Pandemia profundiza caída de uso del dinero en efectivo en Colombia

pagos-codigoqr.jpg

Fuente: El Tiempo de Bogotá

La transformación digital ha implicado una progresiva disminución del uso del dinero en efectivo y la pandemia de covid-19 aceleró el proceso, aunque Colombia, no obstante los avances, todavía es uno de los países donde las cifras siguen siendo altas.

Un estudio internacional de Minsait Payments reveló que el año pasado en Colombia se registraron los cambios más significativos de toda la región sobre los medios de pago utilizados por la población adulta bancarizada, pues el uso del efectivo bajó desde el 93,6 % en 2018 al 80,5 % en el 2019.

Oriol Pérez-Cubero Trujillo, director de servicios financieros de Minsait Payments en Colombia, dice que por el efecto de las medidas y el temor de la población al contagio con billetes o monedas, el uso del efectivo como principal medio va a caer fuertemente a un rango del 70 al 80 % este año.

El ejecutivo advierte que “desde mucho antes de que comenzara la pandemia ha ido disminuyendo el uso del efectivo y se ha visto un incremento de al menos el 3 % del uso de tarjetas débito y crédito”.

Además, señala que en Colombia “ya se están haciendo tres veces más compras con tarjetas que con efectivo”. Y aunque considera que Colombia es un país donde ha ido aumentando el uso de tarjetas débito y crédito, y ya se comenzó a usar sistemas de pago con código QR (Quick Response o respuesta rápida), todos los países han hecho lo propio, pero algunos con poblaciones o niveles de desarrollo similar ya tenían mejores indicadores en pagos diferentes al efectivo.

Según Asobancaria, se espera “que el consumidor financiero en Colombia mantenga el uso de canales digitales cuando se salga de la crisis”.

Y señala cómo los avances de código QR o la tecnología de corto alcance inalámbrica NFC ya se están masificando en el país en todas las instituciones financieras para avanzar en una mayor digitalización.

De acuerdo con el funcionario de Asobancaria, de la emisión de plásticos (débito y crédito) en el país, el 45 % ya tienen la tecnología NFC y la mitad de los datáfonos son compatibles con esa tecnología.

El ejecutivo también considera que muchos pequeños comercios han ido encontrando una oportunidad importante de desarrollo y de enfrentar la crisis generada por el coronavirus con la incorporación de la nuevas tecnologías.

Tendencia que cobra mayor fuerza

Estos hechos quedan confirmados en un estudio con base en encuestas que la semana pasada presentó Mastercard y que indica, entre otros aspectos, que el 93 % de los colombianos creen que el pago sin contacto es una forma más higiénica de pagar.

El estudio también indica que el 61 % de los colombianos dijeron que están usando menos efectivo, o que no lo usan para nada.

Sin embargo, Nicolás Botero Páramo Gaviria, director ejecutivo de FedeSeguridad, dice que el efectivo “no hay que satanizarlo” pues es “económico, inmediato y universal”.

Esta universalidad lo hace inclusivo, ya que llega a todas las personas sin importar su condición social o económica. “El efectivo es el principal medio de pago en Colombia. Lo prefieren el 80 % de los colombianos”, dice.

El banco Davivienda dijo que durante la pandemia se ha presentado una disminución del 40 % en el uso del efectivo en las oficinas y del 15 % en el canal ATMs.

El banco BBVA dijo que en el primer semestre disminuyeron cerca del 50 % las operaciones realizadas en la red de oficinas del banco y 20 % en cajeros automáticos, y aumentó en más del 80 % el uso de los canales digitales.

El Banco Caja Social dijo que hay una evidente disminución en el manejo del efectivo durante la parte inicial de la pandemia (marzo a mayo), pero también se nota una recuperación de los niveles normales de dispensación de efectivo.

El Scotiabank Colpatria reportó un promedio de 30% promedio en el uso del efectivo por parte de sus clientes, situación que va de la mano con el aumento de la adopción digital en el banco, que al 19 de agosto llegó al 57,6 %. El Banco Falabella dijo que no tiene indicadores de reducción de efectivo, pero sí de reducción de número de transacciones físicas, que entre abril y julio cayeron 63 %.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top