Lo difícil no es volar, lo difícil es aterrizar

transformacion-digital-07.jpeg

Por Luis Medina, Gerente de Innovación Abierta en Digital Bank Transformación Digital

Hablar hoy de la importancia de que las organizaciones se Transformen Digitalmente e incorporen en su ADN la innovación, para afrontar la velocidad de los cambios, cada vez mayor, es al menos una redundancia; en particular porque los grandes cambios que se están produciendo en el mercado, no tienen que ver, en primera línea, con la digitalización o automatización, sino que los giros inesperados se están generando en los modelos de negocios y en los actores que ingresan con nuevas propuesta en mercados y modelos, que hasta hace muy poco tiempo eran disruptivos.

Un ejemplo de lo anterior es Lysto, una propuesta de supermercado digital que quiere competir con Cornershop, pero con una experiencia que lo que ofrece la app, sí o sí está en el darkstore; por ende, llegará a sus casas.

Otro ejemplo a analizar es el de Xepelin, enfocada a servicios financieros para pymes en América Latina, con préstamos de capital de trabajo a corto plazo con sólo tres clics y así recibir el capital en cuestión de horas. Ya cuenta con 4.000 clientes y tiene una tasa de crecimiento “cuatro veces más rápida” que cuando comenzó en Chile.

Entonces ¿en qué deben enfocarse las organizaciones para adaptarse, aprovechar las oportunidades y generar disrupción?

Las organizaciones ya se han preparado en desarrollar las competencias conceptuales e iniciado algunos proyectos de cara a potenciar la Transformación Digital, por lo que el foco, desde este punto en adelante, es ejecutar de manera eficiente y eficaz los proyectos planificados con el objetivo de impactar en el negocio, hacer eficientes sus modelos actuales y migrar hacia nuevos modelos innovadores y disruptivos.

Para lograr esta ejecución eficaz, las empresas deben abordar 3 grandes desafíos

  1. Las organizaciones deben pasar de una estructura mecánica a una estructura de organismos; con un cambio de Mindset que lleva a la estructura a ser más flexible, enfocada a la acción, equipos conectados y responsables de la ejecución de punta a punta.
  2. Nivelar los distintos equipos hacia la visión y ejecución digital. Actualmente las organizaciones desarrollaron la visión de Transformación Digital en un grupo acotado, creando 2 realidades, culturas y formas de trabajo muy distintas, lo que trae aparejada la generación de roces y desconexión entre los distintos equipos al, momento de ejecutar.
  3. La ejecución debes debe tener una base metodológica que permita asegurar el impacto, la coherencia y velocidad de las iniciativas.
  • Para que una iniciativa generes impacto debe resolver un problema para los clientes y/o para la organización.
  • En la implementación debemos estar consciente que lo planificado no se cumplirá, por tanto debemos tener indicadores que nos guíen, pero nos permitan experimentar y ajustar para ir generando valor.
  • Finalmente, la experimentación no sirve de absolutamente nada si no se cuenta con una etapa fluida al paso a producción, para que toda validación temprana exitosa pueda ser explotada en el futuro por la organización.

“Las ideas pueden venir de cualquier parte, Sin embargo, el verdadero desafío no es la generación de ideas, sino la validación de ideas.”

                                                                                                                       Ash Maurya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top