Fintech: cómo América Latina avanza en su regulación

Fintech-03-1.jpg

Fuente: Diario Financiero

Si bien el Ministerio de Hacienda se comprometió a enviar un proyecto de ley que regule a las Fintech para el segundo semestre de este año, se desconocen las directrices que tomará Teatinos 120 en esta materia. A nivel de reguladores, a inicios de año la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) convocó mesas de trabajo para abordar la irrupción de las empresas de tecnología financiera que terminó en un documento relacionado con el crowdfunding. El contraste está al momento de compararse con los principales mercados de la región -Brasil, México, Colombia y Argentina-, avanzan mucho más rápido que Chile en regulación. Incluso los propios reguladores están apoyando directamente las iniciativas Fintech con fondos especiales e investigación. Los objetivos y esfuerzos de estos países están orientados a generar una mayor inclusión financiera y sofisticar los mercados para hacerlos más competitivos y ser polos de innovación.

Los frentes que levanta la Comisión de Valores en Brasil

La Comisión de Bolsa y Valores de Brasil -símil de la CMF en Chile- está desarrollando un proyecto junto a la Asociación Brasileña de Fomento y el BID: un foro de discusión intersectorial. Esto, para fomentar la creación de instrumentos de inversión y de estructuras financieras. El mes pasado la Secretaría de Política Económica dependiente del Ministerio de Economía de dicho país informó que implementará un sandbox, régimen que permite facilitar la innovación financiera a modelos de negocios que aún no son regulados. El sistema que implementará permitirá a los reguladores coordinar sus actividades para uniformar su funcionamiento. Esto, pues en Brasil la acción regulatoria se divide entre varias autoridades y hay Fintech que cubren más de un tipo de mercado, por lo que habrá una acción conjunta entre los diferentes reguladores para actividades que crucen más de un mercado.

Los pasos de la implementación de la Ley en México

Hace poco más de un año México se convirtió en uno de los países pioneros del mundo, junto a Reino Unido, al poner en marcha un marco jurídico para la industria Fintech. En septiembre de 2018 comenzaron las primeras “bajadas” regulatorias para su aplicación. Entre los aspectos que la ley mexicana permite está el desarrollo de las plataformas que comercialicen criptomonedas, para lo cual el Banco Central del país define los estándares mínimos de operación como, por ejemplo, los criptoactivos autorizados para hacer transacciones. Además, se crean empresas de fondos de pago electrónico que facilitan el desarrollo del comercio electrónico y que personas no bancarizadas puedan beneficiarse de sus usos. Se hace obligatorio para todos los intermediarios financieros de México el adoptar modelos de plataformas bancarias abiertas u open banking.

Las acciones impulsadas por la Superintendencia en Colombia

La Superintendencia Financiera en Colombia creó el año pasado InnovaSFC, un espacio que vela por la protección del consumidor financiero y que además apoya el desarrollo y la innovación en la industria financiera. Para ello, el regulador colombiano cuenta con “elHub”, figura que apoya, asesora, guía y recibe retroalimentación de entidades (sean supervisadas o no) en temas relacionados con la innovación financiera y tecnológica. La segunda estructura implementada es laArenera, una especie de sandbox en que implementó un marco normativo donde la Superintendencia permite la realización de experimentos o pruebas de innovaciones tecnológicas. Otra extensión del centro está orientada a aprovechar los desarrollos tecnológicos para apalancar la innovación al interior del ente regulador, optimizando procesos internos y reduciendo cargas operativas para el sector.

La mesa que instaló el Banco Central de Argentina

Desde 2016 el Banco Central de Argentina comenzó a generar mesas de dialogo y cooperación entre los actores del mundo financiero tradicional y las Fintech. El ente rector transandino tiene como objetivo promover el desarrollo de la innovación financiera que contribuya a generar una mayor inclusión y conviertan más eficiente al sistema financiero argentino. Para esto, se organizaron tres grupos: uno orientado a medios e infraestructura de pago; el segundo sobre tecnologías y sistemas transversales; y el tercero, que abarca canales alternativos de crédito y ahorro. Los grupos son compuestos por personas técnicas y elaboran propuestas de política pública para las Fintech. Además, a fines de este mes finalizará el concurso que organiza la autoridad monetaria y la Comisión Nacional de Valores para seleccionar los mejores proyectos Fintech en seis áreas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top