Accenture: US$ 7 billones de gastos de consumidores pasarán del efectivo a tarjetas y pagos digitales hacia 2023

medios-de-pago.png

Ebanking News

Un nuevo estudio de la consultora afirma que el COVID-19 ha aumentado la urgencia por parte de los bancos de transformar sus sistemas de pago a medida que los pagos digitales están creciendo alrededor del mundo.

El rápido avance de los pagos digitales debido al COVID-19 ha aumentado de forma urgente la necesidad de los bancos de modernizar sus sistemas de pago, de acuerdo con un nuevo estudio de Accenture.

El reporte, titulado “Playing the Long Game in Payments Modernization”, está basado en una encuesta realizada entre 120 ejecutivos de pagos de bancos a nivel global, respecto de la transformación de su negocio de pagos, mientras los bancos hacen importantes inversiones para competir con los proveedores no bancarios y de origen digital, al mismo tiempo que cumplen con las regulaciones.

En el informe, Accenture prevé que casi 420.000 millones de transacciones, por un valor de 7 billones de dólares, pasarán del efectivo a las tarjetas y a los pagos digitales para el año 2023, y aumentarán a 48 billones de dólares para 2030. El rápido paso a los pagos digitales ha ejercido una presión adicional sobre los bancos, ya que tres cuartas partes (75%) de los ejecutivos bancarios encuestados afirma que la pandemia ha aumentado la urgencia de sus planes para modernizar los sistemas de pago.

“El COVID-19 ha acelerado el cambio hacia los pagos digitales a un ritmo que los bancos no podían haber previsto”, afirma Nicolás Deino, Director Ejecutivo para la Industria Financiera de Accenture Chile. “La pandemia cambiará permanentemente la forma en que los consumidores compran y pagan por los productos, ya que priorizan la conveniencia por encima de todo. Si bien las inversiones de los bancos en nuevos sistemas de pagos se han centrado principalmente en cumplimientos regulatorios, la forma en que impulsarán el valor será mejorando la experiencia del cliente”, agrega.

La encuesta revela que tres cuartas partes (75%) de los bancos considera que la modernización de los pagos está impulsada por cambios en la infraestructura y la reglamentación de los pagos nacionales, que incluyen la mejora de los sistemas de pagos entre bancos, nuevas normas de la industria con ISO20022 y la banca abierta.

La transición a los pagos digitales varía según el mercado

El rápido cambio hacia los pagos digitales difiere entre los países, dependiendo de la tasa de disminución del efectivo, la adopción del comercio electrónico y la actividad de las grandes empresas de tecnología en la prestación de servicios de pago.

Utilizando el Payments Disruptability Index de Accenture, que mide los niveles actuales y futuros de disrupción de la industria de pagos, el informe señala que la disrupción es mayor en Estados Unidos, seguido de cerca por Reino Unido, ya que los consumidores optan por nuevas formas de pago y las entidades no bancarias aprovechan la oportunidad para prestar servicios de pago.

En China, las carteras móviles están desplazando rápidamente los pagos en efectivo -el 76% de las transacciones en 2019 se originaron en carteras móviles, frente al 12% en 2014- ya que los consumidores en China ya se han acostumbrado a utilizar aplicaciones móviles y códigos QR para pagar en restaurantes y tiendas durante varios años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top