Inicio Noticias D&S y Cencosud aumentan restricciones para entregar sus tarjetas de credito

D&S y Cencosud aumentan restricciones para entregar sus tarjetas de credito

Compartir

Fuente: La Segunda 

La posibilidad de que la inflación y el desempleo sigan aumentado de la mano de la desaceleración económica, está llevando a las casas comerciales y supermercados que tienen tarjetas de crédito propias a pensarlo dos veces antes de abrir una nueva cuenta y a frenar el ritmo de expansión que traía su negocio crediticio.

Eso al menos está ocurriendo con dos de los operadores de tarjeta de crédito no bancarios más importantes del país: Presto (ligado a D&S de la familia Ibáñez) y Más (del grupo Cencosud perteneciente al empresario Horst Paulmann). En conjunto, ambas mantienen colocaciones por US$?1.650 millones.

Tras participar en un seminario sobre innovación en el retail financiero organizado por Icare, los gerentes de ambas entidades, Elías Ayub (Presto) y Patricio Rivas (Más) reconocieron que han aumentado las restricciones para entregar nuevas tarjetas, elevando los puntajes necesarios para acceder a sus respectivos plásticos.

Nos preocupa la situación de la economía a nivel nacional, porque obviamente que si hay IPC y desempleo más alto, puede complicar, pero hasta ahora estamos manejándonos bien. Hay que trabajar en ese sentido y hemos tomado algunas medidas respecto de los nuevos clientes: hemos desacelerado nuestro crecimiento en el negocio de tarjetas, poniendo filtros más estrictos para las nuevas tarjetas. Hoy cuesta más tener una tarjeta Presto que el año pasado”, sostiene Ayub.

En nuestro caso, las políticas de crédito han sufrido ajustes menores. Hace tiempo que venimos trabajando el desarrollo de los clientes con políticas responsables. Ha sido una política de la empresa no sobreendeudar a los clientes ni venderles más de lo que puede soportar su capacidad de pagos”, agrega Rivas.

Si la inflación continúa incrementándose tendremos que ser un poco más exigentes en la administración del crédito”, advierte mientras cuenta que los ajustes se han dado básicamente en los nuevos clientes.

Riesgo acotado

Ambos coinciden en que el sobreendeudamiento no es un tema que todavía preocupe y que pese a las mayores restricciones para entregar crédito —decisión también adoptada por los bancos— sus niveles de riesgo y morosidad se han mantenido estables o incluso han disminuido en los últimos 4 ó 5 años.

“El riesgo de nuestra cartera —1 millón 800 mil tarjetas vigentes— ha disminuido en los últimos 4 años. En el último lo hemos logrado mantener, aunque en la industria se nota una situación un poco más compleja”, sostiene Ayub.

Morosidad entre 4,2% y 6,5%

Consultado por los índices de cartera vencida superior a 90 días, Ayub reveló que en el caso de Presto el índice llega a un 6,5% del total, “cifra que ha disminuido notoriamente respecto de lo últimos 4 años. Y esperamos que no crezca por las medidas que estamos tomando”.

En el caso de Más, Rivas afirma que en los últimos 5 años ha estado muy estable en torno al 4,2% del total de sus colocaciones. “Y tenemos niveles de provisión que son casi dos veces la mora sobre 90 días”, destaca. “Estamos muy tranquilos. Cencosud en ese sentido es muy conservador”, enfatiza.

No vemos un foco importante de sobreendeudamiento, pero puede que un pequeño segmento de 1% o 2% de la cartera, quizás ha aumentado su deuda más allá de lo que corresponde”, agrega Rivas.

El ejecutivo también destaca el bajo nivel de las colocaciones promedio: “Nuestra deuda promedio es de $?230 mil, mientras en los créditos de consumo de la banca, el ticket promedio es de $?3 millones”.