Inicio Destacados Los impactos que el blockchain y las fintech están generando en los...

Los impactos que el blockchain y las fintech están generando en los sistemas de pago

Compartir

Fuente: www.pulso.cl

La emisión de papeles de deuda de corto plazo a través de una plataforma en base a blockchain por parte de un banco alemán, fue uno de los primeros hechos concretos del avance que el consorcio internacional R3 está logrando en el desarrollo de esta tecnología para la industria. En Chile, la Bolsa de Santiago espera el próximo año iniciar el piloto del software de ventas cortas soportado por esta tecnología, en tanto en la banca el peso de las fintech es cada vez más relevante y el mismo regulador ha tomado nota.

Comercio exterior, colocación de valores y sistemas de registros son hasta ahora algunos de los avances de la tecnología blockchain a nivel mundial. El consorcio internacional R3 avanza en una serie de aplicaciones de su software, mientras en Chile se espera que para los primeros meses del próximo año comience la marcha blanca de la plataforma de ventas cortas soportada por esta tecnología.

Los efectos del desarrollo de estas iniciativas a nivel global no son menores: sólo en la banca se estima que en el mundo la tecnología blockchain podría generar ahorros por US$20 mil millones.

¿En qué consiste? El sistema se basa en el principio de contabilidad descentralizada. Es decir, todas las piezas que conforman la cadena, en este caso servidores repartidos alrededor del mundo o todos aquellos computadores que conforman el sistema, son capaces de acceder a la misma información en el momento exacto en que se realiza la transacción, evitando con esto los pasos intermedios, como podrían ser depósitos de valores, bancos centrales, cámaras de contraparte, notarias, entre otros.

Uno del los últimos ejemplos fue la emisión de papeles similares a los efectos de comercio realizada por el banco alemán KfW. A través de tecnología Corda, diseñada por R3 -consorcio que reúne a 110 entidades, incluidos bancos y reguladores- se procesó la colocación de los títulos, que tuvieron una duración de 5 días, en que los intermediarios se redujeron a uno. La tecnología permitió no recurrir a un agente de pagos y concretar el registro de órdenes inmediatamente, reduciendo los dos días que habitualmente se requiere para ello.

Carlos Arena, director de Desarrollo de Negocios de R3, explica que en materia de blockchain “lo que viene fuerte son procesos en comercio internacional, seguros, y en mecanismos de know your client (conoce a tu cliente) y anti lavado de dinero”.

En mercado de capitales, señala, el consorcio están avanzando en digitalización de activos para eficientar las transferencias, en particular en los delivery versus payment de un bono por efectivo, o de efectivo por una carta de crédito (mecanismo que permite la liquidación de una operación, y que garantiza que la entrega de los valores ocurre sí y sólo sí ocurre el pago).

A esto, se suman otras aplicaciones en proceso: en comercio internacional se está trabajando en open account trade finance, una forma de financiamiento a distintas etapas de todo un proceso de suministro. Hoy, el R3 está trabajando en digitalizar los documentos transaccionales para comercio internacional, como cartas de crédito, y distintos documentos que son necesarios para financiarlo.

“Y no es sólo digitalizarlos, sino que se le añaden condiciones a esos contratos que se van ejecutando en el tiempo, qué sucede, por ejemplo, si una de las partes no paga: inmediatamente gatilla que la otra parte pueda tomar el colateral, el colateral ya estaba en una cuenta y tiene instrucciones para acceder a esa cuenta de forma inmediata, por ejemplo”, dice el ejecutivo.

Francisco Thiermann, gerente general de IBM Chile, señala que además existen posibilidades más masivas, como son los créditos hipotecarios: “No necesitaría el registro de propiedades, sino que lo que yo tendría sería una transacción segura entre la inmobiliaria, el banco, la persona que la compra… Queda registrada en los tres lugares, así que no necesitas una cuarta entidad que resguarde que esto ocurrió”.

