25 apps mexicanas preparan su ‘debut’ para competir con Didi Food, Uber Eats y Rappi

Screenshot-2020-06-28-at-11.01.51-PM.png

Fuente: Forbes México

Emprendedores buscan entrar en el mercado de las aplicaciones de ‘delivery’ tras la quejas de la industria restaurantera por un incremento en las comisiones de las apps.

Alrededor de 25 empresas mexicanas buscan competir en el mercado de las aplicaciones de entrega de comida a domicilio en diversas regiones del país, luego de las quejas de varios restaurantes por las “altas” comisiones que les cobran compañías como Uber Eats, Didi Food y Rappi. ¿Podrán obtener un pedazo del pastel?

“El futuro de la industria restaurantera está en las nuevas tendencia tecnológicas, lo que debemos hacer es generar otros jugadores en el mercado para que finalmente sean mas competitivas estas opciones. Hay diversas empresas mexicanas o latinoamericanas que han llegado a la puerta de muchos restauranteros justamente para que abramos el mercado, ahora hay más de 10 que ya compiten y cerca de 25 están buscando esta oportunidad”, señala en entrevista Victor Legaspi, vicepresidente nacional de la zona centro de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

El sector restaurantero ha sido uno de las más golpeados por la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19 -la Canirac estima que cerca del 20% no volverá abrir- y que lo ha dejado, en la mayoría de los casos, sin mucha liquidez económica, por lo que han buscado que empresas de delivery como Didi Food y Uber Eats bajen el porcentaje de su comisión que llega a ser de hasta el  30% más IVA.

“Hoy el canal que más peso tiene son las plataformas digitales, pero previo a la pandemia teníamos restaurantes con flujos normales en donde los clientes gastaban directo en el restaurante y teníamos un canal adicional, que era la entrega a domicilio, y ahora toda nuestra venta se va a las plataformas y ya no al comedor. Piden 30% pero ya no tenemos el mismo modelo de negocios que antes”, señaló Legaspi.

Además, la Canirac pide que se desglose al cliente los montos que son propios de la comida y los que pertenecen a las comisiones –que a partir de junio algunos restauranteros se quejan porque comenzaron a cobrar el ISR e IVA –.

“Una de las peticiones muy clara es que se exprese muy bien en la aplicación cuánto corresponde en la aplicación del restaurante, cuánto al restaurante y si el cliente esta de acuerdo en que sea el pago total correspondiendo al restaurante y aplicación. Porque no deja muy claro cuánto es lo que se entrega al restaurantero, es importante que que separa este costo”, agrega Legaspi.

Tanto Didi Food como Uber Eats señalan que no se ha incrementado la comisión y es una confusión por la entrada en vigor de la reforma fiscal, aprobada en el Paquete Económico 2020, que obliga a estas aplicaciones a retener el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de un 8% y el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de máximo 5.4%, dependiendo de las ventas de cada restaurante. Esta ley entro el vigor el pasado primero de junio.

“Nosotros en Uber Eats, en estricto apego a esta reforma fiscal, estamos haciendo estas retenciones que se le entregan al SAT íntegramente y no nos quedamos medio centavo de ellas. Requerimos una inversión para tener todos los servicios y hacer estas transacciones, las facturas y entregarlas. Son pagos provisionales que ellos a la hora de presentar la declaración ya hicieron el pago pero que de acuerdo con sus capacidades de deducibilidad, podrán tener posibles devoluciones, a ellos les facilitamos las facturas”, señala en entrevista, José García-Pimentel, Director de Uber Eats México.

Por su parte, Didi Food explicó que también es importante resaltar que lo anterior solo aplica a las ventas digitales con tarjeta de crédito que representan alrededor del 25% de las ventas de su plataforma; el otro 65% que se paga en efectivo lo recibe el restaurante.

