Del banco tradicional al Open Banking: ¿por qué es inevitable la evolución de la industria de la banca hacia un modelo más abierto?

60d35223a98e0a2f0225beb9_Banner-Principal-A-100.jpeg

Fuente: Ginko

Decía Charles Darwin que «no sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapta» y vivimos una época en la que la industria de la banca cada día sigue de forma más fehaciente esta ley. Pero como en cualquier otra evolución, existen muchos interesados que todavía prefieren mirar hacia otro lado o que no se dan por aludidos, mientras que los más astutos ya están aprovechando las oportunidades que surgen.

¿Por qué es importante la evolución de la banca?

En algunas zonas da la sensación de que hablar de «evolución de la banca» es un mero capricho de algunas organizaciones que quieren ir un paso más allá.

Los clientes han cambiado, sus necesidades también y lo que funcionaba hace algunos años hoy en día, simplemente, ya no es viable.

Generaciones como los Millenial, la Generación X o la Generación Z han crecido en un ambiente donde ellos eran los protagonistas de los productos y servicios que encontraban.

Y esa es la misma realidad que esperan encontrar en la banca cuando adquieren cualquier producto o servicio.

Cuando no se encuentran ante esta realidad se sienten incómodos y buscan alternativas en una fintech u otros tipos de compañías que han comprendido mejor el mercado y sus necesidades.

La industria de la banca actual

A día de hoy existe una desconexión entre la manera de operar de la banca y lo que busca en realidad ese cliente que está tomando el relevo del tradicional.

Lo más habitual es que cuando el cliente acude con una necesidad concreta, se le responde con un producto predefinido que no es lo que desea y este es el principal problema al que se enfrenta la banca.

Este tipo de propuestas genera muchas dudas en ese aspecto porque pregunta si algo que vale para todos realmente puede funcionar en su caso concreto.

Pero claro, los bancos hasta ahora han actuado con base en una estrategia de productos por segmentos, lo cual tiene una correlación con todo lo que sucede de puertas hacia dentro:

  • Se refleja en su tecnología.
  • Se refleja en sus procesos.
  • Se refleja en su cultura.
  • Se refleja en su manera de pensar y actuar.

Al final, el usuario termina siendo un número que forma parte de un segmento, y no siente que satisfagan sus necesidades actuales.

Todo ello ha desembocado en que el sector de las fintech (los nuevos actores en el ecosistema financiero) están ofreciendo productos e instrumentos personalizados para cada persona en un vacío donde no hay nada regulado.

Estos actores no convencionales, están generando una fuerte presión en la industria financiera y ocupando un espacio que la banca tradicional había olvidado por completo.

Es decir, una serie de organizaciones que forman parte de la industria financiera y que están ofreciendo soluciones personalizadas a las necesidades del cliente.

La nueva oportunidad de la banca con las necesidades de los clientes

Aunque la necesidad de adaptación, transformación o evolución digital que está exigiendo el mercado pueda dar la sensación de complejidad, la realidad es que te permitirá tomar acción y posicionarte como un pionero en cada iniciativa.

El banco como proveedor de información y servicios debiera ser la banca de hoy, no la de mañana. Esto significa que no necesita luchar contra lo que está viniendo al sector, sino que necesita adaptarse para convertirse en un banco que pueda dar realmente valor a las necesidades de cada persona.

¿Cuáles son los aspectos más importantes que debe evolucionar la banca?

La gran pregunta que cualquier operador financiero debe formularse en este contexto es cómo impacta esta realidad en su actual modelo de negocio.

Es decir, cómo puede aprovechar las nuevas oportunidades que están surgiendo para evolucionar su propuesta de valor y ofrecer a los clientes aquello que están buscando:

  • Posicionar al cliente en el centro para proveer soluciones en lugar de productos.
  • Centralizar aspectos transversales y contar con una plataforma de servicios flexible.
  • Adaptarse a la evolución cultural y digital

La presión que los nuevos agentes en el sector financiero están realizando sobre la banca, impactará de manera inevitable en un cambio de modelo de negocio que tengan que acometer, si quieren mantenerse alineados con las demandas y necesidades de los clientes.

