En el ‘fintech’ sí hay negocio

En el ‘fintech’ sí hay negocio

Las soluciones tecnológico-financieras se presentan como una oportunidad para emprender. Sin embargo, solo el 34% de los profesionales financieros en las pymes conoce el término.

Compartir
Margarita Verdier, responsable del Observatorio de eCommerce y transformación digital del Foro de Economía Digital.

Surgen nuevas necesidades para que las mentes emprendedoras de nuestro país ofrezcan todo su potencial. El llamado fintech, acrónimo del término inglésfinancial technology, se puede definir como el conjunto de soluciones que utilizan la tecnología para prestar servicios financieros y en estos momentos, se posiciona como uno de los sectores con más y mejores oportunidades de negocio.

Margarita Verdier, responsable del Observatorio de eCommerce y transformación digital de Foro de Economía Digital (FED) Business School, cree que elfintech “engloba muchas cuestiones, siempre que se use la tecnología y la innovación para ofrecer servicios financieros”. Las opciones van desde el asesoramiento online, inversión y préstamo de capital, a gestión de divisas o distribución de productos en las finanzas, entre otros.

Y no son pocas las empresas que ya triunfan aquí, por ejemplo, la plataforma de créditos para empresas Spotcap o el portal Paga+Tarde.

Para Verdier, el sector “es una tendencia en alza en nuestro país ya que cada vez resulta más necesario disponer de soluciones financieras ágiles que respondan a las necesidades de las empresas”, explica. Cada vez más emprendedores españoles encuentran un lugar donde situar negocios de reciente creación.

Pero según el informe Fintech Captio & Asset, “sólo el 34% de los profesionales de las finanzas de las pymes y el 30% de las grandes corporaciones, conocen el término y lo que implica”.

Lo que hay que tener en cuenta

Conocer la regulación: Antes de emprender a través de unafintech, desde FED recomiendan tener en cuenta la legislación. España está aún esperando una regulación clara en este ámbito, lo que “sumado a otras trabas administrativas, hace que estemos en desventaja en comparación con otros países, como por ejemplo Reino Unido”, explican. Pese a todo, no es imposible emprender en este ámbito y son muchas las personas que ya lo han hecho.

Encontrar el nicho de mercado: Este sector engloba muchos ámbitos siempre que se use la tecnología y la innovación para ofrecer servicios financieros. En España está aún por explotar, pero se recomienda hacer un análisis de mercado y conocer las necesidades. “Una gran característica a la hora de innovar enfintech es la creatividad del empresario”, matizan los expertos. Para ello, lo mejor es “estar al corriente de las tendencias del mercado, conocer el público al que va dirigido el servicio y hacer que funcione de manera intuitiva, clara y cómoda”, añaden.

Fuente de financiación: Otro aspecto útil a tener en cuenta a la hora de emprender en este ámbito, es saber dónde buscar financiación. Desde Foro de Economía Digital señalan que “tanto la financiación pública, que tiene mucha competencia, como la privada, mediante bancos, pueden resultar una opción interesante para muchos emprendedores”. Destacan también “opciones interesantes para los emprendedores como el crowdfunding, los business angels o plataformas de financiación”.

Demostrar con hechos: Pero ¿cuándo es el mejor momento para buscar financiación? Desde FED invitan a “probar el modelo de negocio antes de buscar financiación, conocer bien el mercado para así mostrar a los inversores que la nuestra es una idea factible”. Igualmente, es conveniente contar con una cartera de clientes, por pequeña que sea. “Hay que ser capaz de demostrar que hay gente interesada en utilizar nuestro servicio o comprar nuestro producto”, apuntan. Esta es la mejor carta de presentación a la hora de buscar financiación.

No escatimar en storytelling: “Para seducir a posibles inversores, es crucial saber cómo presentar correctamente las ideas”, advierten los expertos, ya que “se dan situaciones en las que las buenas ideas quedan en un segundo plano por problemas de comunicación”. El emprendedor debe buscar su valor añadido para diferenciarse del resto y captar la atención de los inversores. Así mismo, es importante que las ideas se presenten de manera clara y concisa.