Inicio Noticias En México la baja bancarización impulsa sistemas móviles

En México la baja bancarización impulsa sistemas móviles

Compartir

La brecha entre la penetración de los servicios bancarios y la telefonía celular en el país representa una oportunidad para el crecimiento de las transacciones financieras a través de móviles.

Mientras que uno de cada cuatro mexicanos tiene acceso a servicios financieros, nueve de cada 10 cuenta con servicios de telefonía móvil con potencial de realizar transacciones desde SMS, internet, y hasta tecnologías Near Field Communication en un futuro.

“Plataformas como el pago móvil llenan un hueco que los proveedores de servicios bancarios no están prestando”, dijo Ariel Olivares, director asociado de la firma de análisis The Competitive Intelligence Unit (The CIU), durante el foro Mobile Commerce Mexico & Central America Summit 2012.

Para Jorge Sánchez Barceló, gerente de Banca Móvil de Banorte, la estrategia en móviles permite llevar los servicios financieros de forma multicanal a cualquier lugar donde se encuentren los clientes.

Detalló que actualmente cuentan con 150,000 clientes de Banca Móvil, con un millón de transacciones al mes para finales del 2011.

“El canal móvil llego para quedarse. Aún se tiene que romper el paradigma de nuestros clientes para que se acerquen a los medios móviles, pero esperamos la consolidación de aquí a tres años”, afirmó.

Interoperabilidad y normatividad

Uno de los factores para el éxito de los sistemas móviles en las transacciones comerciales y financieras es la usabilidad entre distintas plataformas tecnológicas, operadoras móviles e instituciones bancarias.

“No se debe depender de una sola tecnología, de un solo operador de telefonía y no depender de un banco, es necesaria la interoperabilidad en las instituciones financieras”, comentó Carlos Ramos, gerente de Innovación GS1 México, por lo que se debe buscar la homologación de estándares, procesos y comisiones.

También los avances en materia regulatoria jugarán un papel importante para proteger la información y los recursos de los usuarios, y crear un ambiente de competencia sano para el desarrollo de estos modelos tecnológicos en el sistema financiero.

El director general de Supervisión de Riesgo Operacional y Tecnológico de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Benjamín Bernal, destacó que la normatividad actual contempla límites transaccionales y mecanismos de seguridad como cifrados en la transmisión de datos a través de plataformas celulares.

Pero Roberto Carballo, experto en telecomunicaciones, consideró que hay ejes sobre los que la normatividad deberá poner especial atención en torno a los sistemas móviles: nuevos sistemas de autenticación para evitar la suplantación de cuentas bancarias, regulación de precios, calidad y compatibilidad de los servicios, normas específicas a los bancos de nicho y las billeteras móviles, que actualmente están desreguladas.

Fuente: El Economista, México