Inicio Noticias Superfinanciera lanza Sandbox para el desarrollo de Fintech

Superfinanciera lanza Sandbox para el desarrollo de Fintech

Fuente: www.colombiafintech.co

De esta forma, se pone a disposición de los distintos jugadores de la industria tres modalidades para trabajar en los procesos de innovación financiera.

Con el objetivo de facilitar los desarrollos de innovación en el sector financiero, la Superintendencia del sector abrió un espacio para dar acompañamiento a estos procesos.

Así lo anunció ayer el Superfinanciero, Jorge Castaño, durante el Congreso de Acceso a Servicios Financieros y Medios de Pago, que realiza Asobancaria en Cali.

El Superintendente Financiero presentó innovasfc, el espacio FinTech de la Entidad liderado por el Grupo de Innovación Financiera y Tecnológica creado para actuar como facilitador de los procesos de innovación de la industria financiera. innovasfc se pone al servicio de la innovación, no sólo para las entidades vigiladas por la Superfinanciera sino también para aquellas que vienen innovando desde otros frentes de trabajo. De esta manera nos convertimos en pioneros en la región al contar con un Grupo de Trabajo Fintech en el Supervisor e implementar herramientas novedosas como lo es la Arenera (sandbox). En el sitio web www.superfinanciera.gov.co/innovasfc los innovadores podrán hacer uso de los tres mecanismos para lograr una innovación responsable: el Hub, la Arenera y regTech y así avanzar en sus proyectos enfocados al sector financiero.

el Hub sirve como punto de contacto con la Superintendencia Financiera para interesados en el ambiente FinTech. Allí estarán incursionando en el marco regulatorio y de supervisión. Después de aplicar al servicio de InnovaSFC, el Equipo FinTech de la Superfinanciera determinará si el proyecto cumple los requisitos de elegibilidad e informará oportunamente para agendar una reunión de inicio en un tiempo estimado de dos semanas.

la Arenera: este mecanismo supone un marco a través del cual la Superfinanciera facilita la innovación de productos, tecnologías o modelos de negocio, en un ambiente controlado y en tiempo real. En este punto, las entidades vigiladas y no vigiladas estarán incursionando en innovación financiera, en caso de requerir un acoplamiento del marco regulatorio o de supervisión para probar productos, tecnologías o modelos de negocio.

La aplicación se realizará a través del sitio web de innovasfc, en donde el Comité Evaluador determinará si cumple los requisitos relacionados con la innovación y la necesidad de operar bajo un ambiente supervisado. En la parte de estructuración se agendarán mesas de trabajo con el Supervisor para estructurar el proyecto en la Arenera, donde se incluirán aspectos como: establecimiento de salvaguardas, plan de desmonte y la forma y frecuencia de los reportes de información. Posteriormente, se llevará a cabo el inicio de operaciones en la Arenera y se realizará un seguimiento periódico a los avances de la prueba piloto, así como una debida gestión de riesgos y de reportes de información.

regTech: a través de este mecanismo se pueden aprovechar los desarrollos tecnológicos para apalancar la innovación al interior de la Superintendencia Financiera, optimizando procesos internos y reduciendo cargas operativas para el sector.Vale la pena mencionar que la Superintendencia Financiera midió previamente la

temperatura de innovación en 45 entidades vigiladas a través de una encuesta en la que se observó que el 58% de las consultadas considera que su proceso de innovación está aún en desarrollo, seguido de un 22% que expresó tener un nivel de innovación avanzado.

De hecho, Colombia es el tercer país de América Latina con mayor cantidad de desarrollos ‘fintech’, y es el segundo (después de México) en el que hay un grupo de trabajo con el regulador.

Por otra parte, al hacer un diagnóstico sobre esta industria en el país, Castaño señaló que la principal razón para innovar en el sector es mejorar la experiencia del cliente, seguido por el diseño de productos financieros novedosos.

La gran mayoría de los desarrollos son para facilitar pagos electrónicos y para dar préstamos a personas, pero también hay otras tantas que ya están o planean lanzar productos de ahorro y de asesoría financiera.

Aunque mucho se habla de la tecnología como un instrumento para la inclusión financiera, en la práctica el público objetivo de estas innovaciones es, en su mayoría la población bancarizada y, en menor medida, las pymes. De hecho, apenas el 30% de las firmas van por la población excluida.