La iniciativa de la Bolsa de Comercio

En términos de blockchain, Chile ha tomado la iniciativa. La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) se unió a R3 como observador, en tanto

la Bolsa de Comercio de Santiago anunció a principios de año la implementación de una plataforma basada en dicha arquitectura para las transacciones de ventas cortas.

El gerente de informática de la entidad, Andrés Araya, adelanta que la primera fase contempla la instalación de los nodos y luego su despliegue entre los participantes del mercado, para en una etapa posterior replicarlos en la Red de Blockchain, la cual se espera realizar entre enero y junio entre participantes pilotos de la red. En paralelo, explica el experto, se encuentran trabajando en la fase de integración de la primera DApp (Distributed Application) llamada “Registro de Contratos y Garantías de Préstamo de Valores por Venta Corta”, que funcionará sobre la Red, con sistemas existentes de la Bolsa de Santiago, tales como servicios de compensación y liquidación de valores, negociación electrónica, difusión de información, entre otros.

“Esperamos iniciar las primeras pruebas de funcionamiento de la DApp, durante abril y mayo para luego programar la puesta en producción definitiva”, dice Araya.

La iniciativa, más que buscar una reducción en los costos, pretende eficientar los procesos de escrituración para expandir este mercado. Y es que durante 2016 en la BCS se transaron US$23.645 millones en acciones, un monto 8% superior a 2015. Sin embargo, las ventas cortas sólo alcanzaron a representar el 0,07%, muy lejano al promedio de 30%-40% que logra en mercado desarrollados.

Los medios de pago

En tanto, en la industria de los medios de pago las plataformas fintech cobran fuerza. Ejemplo de ellos es el crowdfunding, que incluso está siendo mirado por el regulador.

En enero el Consejo de Estabilidad Financiera (CEF) creó un grupo de trabajo para “evaluar el desarrollo de un marco regulatorio para la industria, en consideración a que en Chile existen plataformas digitales que realizan este tipo de actividades, que han estado involucradas en el financiamiento de proyectos por cerca de $32.400 millones.

Pero no son las únicas innovaciones en el sistema financiero. El superintendente de Bancos, Eric Parrado, señala que otras innovaciones relevantes es Big Data, en particular “el uso que se pueda extraer del manejo de datos que, por ejemplo, tienen las instituciones bancarias o que nosotros tenemos cuando acumulamos los datos agregados de la banca y del retail. Y después tecnologías que las estamos aprendiendo y conociendo como inteligencia artificial (aplicable a la oferta de créditos personalizados)”.

Respecto de las aplicaciones concretas de las fintech, Parrado señala que incide en “todo lo que se refiere a medios de pago. Ya está más o menos el marco legal y normativo para poder hacer la implementación de medios de pago distintos, diversificar el portafolio de instrumentos de pago y, por lo tanto, se podría ir aplicando ese tipo de tecnologías si es que, obviamente, hay innovación en ese sentido para poder desintermediar algunos procesos”.

En esa área, un ejemplo es Uanbai, empresa focalizada en medios de pago, principalmente dispositivos móviles. Francisco Troncoso, cofundador de la firma, explica en qué están innovando: con Enel por ejemplo “permitimos que paguen su cuenta con su tarjeta de crédito en Facebook o Twitter”. Además, cuenta que en 2017 integraron todas las plataformas digitales de BCI Seguros para la venta del SOAP a través de redes sociales, llegando a procesar más de 200 mil ventas.

Ramón Heredia, director ejecutivo de Digital Bank Latam, comenta que “las fintech están avanzando especialmente en facilitar la experiencia de los usuarios frente a los medios de pago. Con una conexión mucho más fácil y con nuevas tecnologías. Empresas como Khipu, permiten facilitar el uso de las transferencias en línea, permitiendo a las personas y comercios cobrar de una forma mucho más simple. Estas empresas, están dando acceso a otros medios de pago a los usuarios, como por ejemplo tarjetas de prepago internacional, que permite a las personas contratar servicios digitales a los que antes no tenían acceso”.