Cliente al centro: por qué la banca ha de proveer soluciones y no productos

Si la banca quiere evolucionar y continuar siendo una pieza fundamental en este puzzle, es muy importante que pase a centrarse en las necesidades de los clientes y no en el propio producto.

Eso es lo que hacen las startups y las fintech que se están destacando, porque visualizan al cliente como individuo y le ofrecen las soluciones que está buscando.

Por ejemplo, hoy en día es más seguro y económico realizar una transacción internacional en latinoamérica con criptomonedas debido a su tecnología blockchain que realizarla con un código swift. Es importante liberar de todas estas cadenas al usuario y acabar con intermediarios.

¿Cómo puede ser esto posible? Porque a la banca le está costando satisfacer la necesidad real de ese cliente.

Hasta ahora le bastaba con pensar en un producto y lanzarlo al mercado porque apenas existía competencia más allá del resto de la banca que realizaba acciones parecidas.

No obstante, con la aparición de las fintech, el panorama ha cambiado, ya que ahora sí que existe un jugador que está centrado en ofrecer soluciones personalizadas a ese cliente.

Centralizar aspectos transversales y tener una plataforma de servicios flexibles.

La realidad es que un cambio en el modelo de negocio impacta directamente a la operación, procesos de negocio y tecnología.

Los parámetros que se han empleado hasta ahora ya no sirven. Se necesitan nuevos puntos de control para conocer si avanzamos en la dirección adecuada.

Para ello los bancos pueden tener una transición mediante productos como PSD que permiten colaborar y amplificar las capacidades de la empresa.

Todo ello con el objetivo de acelerar la adopción de arquitecturas digitales que nos permitan generar cambios profundos en el área de TI.

No obstante, es fundamental comprender que en todo este ecosistema no se habla de un cambio de tecnología como causa, sino como consecuencia.

La evolución de un modelo de negocio que abogue por el Open Banking necesitará de un apoyo técnico desde el área de TI que haga posible que esta nueva filosofía pueda llevarse a cabo.

Adaptarse a la evolución cultural y digital

Las empresas que nacieron en un contexto de ser nativas digitales comprenden a la perfección esta propuesta. Sin embargo, la banca todavía está en proceso de adaptación.

La pandemia que hemos vivido ha acelerado todo el proceso de transformación digital y es importante que las entidades entiendan que necesitan cambiar.

No se trata de estar al día en lo digital, sino de desarrollar un cambio muy profundo en los modelos de negocio. Las regulaciones de Open Banking, por ejemplo, abren una inmensa oportunidad en latinoamérica para replantear las unidades de negocio de la banca.

Nos encontramos en una situación en la que el cliente ya ha nacido con Amazon, Netflix y una serie de plataformas que ofrecen una gran experiencia de usuario.

Pero no solo eso, sino que este usuario está acostumbrado a que las propias plataformas y aplicaciones compartan información entre sí para mejorar todavía más esa experiencia.

A lo que nos lleva todo lo que hemos desarrollado hasta este momento es a que la banca ha de transformar un modelo de negocio que ponga como protagonista al cliente: un sistema clientecéntrico.

Una transformación que pasa desde ofrecer soluciones personalizadas a convertirse en un mero gestor de la información que pueda interactuar con terceras herramientas en pos de mejorar todavía más esa buena experiencia.

Un servicio que las fintech y los nuevos jugadores financieros ya están ofreciendo a sus clientes, logrando una satisfacción mucho mayor de las necesidades de la banca.

Llegados a este punto es importante recuperar una de las preguntas que lanzábamos al comenzar: ¿qué es lo que hará a un usuario escoger la banca por encima del resto de las alternativas?

Una reflexión muy importante que todos los jugadores de esta industria deberían plantearse.

Cómo acompaña Ginko a la evolución de la banca

Hay que evolucionar ahora y no dejar pasar el tiempo, o dormirse en los laureles. Ginko se compromete a ser la entidad que acompaña al movimiento de la industria, lo que implica el acompañamiento en el cambio cultural y la evolución, consiguiendo la agilidad que permita a los bancos competir con actores pequeños y más rápidos.

Si quieres saber cómo pueden acompañarte, aquí encontrarás más información de la manera en que trabajan para convertir un banco con ambiciones en uno que consiga sus objetivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top