El acelerón de la banca digital en España

Transformación-digital-sector-bancario.jpg

Fuente: La Vanguardia 

La banca digital gana terreno de manera constante al modelo de banca tradicional, tanto en su propuesta para las personas como para las empresas, en un cambio de operatividad que aporta agilidad y rapidez y que no escatima esfuerzos en una mejora continuada. Una mejora pensada para facilitar el día a día de sus clientes con soluciones digitales que, además, se han pensado para ayudarles a tomar en cualquier ocasión las mejores decisiones financieras.

El sector bancario, consciente de la evolución que están experimentando sus clientes, quienes, en un mundo cada vez más intercomunicado, demandan conectividad, inmediatez y agilidad al negocio financiero, apuesta por la digitalización. Una digitalización que le permite, además, mejoras en su servicio impensables hasta el desembarco masivo de la tecnología online en el sector.

En estas mejoras del negocio destaca la fuerte apuesta de BBVA; la entidad española lidera, por tercer año consecutivo –según el informe The Forrester Banking Wave: Global MobileApps Summanru 2019 de la consultora internacional Forrester Research–, el ranking de apps de banca móvil a nivel mundial.

En la valoración se ha destacado “la excelente funcionalidad y la mejor experiencia usuario”. La consultora añade que “la app sigue los principios de accesibilidad y ofrece ayuda a los clientes en aquellos servicios que desea utilizar, en un contexto de excelente privacidad y seguridad”. Destaca asimismo que “brinda a los clientes un diagnóstico de su salud financiera basado en sus propios datos y recomienda acciones personalizadas para ayudarles a mejorar su situación financiera”. Este servicio, pensado para mejorar el bienestar financiero de sus clientes, es hoy la principal propuesta de valor del modelo de banca móvil adoptado por BBVA.

Ordenadores, smartphones o tabletas acercan la oficina bancaria ahí donde el cliente quiera, facilitando las gestiones hasta el punto de ofrecer la posibilidad de abrir una cuenta empresarial en sólo 10 minutos. En una apuesta novedosa, BBVA permite usar el certificado digital que utilizan habitualmente las empresas en sus trámites con la administración pública para abrir una cuenta y operar online, sin papeleos de ningún tipo ni necesidad de desplazarse a una oficina física.

Esta opción, que ya era factible para clientes particulares, está operativa desde octubre pasado para empresas. “Se trata de un proceso totalmente sólido y riguroso en el cumplimiento de la normativa vigente con los más altos estándares de seguridad”, asegura Óscar Vélez de Mendizábal, director de la factoría de transformación empresarial de BBVA. Contratando este servicio el cliente obtiene, entre otros beneficios, doce meses sin comisiones por la cuenta ni por la tarjeta de débito o crédito asociadas, además de cero comisiones por transferencias en euros o por ingresos y/o emisión de cheques en esta divisa.

Acceder a toda la información bancaria de un solo vistazo, obtener avales e incluso optar a préstamos inmediatos para solventar necesidades puntuales de liquidez son solamente algunas de las novedades de la digitalización que definen este nuevo modelo de banca empresarial.

Es el caso de One View, otra de las herramientas digitales que ofrece BBVA, que suma en poco menos de un año de actividad casi 100.000 clientes. Se trata de un servicio de agregación de productos que permite, de un solo vistazo, obtener la propia información financiera, lo que simplifica la gestión de tesorería, préstamos o terminales de punto de venta (TPV), incluso permitiendo agregar los terminales de otras entidades. Gracias a estas facilidades, el cliente controla la liquidez de la empresa en tiempo real y puede optimizar el uso de sus líneas de crédito.

Aval Box, por su parte, permite obtener un aval bancario digitalmente, de un modo rápido y con las más completas garantías de seguridad. El proceso cuenta con la colaboración y el garante de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre que actúa como tercero de confianza, custodia el documento y lo verifica. Desde la puesta en marcha de este servicio, más del 80% de los avales presentados ante la entidad ya se han gestionado digitalmente.

Click and Pay es, prácticamente, el pionero de los servicios digitales de BBVA. Pensada para facilitar la gestión financiera al empresariado, se trata de una herramienta dirigida principalmente a pymes y autónomos que permite cubrir sus necesidades de circulante de forma rápida y sencilla, solicitando financiación online para solventar una posible necesidad concreta de liquidez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top