“Pues no podemos hacer la retención y eso le corresponde como lo debería de estar haciendo históricamente”, dijo Daniel Serra, director de Operaciones de DiDi Food en Ciudad de México.

Sin embargo, uno de los problema de los restauranteros es que, además, estas facturas no les permiten tener una contabilidad más controlada y las aplicaciones no bajarán sus comisiones, por lo que los negocios que opten por seguir en las aplicaciones deben de tener un buen margen de utilidad.

“Como problemática te encuentras con la comisión alta. Yo decidí absorberlos y aparte me da más visibilidad estar en Uber Eats, lo que pasó con esta situación fue que a muchos nos llegó de golpe –la entrada en vigor de la retención— y aparte, a lo mejor esta medida fiscal se pudo haber pospuesto un poco más”, señala en entrevista Andrés Carranza, fundador de Crunchy Corner en Aguascalientes.

El 26 de junio, Carranza realizó un hilo en Twitter para explicar las afectaciones que le provocaban la comisión del 30% en la plataforma de Uber Eats y los impuestos.

“De cada $100 nos quitan $44 y nosotros de esos $44 tenemos que sacar para costos de insumos, sueldos, renta, costos fijos y los carísimos desechables biodegradables en donde se sirven los alimentos. Por supuesto que haciendo cuentas le pierdo más de lo que le gano”, señaló.

Aunque en Aguascalientes, donde reside, confesó que probó una aplicación regional con una comisión del 11%, pero con una diferencia abismal del servicio.

“La aplicación se llama En caliente, la diferencia es abismal en cuestión de las dos plataformas, no solo en el diseño sino en tiempos de entrega, en servicio y yo se que Uber Eats tienen esa comisión, pero te prometen mucho y te dan una seguridad”, agregó Carranza.

Didi Food y Uber Eats, ¿dispuestos a bajar las comisiones?

Los directivos de las aplicaciones de Uber Eats y Didi Food explicaron a Forbes México que el porcentaje de estas comisiones lo usan para generar promociones a los usuarios, con el objetivo de darles mayor visibilidad y demanda a los restaurantes,  y para el pago de los repartidores. Por lo que no están considerando bajar las comisiones.

“Nosotros usamos ese porcentaje de comisión para generar demanda constante y crecimiento. A veces olvidamos que Uber Eats no somos una plataforma para entrega de pedidos, principalmente nos dedicamos a generar demanda creciente y constante que requiere una inversión importante. (También) es para permitir que los socios repartidores complementen sus ganancias de manera confiable y consistente. La tercera parte es que tenemos una serie de gastos operativos que son muy importantes porque son los que nos permiten dar cada pedido”, explicó García Pimentel, de Uber Eats.

Uber Eats dijo que ha emprendido una serie de campañas en las que invirtieron millones de pesos para apoyar a los restauranteros a través de la generación de usuarios. Entre ellas, estaba el de acercar una gran cantidad de Pequeños y Medianos restaurantes (que conforman el 70% del número de restaurantes) a los consumidores sin cobrarles el costo de envío. También abrieron una línea telefónica temporal para recibir pedidos de personas de la tercera edad que no estuvieran tan familiarizados con la tecnología.

“Fuimos la primera plataforma que sacó la opción para que los usuarios puedan hacer una contribución adicional a los restaurantes, no para el repartidor, sino para el personal del restaurante. A la fecha los usuarios han contribuido con más de 10 millones de pesos para estos restaurantes, principalmente las Pequeñas y Medianas Empresas. También habilitamos que los restaurantes puedan recibir sus ganancias de forma diaria para mejorar su liquidez y flujo de efectivo porque sabemos que tenían que enfrentar muchas obligaciones como sueldos y renta, entonces queríamos ayudar de esta forma”, señala el directivo.

Didi Food

La aplicación china de delivery explicó que sus comisiones los destinan a cubrir sus costos operativos y reinvertir algunas de las ganancias en restaurantes.

