publicitario como hacen sus rivales Facebook y Google, quienes utilizan los datos de los usuarios en la nube con el fin de aumentar el vínculo de sus consumidores con sus plataformas”, concluye el equipo de investigación de CBInsights, compañía especializada en el análisis de datos por medio del aprendizaje automático o machine learning.

De sus averiguaciones se desprende que Apple ha cedido terreno a Google y Amazon en el aprendizaje automático y dispone de una cartera de patentes relativamente débil. Sin embargo, es una tecnología difícil de ignorar. “Las compañías usan hoy la inteligencia artificial para analizar interacciones en redes sociales y smartphones, predecir beneficios empresariales más rápido que los analistas y descifrar el sentimiento de los ejecutivos a partir de documentos”, escribe Nishant Kumar en Bloomberg.

Las indagaciones de los investigadores revelan que Apple buscaba contratar más expertos en hardware que en software a finales de 2016: un 34% frente al 28% de más de 7.000 ofertas. Además, en la comunicación con sus accionistas el iPhone ha dominado la conversación junto al iPad, los AirPods y el Apple Watch, así como India, un país donde expandirse y compensar la desaceleración en China y Estados Unidos.

En busca del próximo éxito

La compañía de Cupertino es la firma del sector tecnológico que más valor acumula en bolsa, en torno a 860.000 millones de dólares -por delante de Alphabet, cuya capitalización es un 21% inferior, y de Microsoft, Facebook y la china Tencent-. La empresa que preside Tim Cook ha aumentado su capitalización bursátil más que ningún otro componente de elMonitor, la herramienta de ideas internacionales de elEconomista, y su rentabilidad se acerca al 58% desde su incorporación hace dos años. Los analistas que la siguen estiman un beneficio neto en el primer trimestre de 2018 (octubre a diciembre) de 19.420 millones de dólares, un 8,5% más que en el mismo periodo de 2017, según el consenso de mercado que recoge FactSet.

En general, los datos muestran una cierta dependencia de la compañía de sus aparatos electrónicos, pero ¿hacia dónde se dirige Apple? Como deben de estar preguntándose en los círculos de Sillicon Valley, ¿cuál es su next big thing?

“La inteligencia artificial es el talón de Aquiles de Apple, y la compañía está recurriendo a las adquisiciones para apuntalar sus esfuerzos en este área”, explican desde CBInsights. Para remediarlo, la firma de la manzana se ha ido de compras. “Ocupa el segundo lugar en la clasificación de las empresas que más startups de inteligencia artificial adquieren”, añaden.

Las últimas operaciones incluyen la plataforma de imágenes Regaind y Lattice Data y la compañía está diseñando su propio soporte físico basado en el procesamiento de gráficos (GPU) para iPhone -algunos analistas apuntan a más adquisiciones en este campo-. Aun así, su registro de patentes da una idea de por donde van los tiros: desde 2009, 533 patentes están relacionadas con la ciberseguridad y 253, con la realidad aumentada frente a 22 de inteligencia artificial.

Hacia la realidad aumentada

Apple quiere ir más allá de la pantalla física del iPhone y los hologramas están aparentemente sobre la mesa. El registro de una patente en 2012 para crear un sistema tridimensional interactivo permitiría a los usuarios manipular imágenes tipo holograma en el aire, sin necesidad de llevar gafas especiales, “que han sido una barrera para la adopción de la realidad aumentada por los consumidores”.

Con todo, la compra reciente de Vrvana indica también que Apple tiene en mente el ámbito de las gafas y los cascos de realidad aumentada que se suman a las adquisiciones de tecnología de infrarrojos como PrimeSense. “Ya existe un ecosistema creciente para las aplicaciones de realidad aumentada, que están convirtiendo al iPhone en el aparato más usado para experimentar esta realidad”, apuntan desde CBInsights. Esto significa que se podrá ver cómo quedarían los muebles de una casa antes de instalarlos o que un niño podría proyectar puzzles en las paredes de su habitación, entre otras muchas cosas que ni por asomo imaginamos.