Inicio Noticias Banco de Nueva Zelanda utiliza software para medir la respuesta emocional de...

Banco de Nueva Zelanda utiliza software para medir la respuesta emocional de clientes frente a su situación financiera

Compartir

Los trabajadores del Banco de Nueva Zelanda están utilizando un software avanzado de reconocimiento facial para ayudar a sus clientes a explorar su conexión emocional con sus finanzas personales.

 La experiencia en línea, llamada EmotionScan, ha sido desarrollada por el Banco de Nueva Zelanda, en colaboración con el psicólogo, Stuart Carr y la compañía del  software de reconocimiento facial.

El Dr. Stuart Carr, Profesor de Psicología  de la universidad de Massey, argumentó que la emoción se está convirtiendo en un factor cada vez más reconocido en la toma de decisiones financieras. “Creemos que somos racional al respecto, pero ahora estamos reconociendo que las emociones influyen en nuestras decisiones financieras más de lo que pensamos”, comentó.

EmotionScan utiliza un software avanzado de reconocimiento de emociones, que analiza las expresiones faciales, donde los participantes escuchan una serie de escenarios diseñados en torno a ocho áreas de interés económico: flujo de caja, presupuestos, hipotecas, jubilación, seguridad financiera, el control financiero, la deuda, los dependientes, las donaciones y los ahorros. Con esto, se pretende poner de manifiesto cuales son las necesidades financieras de los neozelandeses.

 “Sabemos que sólo el 9% de las personas creen firmemente que son competentes en el manejo de sus finanzas, así que queríamos darles una forma de evaluar honestamente qué áreas de su planificación financiera  necesitan hacerle frente”, comentó Craig Herbison, Director de Marketing de BNZ, quien además agregó,  “pensamos que si podemos ayudar a los neozelandeses a enfrentar a lo que sienten realmente por el dinero, entonces podemos ayudar a ponerlos más en control de su dinero”.

Esta es la primera vez que el software se ha utilizado para medir la respuesta emocional de las personas frente a su situación financiera. Fue desarrollado inicialmente para ayudar en la investigación de las reacciones del consumidor a la publicidad y las nuevas ideas de desarrollo de productos.

Fuente: Finextra