“A mi conocimiento somos la única plataforma que reinvierte las ganancias en los restaurantes en promociones en conjunto y el ejemplo más claro ha sido la promoción que hemos sacado durante toda esta pandemia que hemos llamado “estamos juntos” con la que hemos duplicado los descuentos que dan los restaurantes y así incentivar el tráfico y ayudar a vender mucho más de lo que han estado vendiendo naturalmente”, señala Daniel Serra, director de operaciones de la aplicación en la Ciudad de México.

El directivo señala que en los últimos 3 meses, han invertido más de 30 millones de pesos en promociones para los restaurantes en las que participan más de 5,000 negocios a nivel nacional.

“En promedio, un restaurante que ha participado en estas promociones ha incrementado el 60% de sus ventas en los últimos meses, estamos francamente convencidos que esa es la dirección que queremos seguir tomando y que aplicamos antes de la pandemia, esto nos permite incentivar el tráfico y reinvertir en ellos para que puedan vender más”, agrega el directivo.

Serra señala que los impuestos siempre han existido, únicamente cambia la responsabilidad de quien lo quiera hacer y también están absorbiendo los costos temporalmente.

“Sabemos que tiene implicaciones sobre el flujo de los restaurantes y por eso somos las única plataforma que decidió absorber los costos a los restaurantes durante todo junio y también julio. Lo estamos haciendo con dos propósitos, el primero es que podamos tener conversaciones muy transparentes con los restaurantes para explicarles y que ellos entiendan perfectamente cómo va a estar funcionando y que sea un proceso muy transparente y como apoyo secundario en estos tiempos complicados”, explicó Serra vía telefónica.

Sin miedo a baja de restaurantes

Las aplicaciones dijeron que algunos restaurantes se han dado de baja por problemas económicos; sin embargo, también han visto un incremento de suscripciones a su aplicación, por lo que no temen que los negocios se “desconecten”.

Hemos visto una conectividad de cerca del 95% de los restaurantes desde el inicio de esta pandemia, entonces realmente no hemos visto que se desconecten de nuestra plataforma. Yo en gran parte atribuyo esto a las dos medidas de invertir promociones con ellos, lo cual nos ha permitido incrementar sus ventas”, de acuerdo con Serra, de Didi Food.

Por su parte, Uber Eats señaló que a pesar de que han visto una baja importante de numero de restaurantes, han recibido muestras de locales que se han mantenido a flote gracias a su aplicación.

“Ahora los restaurantes han tenido el acceso a la tecnología para mantenerse vigentes. También hemos visto en las ultimas semanas un repunte muy importante y se están animando a regresar porque siguen confiando mucho en la plataforma y entendemos si algún restaurante decide retirarse”, señala Pimentel de Uber Eats.

Ube Eats también facilitó el proceso de inscripción para los restaurantes e incluso pueden estar activos en un transcurso de 24 horas.

“Cuando entré a Uber Eats fue un alza muy grande en cuestión de publicidad y en la rotación de productos, prácticamente lo que te da esta app es visibilidad y publicidad porque es una plataforma muy bonita, a comparación de Rappi y de Didi Food, a mi me encanta porque te lo ponen sencillo. Tu entras, ves el restaurante con imágenes y te enamoras y pides”, agrega Carranza.

Además, explica que tiene el respaldo de la aplicación por si el repartidor no llega con el pedido o el platillo llega incompleto, ya que los costos corren por cuenta de la aplicación y no a cuenta propia.

Sin embargo, Carranza dijo que tuvo que incrementar los precios de sus productos para mantenerse en la app y en un mediano plazo considera lanzar sus propia aplicación.

“Lo que hice fue dar un comunicado de parte del restaurante directamente en Facebook e Instagram explicando la situación. Pero también he pensando enhacer una aplicación para que únicamente recojan el pedido en el restaurante, el problema es que no quieren salir de sus casas”, puntualiza el empresario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top