España: Hacienda propone un cambio tributario para las ‘fintech’ y el comercio electrónico

Fintech-20.png

Fuente: www.bbva.com

El Ministerio español de Hacienda publicó el 17 de enero su Plan Anual de Control Tributario y Aduanero para el 2019, el cual presenta varias novedades respecto a años anteriores. Además de ser especialmente ambicioso, señala las nuevas obligaciones de intercambio de información internacional y pone el foco de sus actuaciones en las nuevas tecnologías.

El Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de este año se caracteriza por reflejar el objetivo de Hacienda de adaptarse a las nuevas exigencias tecnológicas. De esta manera, el plan destaca la necesidad de profundizar en la regulación de tres sectores: las ‘fintechs’, el comercio electrónico y las criptomonedas.

Respecto a las ‘fintech’, el ministerio de María Jesús Montero realizará un estudio de dichas tecnologías “para evitar que su despliegue altere el grado de conocimiento que la Agencia Tributaria mantiene sobre la actividad económica, al tiempo que se analizan sus posibilidades para mejorar el servicio a los contribuyentes”.

Este propósito responde al hecho de que en el ámbito de las ‘fintech’, o nuevas entidades tecnológicas financieras,todavía hay una ausencia de regulación que cubra y gestione todos los servicios que éstas ofrecen. El fin es conseguir que este nuevo sector adquiera normas equiparables a las de la banca tradicional, la cual posee una robusta regulación.

Contra el fraude en internet

En cuanto al comercio electrónico, el plan hace hincapié en los nuevos modelos de distribución, ya que el constante crecimiento de este tipo de negocio ha impulsado el aumento de empresas que sustituyen al vendedor tradicional en el almacenamiento y en la entrega de los productos. En este sentido, la Agencia Tributaria destaca que en los últimos años han florecido nuevas actividades como la “triangulación de envíos”, en la que las ventas realizadas por una empresa son entregadas por otras, y “tiendas de tiendas” instaladas en páginas web.

Respecto a las ‘fintech’, el ministerio de María Jesús Montero realizará un estudio de dichas tecnologías “para evitar que su despliegue altere el grado de conocimiento que la Agencia Tributaria mantiene sobre la actividad económica, al tiempo que se analizan sus posibilidades para mejorar el servicio a los contribuyentes”.

Este propósito responde al hecho de que en el ámbito de las ‘fintech’, o nuevas entidades tecnológicas financieras,todavía hay una ausencia de regulación que cubra y gestione todos los servicios que éstas ofrecen. El fin es conseguir que este nuevo sector adquiera normas equiparables a las de la banca tradicional, la cual posee una robusta regulación.

Contra el fraude en internet

En cuanto al comercio electrónico, el plan hace hincapié en los nuevos modelos de distribución, ya que el constante crecimiento de este tipo de negocio ha impulsado el aumento de empresas que sustituyen al vendedor tradicional en el almacenamiento y en la entrega de los productos. En este sentido, la Agencia Tributaria destaca que en los últimos años han florecido nuevas actividades como la “triangulación de envíos”, en la que las ventas realizadas por una empresa son entregadas por otras, y “tiendas de tiendas” instaladas en páginas web.

Respecto a las ‘fintech’, el ministerio de María Jesús Montero realizará un estudio de dichas tecnologías “para evitar que su despliegue altere el grado de conocimiento que la Agencia Tributaria mantiene sobre la actividad económica, al tiempo que se analizan sus posibilidades para mejorar el servicio a los contribuyentes”.

Este propósito responde al hecho de que en el ámbito de las ‘fintech’, o nuevas entidades tecnológicas financieras,todavía hay una ausencia de regulación que cubra y gestione todos los servicios que éstas ofrecen. El fin es conseguir que este nuevo sector adquiera normas equiparables a las de la banca tradicional, la cual posee una robusta regulación.

Contra el fraude en internet

En cuanto al comercio electrónico, el plan hace hincapié en los nuevos modelos de distribución, ya que el constante crecimiento de este tipo de negocio ha impulsado el aumento de empresas que sustituyen al vendedor tradicional en el almacenamiento y en la entrega de los productos. En este sentido, la Agencia Tributaria destaca que en los últimos años han florecido nuevas actividades como la “triangulación de envíos”, en la que las ventas realizadas por una empresa son entregadas por otras, y “tiendas de tiendas” instaladas en páginas web.

Cabe señalar también que, en ocasiones, este tipo de negocios están establecidos fuera de España. Por esta razón, el plan de Hacienda sostiene que “es preciso garantizar que su tributación es la adecuada y que su actividad no distorsiona los precios en perjuicio del comerciante establecido en España, por lo que se continuará analizando este mercado, definiendo sus riesgos y controlando su actividad”.

Por otra parte, propone seguir analizando los nuevos medios de pago, por ejemplo los que se realizan a través de internet, para avanzar en su control y en la lucha contra el fraude. Además, pretende desarrollar medidas que establezcan las mismas obligaciones a todos los intermediarios en los mercados financieros, de manera que no sólo se vigile a los vendedores ‘online’, sino también la gestión de los envíos y el paso de éstos por las aduanas. Es decir, la meta de Hacienda es “servir de catalizadores de la actividad de otros operadores nacionales y extranjeros que, valiéndose de estas plataformas virtuales de mercado, consiguen una importante penetración comercial, no siempre acompañada de la correcta tributación directa e indirecta”.

Los riesgos de las criptomonedas

En relación con la inseguridad fiscal que se puede encontrar a la hora de realizar operaciones con criptomonedas, el Plan de Control Tributario de 2019 continuará consolidando las medidas propuestas en 2018. Se revisarán los datos conseguidos en 2018 relacionados con la compraventa de criptomonedas y se estudiarán nuevos métodos para obtener datos que aporten una información adicional e innovadora.

El sentido de estas prácticas es recopilar suficiente información para llevar a cabo “actuaciones de control con el objeto de garantizar la adecuada tributación derivada de la titularidad y transmisión de las monedas virtuales, así como del origen de los fondos utilizados en la adquisición de las mismas”. Con el desarrollo de dichas medidas, Hacienda cada vez estará más cerca de evitar que las criptomonedas se puedan utilizar para actividades ilícitas, como el blanqueo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top