78% de los profesionales de la salud en el mundo usan tecnologías de medicina digital, según Julius Baer

innovacion-salud.jpg

Ebanking News

La crisis del coronavirus ha obligado al sector de la salud global a reformular su operatividad y a optimizar sus herramientas ya que estas se están quedando atrás. Así lo indica Julius Baer en su reporte del área de investigación Next Generation, llamado “Salud Futura”, el cual indica que los modelos antiguos han dejado evidencia las fallas.

Según el reporte, a nivel mundial, el 78% de los profesionales de la salud utilizan alguna forma de tecnologías de salud digital o aplicaciones de salud móviles. Al desglosar por país, China (94%), India (88%), y Rusia (81%) lideran este camino. En América Latina, lidera Brasil con el 74% de los médicos de ese país que utilizan herramientas digitales.

Para Julius Baer, estos países “están adoptando el enfoque más revolucionario cuando se trata de incorporar tecnología a la medicina”.

Después de la crisis de Covid-19, el sector de la tecnología médica, que ya estaba en auge, ha acelerado sus desarrollos a un ritmo fenomenal más sobre la telemedicina y el auge de la tecnología médica.

“Estamos experimentando una tormenta perfecta de infraestructura obsoleta y con pocos recursos, y una mayor demanda que ha dejado expuestas las fallas en nuestros sistemas de salud globales”, sostiene Damien NG, analista de Next Generation del banco suizo. Agrega que “la crisis ayudará a potenciar el progreso tecnológico que necesita la industria”.

De acuerdo al análisis, esto sucede a pesar de que el gasto mundial en atención médica ha aumentado a un ritmo considerable desde 1980 debido a las políticas gubernamentales y los cambios en el estilo de vida. Entre los factores del aumento del gasto se destacan el crecimiento de la esperanza de vida, en que los sistemas de salud deben satisfacer las necesidades de un número más alto de adultos mayores.

Por otro lado, se resalta que los modelos de vida modernos han aumentado las enfermedades crónicas y que se derivan de comportamientos, como una mala alimentación o el tabaquismo. De hecho, la Organización Mundial de la Salud estima que para 2030 el total de muertes mundiales por enfermedades no transmisibles alcanzará los 52 millones al año, “lo que ejerce una presión extrema sobre los sistemas de salud ya sobrecargados”, recalca el reporte.

Un tercer factor es la escasez de mano de obra provocada por la disminución de las tasas de fertilidad. Este fenómeno tiene el efecto de alterar la sostenibilidad de los sistemas de salud debido al desequilibrio en la oferta y demanda de recursos en los países de ingresos altos y medios. Según la OMS, habrá un déficit mundial de alrededor de 18 millones de trabajadores de la salud para 2030, y los déficits ya serán particularmente fuertes en las economías de ingresos bajos a medianos.

Nuevos Modelos

El análisis apunta a que la atención médica ha mejorado enormemente en los últimos 50 años, pero las expectativas de lo que debería proporcionarse como estándar han aumentado a un ritmo mucho mayor. Julius Baer sostiene que a medida que los ingresos han aumentado, “esperamos un nivel cada vez más alto de atención médica, lo que obviamente tiene un costo”.

En ese sentido, son varias las nuevas modalidades que se están implementando para digitalizar la salud. Uno de ellos es reemplazar el actual modelo de tarifa por servicio basado en solo la realización del procedimiento a uno que priorice los resultados. “Los gobiernos y las aseguradoras están cambiando cada vez más hacia un modelo basado en resultados, como el modelo de Atención Médica Basada en Valores (VBHC)”, señala el reporte. Este modelo se basa en la investigación del profesor de Harvard Michael Porter y compensa a los proveedores de atención médica por la salud y el bienestar de sus pacientes, “más que por los servicios que brindan”.

Otro sistema que resalta el banco suizo es la telemedicina, el cual “podría mejorar significativamente la disponibilidad y la eficiencia de los sistemas de salud globales”, y que actualmente ha demostrado ser valioso en la batalla contra el coronavirus.

El uso de la telemedicina está aumentando: en 2018, la Comisión Europea estimó que el mercado mundial crecería a 37.000 millones de euros en 2021, y es probable que la crisis actual acelere ese crecimiento.

Damien NG sostiene que “los nuevos desarrollos podrían ser la clave para muchas mejoras en la atención médica y ofrecer una serie de oportunidades interesantes para pacientes e inversores, con datos digitales que ayudan a construir sistemas sólidos que brindan atención basada en el valor”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top