Acciones de Uber caen un 5%: informes indican que perderá acuerdo de Grubhub con su rival europeo

Grubhub.jpg

Grubhub Inc. signage is displayed on an Apple Inc. iPhone in an arranged photograph taken in the Brooklyn borough of New York, U.S., on Friday, Jan. 10, 2020. Wall Street is weighing reports that Grubhub Inc. is exploring strategic options in the midst of intense competition and steep discounts, giving fresh impetus to the idea that food-delivery companies have no choice but to merge or acquire. Photographer: Gabby Jones/Bloomberg via Getty Images

Fuente: TechCrunch

Just Eats Takeaway confirmó hoy en un comunicado que “está en conversaciones avanzadas con Grubhub con respecto a una combinación de Just Eat Takeaway.com con Grubhub”.

Los informes indican que Uber, el gigante estadounidense de transporte con una huella global, perderá su intento de comprar Grubhub, un servicio estadounidense de pedidos y entregas de alimentos. Uber compite con Grubhub a nivel nacional con su servicio Uber Eats; un vínculo entre los dos podría haber dado a Uber una participación de mercado importante en los Estados Unidos y, por lo tanto, mejorar la economía.

Perder Grubhub ante el rival europeo Just Eat Takeaway es una noticia difícil para Uber. Sus acciones han bajado casi un 5% hoy después de las noticias, mientras que Lyft, su rival local en transporte, tiene un 2.5% más modesto.

Los informes de la semana pasada nombraron a dos compañías europeas como potenciales adquirentes de la empresa estadounidense; La historia de Uber se intensificó esta mañana cuando CNBC informó que la compañía de transporte podría abandonar su oferta por preocupaciones antimonopolio.

El motivo es bastante simple: sin Grubhub, Uber Eats es simplemente otro servicio de entrega de alimentos que pierde dinero y que tiene un largo ciclo de madurez por delante antes de ayudar a reducir la falta de rentabilidad de su empresa matriz. El transporte, fuente de margen de contribución positivo, se está recuperando de los mínimos provocados por la pandemia. Pero sin Grubhub y una mayor capacidad para extraer dinero de los restaurantes que más mercado podría haberle brindado a Uber, su economía a corto plazo podría resultar lenta en mejorar. El transporte regresa, pero sigue generando ingresos más bajos que los totales del año anterior.

Con Uber Eats aportando alrededor de $ 100 millones en EBITDA ajustado negativo cada mes, la entrega de alimentos es de poca ayuda para el megacorp no rentable.

Más cuando el acuerdo se anuncie hoy, si es como se anticipa actualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top