Inicio Entrevistas Salvador Pérez-Galindo, Director de Visa Latinoamérica y el Caribe: “La inclusión financiera...

Salvador Pérez-Galindo, Director de Visa Latinoamérica y el Caribe: “La inclusión financiera depende de la tecnología y representa un enorme potencial de crecimiento”

Compartir

Salvador Pérez- Galindo, Director Ejecutivo de Asuntos Gubernamentales para Visa Latinoamérica y el Caribe: “La inclusión financiera depende de la tecnología y representa un enorme potencial de crecimiento

 

La inclusión financiera es una condición necesaria para la reducción de la pobreza, especialmente en los países de América Latina, ya que no solo otorga a los segmentos más pobres o emergentes  la posibilidad de incrementar o estabilizar sus ingresos, sino que también los provee de una mayor resistencia a las crisis económicas y les da la posibilidad de  poseer activos. Asimismo, contribuye al desarrollo del sector financiero en general, lo que incentiva el crecimiento económico mediante el ahorro y la inversión en el crecimiento del sector productivo. Por tales razones, eBankingNews quiso ahondar más en este tema y conversó con Salvador Pérez- Galindo de Visa, una de las empresas más comprometidas con esta nueva tendencia.

 

¿Cuál es la importancia de la inclusión financiera?

Ultimamente el  concepto de la inclusión financiera se está convirtiendo en un tema muy popular a nivel mundial. Varios gobiernos, instituciones y organismos internacionales han puesto en marcha diversos proyectos para masificarlo. Entre ellos destaca el de G-20 con la formación de un grupo de expertos que trabaja en la materia. Por lo que en términos generales, la inclusión financiera es un paso muy importante para la inclusión social y el crecimiento de las economías.

 

¿Qué oportunidades representa para las instituciones financieras y para los países menos desarrollados?

La inclusión financiera en los segmentos emergentes representa un enorme potencial de crecimiento para las economías locales y en desarrollo, y genera una reducción de costo a los gobiernos. Por ejemplo, la implementación de pagos electrónicos ha proporcionado a los países, tanto un fomento en el uso de tarjetas de débito para fomentar la transparencia de los gastos gubernamentales, como en la forma de simplificar y agilizar los procesos para disminuir los gastos operativos. En tanto, en el caso de las instituciones financieras, éstas pueden aumentar el número de sus clientes y servicios asociados e incluir cada vez más personas al sistema financiero formal. En este sentido, es importante destacar que más de 156 millones de personas en América Latina conforman los segmentos emergentes, casi un 50% de la población que pertenece a clases socioeconómicas menos favorecidas, cuya mayoría se encuentra excluida del acceso a servicios financieros básicos, por lo que hay una tremenda oportunidad.

 

¿Cómo la tecnología puede apoyar a la inclusión financiera?

La inclusión financiera depende de la tecnología. Como mencioné anteriormente, los pagos móviles son un muy buen aporte para llegar a las poblaciones más pobres y alejadas. Además, el desarrollo de nuevos canales y productos, como una cuenta de ahorro en el teléfono móvil, cuentas simplificadas de ahorro, el pasaje del bus en una tarjeta prepago, que los trámites y pagos gubernamentales sean electrónicos (desde los impuestos y ayudas sociales hasta las contribuciones por matrícula en centros educativos públicos), son iniciativas que impulsará la inclusión financiera.

 

¿Cuál es el nivel de Chile en inclusión financiera con respecto a otros países de la región?

En general Chile está muy avanzado en TI. De hecho, el país cuenta con una estructura establecida de tarjetas, que sería capaz de reemplazar las transacciones vía cheque y hacerlas más eficaces. En relación a la inclusión financiera, el país tiene la tecnología necesaria para implementar diversas soluciones que potencien este estado, y el tema se encuentra posicionado como un tema de agenda en el negocio. De hecho, como Visa hemos estado hablando con los principales bancos para generar cadenas de apoyo comercial y técnico.

 

¿Qué está haciendo VISA en esta materia? 

Como una de las compañías líderes en pagos electrónicos, tenemos una misión de responsabilidad social y corporativa, por lo que estamos llevando a cabo varias iniciativas, como promover los medios de pago en la población emergente, apoyar a los gobiernos en programas sociales y realizar foros y estudios en este ámbito. Un ejemplo de esto último, fue el foro “Oportunidades y Desarrollo de la Inclusión Financiera a través de Pagos Electrónicos”, que efectuamos en enero de este año en Santo Domingo, República Dominicana, donde banqueros, empresas proveedoras, tomadores de decisiones gubernamentales y organismos internacionales de cooperaciones y desarrollo, se reunieron con el fin de trabajar en superar los retos tradicionales para llegar a las poblaciones no bancarizadas o poco bancarizadas.

También, destaca el estudio “Segmentos Emergentes de América Latina”, que analizó las actitudes y hábitos financieros de este segmento de la población y midió el espectro de la cobertura de las entidades bancarias, identificando un potencial de progreso económico basado en oportunidades específicas para la inclusión financiera.

 

¿Qué tareas o desafíos aún están pendientes?

Sería ideal que se pudieran generar más espacios de colaboración pública-privada con una propuesta económica que sea viable y eficiente. Asimismo, ayudaría mucho concretar pactos a nivel de comercio, mejorar infraestructura tradicional y aumentar el beneficio social.