Inicio Noticias ¿Cómo elegir el mejor dispositivo de almacenamiento para su empresa?

¿Cómo elegir el mejor dispositivo de almacenamiento para su empresa?

Compartir

Contar con un dispositivo que almacene información de forma confiable y con alta capacidad es una de las necesidades más importantes para las organizaciones. Sin embargo, son pocas las compañías que saben cuál escoger, dependiendo de sus estrategias de negocios. Es por eso que D-Link, una compañía líder en conectividad, entregó diversos consejos que se deben tener en cuenta al momento de elegir un dispositivo.

Lo primero que se debe decidir es el tipo de almacenamiento, el cual puede ser directo o en red y que sea flexible y eficiente. Cualquiera de estas opciones ayudará a mejorar el rendimiento de los sistemas de información en la compañía, mientras genera un ahorro importante de costos, tanto de capital como operativos.

Precisamente, aquellas redes de almacenamiento, como NAS y SAN ISCSI, son útiles para que cualquier organización pueda reducir riesgos, simplificar la administración de datos y monitorear los datos críticos de cada compañía. “Para tomar la mejor decisión, es importante tener en cuenta las necesidades inmediatas de cada empresa, la inversión para las soluciones tecnológicas se verá reflejado en las ventajas competitivas que se buscan alcanzar con esta implementación. Estos dispositivos no sólo permiten un ahorro a largo plazo, sino que mejoran la gestión de forma instantánea”, explicó Claudio Torres, gerente de D-Link Chile.

Actualmente existen diversos tipos de soluciones en el mercado, los cuales se adaptan a cada uno de los requerimientos empresariales:

  1. DAS (Direct Attached Storage): Es una solución para las pequeñas empresas y departamentos de archivos o backup. Los dispositivos están conectados a los equipos que procesan la información.
  2. NAS: Es una buena opción para entornos donde se alojan grandes volumen de archivadores de menor tamaño, ya que tiene un costo inferior al de otras alternativas de almacenamiento en red. Se conectan directamente a la red local de la empresa por servidores y/o estaciones de trabajo, a través de conexión LAN, tanto a nivel local como en remoto.
  3. SAN: En este caso, los dispositivos de almacenamiento están conectados a una red de alta velocidad, utilizando tecnología Fiber Channel. Con un costo mayor de implementación, es óptima para empresas que requieran un alto rendimiento, manejen grandes volúmenes de información y precisen frecuentes tareas de protección de datos.
  4. IP SAN: Presenta las mismas funcionalidades y ventajas que SAN, pero a un costo inferior y con mayor flexibilidad, esto se debe a que los dispositivos funcionan como parte de las redes Ethernet actuales.
  5. Híbridos NAS–SAN: Esta solución de almacenamiento es para compañías que necesiten, tanto soluciones NAS como SAN. Instalando sistemas híbridos las tareas de gestión y mantenimiento se verán simplificadas y los costos operativos reducidos.
  6. Cloud Storage: Se trata de una solución de almacenamiento como servicio, en el cual los sistemas están distribuidos en la nube, ya sea privada o pública.