Inicio Noticias Beacons, ¿la nueva revolución tecnológica?

Beacons, ¿la nueva revolución tecnológica?

Compartir

En los últimos años se ha hablado con mucha frecuencia de la geolocalización de los usuarios vía Internet o GPS y de sus grandes posibilidades para recibir recomendaciones de bares y restaurantes, o tan solo orientarnos en un mapa del móvil sobre una determinada dirección.

Plataformas como Foursquare han intentado explotar estas tecnologías, con el fin de servir de guías en ciudades a turistas para que encontrasen abundante información de museos o locales de ocio. Sin embargo, hasta ahora, los usos de la geolocalización han chocado con no pocas realidades adversas, como el gasto de la batería o el alto coste del roaming de datos en el extranjero, entre otros inconvenientes.

Los “beacons”, emisores de señales de corto alcance vía Bluetooth, podrían ser la solución. Incluso se habla de ellos como sustitutos de la tecnología NFC. Este artículo explica qué son los “beacons”, su gran potencial y sus ventajas con respecto a la geolocalización por GPS.

¿Qué son los beacons?

 Un “beacon” es un pequeño dispositivo -del tamaño de una moneda de 50 céntimos de euro- que emite una señal en la onda corta de la tecnología Bluetooh, cuyo alcance máximo es de 50 metros. La señal, que se compone de tres valores numéricos, es única para cada aparato y puede ser localizada por otro dispositivo rastreador.

El significado de beacon en castellano es “baliza”, un término que se usa en la navegación marítima para definir las señales lumínicas que se emiten de noche y que los barcos pueden emplear de referencia. En tecnología digital, su función es equivalente: definir una localización en el espacio en base a la señal emitida por el “beacon”, de modo que desde un smartphone que tenga instalada una aplicación rastreadora se detecte dicha señal. A partir de esta premisa, se pueden configurar los valores de la señal para que quien los detecte sea enlazado a un determinado mensaje (de texto, multimedia o combinación de ambos) que aparecerá en la pantalla del móvil.

Si tenemos una aplicación rastreadora instalada y el Bluetooth del smartphone activado y entramos en la tienda Macy’s de Nueva York, el teléfono detectará las ofertas y la información adicional de cada producto, cuando accedamos al campo de alcance de los “beacons” correspondientes. Por supuesto, estos “beacons” han sido configurados por el personal del establecimiento y colocados en los sitios convenientes.

Otra tienda que ha incorporado los “beacons” es la que tiene Apple en la misma ciudad estadounidense. Pero por el momento, son muy pocos más los ejemplos de comercios y servicios que utilizan “beacons” para ofrecer información y ofertas adicionales. En España, por ejemplo, son inexistentes.

Una tecnología de gran potencial

 A pesar de la poca penetración que tiene todavía esta tecnología, sus posibilidades son enormes y han levantado grandes expectativas. PayPal, el sistema de micropagos digitales, ha anunciado que lanzará proyectos basados en los “beacons” para poder efectuar pagos desde el móvil sin tener que pasar por la caja. PayPay asegura que los “beacons” son la alternativa idónea a la tecnología NFC, ya que tienen un alcance mayor -NFC solo se activa a menos de 20 centímetros- y son compatibles con los iPhone.

Estos aparatos también pueden ser comprados por cualquier usuario y configurados, aunque están destinados a desarrolladores de apps. Algunas empresas españolas, como Mobisfera, ya están trabajando en la creación de aplicaciones rastreadoras, y en la tienda de Android se pueden encontrar numerosos programas basados en esta tecnología.

Por otro lado, Apple anunció en el lanzamiento de iOS 7 que este sistema operativo permitirá en el futuro convertir tanto el iPad como el iPhone en un “beacon” emisor de señales -a los que llama “ibeacons”-, por lo que los usuarios podrán configurar su propio mensaje, cuando esta función esté implantada.

Fuente: 7dias.com.do