Inicio Destacados La banca se rinde a las ‘fintech’: estas son las novedades que...

La banca se rinde a las ‘fintech’: estas son las novedades que nos depara 2018

Fuente: www.elmundo.es

La evolución del sector fintech, que pone al servicio de las finanzas los últimos avances en tecnología, parece imparable. Durante los últimos dos años han aterrizado en España varios bancos puramente móviles y el número de entidades de pequeña pulgada que opera en Europa se ha multiplicado. Las sinergias entre la banca y las compañías fintech también se han incrementado y podrían seguir haciéndolo este 2018.

La banca ha cambiado su percepción con respecto a estas compañías, ya que “inicialmente las consideraron una amenaza al vaticinar su papel como nuevos competidores potenciales”; no obstante, a pesar de disponer de una clara ventaja financiera, carecen de una base amplia de clientes, señala un informe elaborado por KPMG y Funcas, que concluye que “el camino más enriquecedor para ambos consiste en la colaboración”. De hecho, según el informe el 75 % de las entidades encuestadas ya realiza acuerdos con empresas fintech.

El mapa fintech en España lo componen alrededor de 300 compañías (casi 400 si sumamos a las insurtech), que emplean a más de 5.000 personas, según la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) que estima que el número podría ascender a las 400 este año. Pero no solo los bancos se han dejado seducir por este nuevo ecosistema en el que la tecnología juega un papel fundamental, también los consumidores. De acuerdo con la encuesta FinTech Adoption Index 2017 de EY, el 37 % de los usuarios de Internet españoles habrían adoptado las fintech, lo que sitúa a nuestro país en el sexto puesto de las 20 economías analizadas, por detrás de China, India, el Reino Unido, Brasil y Australia.

Llegada de nuevos bancos móviles

A mediados del pasado año aterrizó en nuestro país Ferratum Bank, un banco mobile only radicado en Malta, cuya propuesta se basa en una cuenta corriente sin comisiones y sin vinculación y una tarjeta Mastercard contactless gratis. Además, ha apostado fuerte por los productos de ahorro: comercializa una cuenta remunerada al 0,80 % TAE y tres depósitos que rentan hasta el 0,95 %, cubiertos por el FGD maltés. Todo ello disponible a través del móvil, explican desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

Un año antes nació imaginBank, el primer banco móvil made in Spain, que ya suma más de 500.000 clientes. La iniciativa, pensada para los millennials, fue lanzada por CaixaBank en enero de 2016 y ofrece un paquete gratuito para gestionar las finanzas desde el móvil, compuesto por la cuenta corriente imagin sin comisiones ni ataduras y una tarjeta de débito gratis con la que sacar dinero sin coste de todos los cajeros de CaixaBank y de todos los terminales de una treintena de países europeos. También comercializa una tarjeta de crédito y préstamos.

El banco paneuropeo N26 sito en Alemania, que ya cuenta con más de 500.000 clientes y opera en 17 países europeos, y la start up británica Revolut son otros de los actores que han entrado en España.

Las telecos también quieren su parte del pastel. Orange Bank, el banco móvil lanzado en Francia por la operadora del mismo nombre, pretende desembarcar en España a mediados de este año. MásMóvil también tiene intención de sumarse a la fiesta del fintech y ya ha llegado a un acuerdo con Cetelem para ofrecer servicios financieros. El objetivo inicial sería ofrecer a los clientes de la teleco amarilla la posibilidad de financiar sus smartphones.

Más biometría al servicio de los clientes

La implantación de la identificación biométrica parece un paso lógico en el camino de la digitalización, sobre todo a raíz de la autorización del Sepblac dictada en 2016 para que los bancos puedan verificar la identidad de sus clientes a través de videoconferencia, lo que ha abierto un horizonte de posibilidades. De momento, ya son varias las entidades que permiten a los nuevos clientes abrir una cuenta de forma inmediata con este sistema. Es el caso de BBVA, uno de los primeros en instaurar este medio de verificación, cuyo servicio de Alta Inmediata permite abrir una Cuenta Onlinecon un selfie o de Abanca cuya Cuenta Clara, también gratuita y exenta de ataduras, puede abrirse por videoconferencia. Self Bank, EVO Banco, imaginBank u Openbank también han incorporado este método.

