Seis tendencias digitales para 2022

billeteras-digitales.jpg

Fuente: Revista Byte

El Centro Universitario U-tad ha dado a conocer las seis tendencias digitales clave que marcarán 2022 y que, por tanto, requerirán una importante demanda de profesionales especializados, convirtiéndose en nichos claros de empleo.

El salto tecnológico impulsado por la pandemia en 2020, que ha llevado la digitalización a todos los ámbitos de nuestra vida ha continuado afianzándose y evolucionando en 2021, y todo indica que el próximo año continuará en esa línea.

“La digitalización ha transformado el funcionamiento de las empresas para adaptarse a los nuevos modelos laborales y optimizar sus procesos internos, así como el desarrollo y lanzamiento de sus productos o servicios. Todo esto, acentúa la necesidad de contar con profesionales con conocimientos tanto tecnológicos como de diseño y usabilidad” afirma Javier G. Algarra, director académico del área de Ingeniería y Ciencias en el Centro Universitario U-tad.

Tendencias digitales claves en 2022

Estas son las seis tendencias digitales clave que marcarán 2022:

  • Realidades extendidas: Las realidades extendidas suponen una revolución tecnológica en cuanto a interfaces hombre–máquina que pueden transformar la manera de concebir el software: desde el uso de la realidad virtual en aplicaciones psicológicas hasta formatos de entrenamiento industrial  y profesional, asistencia hospitalaria, marketing, publicidad, ocio, turismo o educación, pasando por la realidad mixta en la Industria 4.0, la formación militar o los entrenadores quirúrgicos. ¡Y sin olvidar el metaverso! El crecimiento e interés de tecnológicas como Meta, Microsoft, Epic, Nvidia o Unity en la creación de ese metaverso y en la existencia de nuevo hardware de realidades extendidas es imparable, aunque se están encontrando con una notable falta de profesionales para avanzar en ese camino. El próximo año veremos cómo muchas acciones cotidianas y formas de relacionarse socialmente se verán modificadas gracias a ellas.
  • Gemelos digitales: Un gemelo digital es un sistema que permite simular mediante ordenador el comportamiento de un sistema físico complejo como maquinaria industrial, biomoléculas u órganos del cuerpo humano. De esta manera, se puede experimentar con ellos sin riesgo. La simulación a este nivel exige recursos de cálculo avanzados y conocimientos muy profundos de física y matemática computacional para enunciar y solucionar las ecuaciones diferenciales no lineales que gobiernan muchos de estos fenómenos. Los gemelos digitales están llamados a ser una de las estrellas del metaverso, en el que aportarán realismo y credibilidad.
  • Web3: La Web3 es un concepto que está ganando mucha fuerza en los últimos meses. Se trata de una propuesta de red descentralizada en la que los usuarios son los propietarios de sus datos y los comparten de forma distribuida mediante blockchain, el sistema que soporta las criptomonedas y los NFTs (non-fungible tokens). La idea es pasar de un modelo dominado por unas pocas plataformas digitales oligopolísticas que controlan toda nuestra información y la comercializan, a un mercado en el que las aplicaciones pujan por usar los datos que queremos vender. También se descentralizará la difusión, por ejemplo, de noticias, música o de contenidos interactivos, permitiendo un contacto directo entre creadores y consumidores. Aunque es cierto que el éxito de la Web3 dependerá de la adopción masiva de las tecnologías blockchain por el gran público, y eso exige un gran esfuerzo en la mejora de su usabilidad y seguridad, sin duda en 2022 oiremos hablar mucho de ella.
  • Game finance (GameFi): Se trata de un concepto, dentro del mundo de las criptomonedas, surgido de la combinación de las finanzas descentralizadas (DeFi), los juegos blockchain (play to earn) y los tokens no fungibles (NFT). Además de permitir que los usuarios ganen dinero simplemente jugando, el usuario mantiene la propiedad, a través de la tecnología blockchain, sobre los objetos digitales que se crean y utilizan en el juego. Esto posibilita la compraventa de estos activos digitales (pueden ser obras de arte digitales, personajes, ropa, vehículos, tierras, edificios o cualquier otra cosa, dentro de los mundos virtuales como el metaverso) en marketplaces Web3 como opensea.io. Ejemplos de metaversos blockchain que se están popularizando son Axie Infinity, The Sandbox o Decentraland. Es decir, se están desarrollando juegos y metaversos donde, entre otras características, se obtienen criptomonedas por jugar y ganar (play to earn), se permite a sus usuarios votar en las decisiones (DAO), así como también, ser creadores o propietarios de activos digitales (NFT) utilizables dentro del metaverso, o si se prefiere, monetizarlos a través de los distintos marketplaces.
  • Inteligencia artificial: Las aplicaciones de la inteligencia artificial crecen de año en año. En 2020 ya se anunció el sistema GPT-3 con unas capacidades de procesamiento del lenguaje natural asombrosas (se hizo célebre por la publicación en ‘The Guardian’ de un artículo escrito sin intervención humana, que pasaba por el texto de un periodista profesional). En 2021 hemos visto la aparición de aplicaciones que usan esa red con distintos fines, como Gituhb Copilot, que es un sistema que ayuda a los programadores a escribir código, mejorando su calidad y evitando errores.  Microsoft ya ha empezado a incorporar la misma tecnología en alguno de sus productos. Los sistemas de reconocimiento de imágenes son ya de uso cotidiano en muchos ámbitos de la industria o la administración y en 2022 se prevé un gran avance en la traducción simultánea voz-voz en tiempo real.
  • Ataques de ransomware más sofisticados: En el mundo de la ciberseguridad los acontecimientos suelen ser reactivos, porque ‘los malos’ van siempre un paso por delante en la búsqueda de debilidades para llevar a cabo sus negocios ilícitos. La situación se complica porque no son solo las organizaciones criminales las que ponen en peligro la red, sino la rivalidad entre estados que llevan a cabo labores de guerra cibernética. La inteligencia artificial tendrá un papel cada día mayor en las tareas de vigilancia, detección y contrainteligencia. Las empresas deben tomar conciencia de los graves perjuicios económicos que un ataque de ransomware (secuestro digital) puede provocar. Por su parte, las entidades públicas han sido objetivo preferente de este delito durante 2021 porque sus procedimientos internos impiden la actualización de versiones con la velocidad requerida. Seguiremos sufriendo incidentes, pero mejoraremos cómo evitarlos.

La creación de contenidos digitales y el sector TI contienen muchos de los perfiles profesionales más demandados en la actualidad a nivel mundial y que están liderando la revolución digital de la economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top