Pero en 2018 el salto puede ser mucho mayor. Otras medidas de reconocimiento biométrico, propias del cine de ciencia ficción, podrían extenderse. De momento, BBVA ya permite acceder a su app mediante el reconocimiento de iris y Samsung Pay y Apple Pay permiten autorizar compras mediante la huella dactilar. En China, incluso, se ha probado el pago de las compras con una sonrisa.

La era de los ‘chatbots’

Los chatbots también podrían ser una gran apuesta este año. En febrero de 2017 imaginBank lanzó el primer chatbot del sector financiero español, una iniciativa premiada como el Mejor Proyecto de Inteligencia Artificial de 2017 por The Banker. Se trata de un robot con el que el cliente puede conversar, tanto por texto como por voz, para descubrir qué descuentos y promociones tiene a su alcance. El uso de este tipo de bots puede ayudar a mejorar los servicios de atención al cliente de los bancos, gracias a su disponibilidad 24/7.

El ‘blockchain’, la tecnología del futuro

La tecnología de moda, de la que tanto se ha hablado el pasado año gracias al rally de las criptomonedas, parece que ha llegado para quedarse. En 2020 el 60 % de los bancos utilizarán la tecnología de cadena de bloques, según declaró el director de investigaciones de IDC España en octubre del pasado año. Eso sí, es necesario que el sector incremente considerablemente la inversión en digitalización, señaló el experto. El blockchain, una suerte de base de datos descentralizada que registra todas las transacciones de una red, también podría beneficiar considerablemente a las transferencias internacionales, reduciendo el tiempo en el que se liquida la transacción.

Un consorcio formado por una decena de entidades bajo las siglas USC (Utility Settlement Coin), entre las que se encuentra Banco Santander como uno de los promotores originales del proyecto, ya está por la labor de crear una criptomoneda basada en el blockchain que permita transferir activos en tiempo récord y con una reducción de costes.

BBVA ha ido un paso más allá y en abril del pasado año anunció que había conseguido realizar una transferencia con dinero real entre España y México en segundos (suele tardarse varios días) gracias a ripple, una de las criptomonedas con una mayor capitalización del mercado. Alicia Pertusa, responsable de transformación digital en banca de inversión de BBVA señaló que “esta iniciativa es pionera en el sector financiero y pone de manifiesto cómo los procesos de pagos pueden mejorarse de manera significativa con tecnologías emergentes, lo que se traducirá en claras ventajas para la transaccionalidad de nuestros clientes”.

La entrada en vigor de la PSD2

Este mes de enero entra en vigor la nueva directiva europea de pagos, conocida como PSD2, que aumentará la competencia en el sector de los medios de pago y favorecerá el avance de las fintech y su entrada en el mercado. Esta normativa “permitirá a los actores no bancarios acceder a las cuentas de los clientes bancarios para realizar transacciones y gestionar sus datos financieros (bajo autorización de los clientes)”, explican en un informe de Fintech Spain. Esta conexión se llevará a cabo mediante el desarrollo de APIS. En resumidas cuentas, los bancos tendrán que compartir su información con los competidores.

La posible irrupción de Facebook

¿Y si Facebook abriese un banco? ¿O Amazon? ¿O google? Sus potenciales clientes serían incontables. Solo en España la compañía de Zuckerberg tiene millones de usuarios. Desde diciembre de 2016, la red social aparece en el registro del Banco de España como entidad de dinero electrónico, cualidad que también tiene en Irlanda, lo que la habilita para enviar dinero. De esta manera, Facebook podría ofrecer a los españoles un servicio que ya lleva tiempo ofreciendo en Estados Unidos, los pagos entre particulares.