La urgencia de acelerar la integración de tecnologías de información en la salud

innovacion-salud.jpg

Por Joseph Michell, Operations Director Hispanic America Region de CoasinLogicalis

Durante la pandemia por Covid-19 que ha afectado a todo el mundo, la sociedades, empresas e individuos se han reinventado, por ejemplo, con el teletrabajo. Sin embargo, pese a los cambios que se han tenido que acelerar para salvaguardar empresas y vidas, el Coronavirus solo ha agudizado el retraso de Latinoamérica en materia de integración de Tecnologías de Información (TI) en la salud. Es evidente que no es la única medida que puede ayudar en estos momentos complejos, pero sí puede salvar vidas.

Alrededor del mundo, y específicamente en Europa, existen numerosos casos de éxito que dan cuenta del trabajo serio y responsable con distintas soluciones tecnológicas para mejorar la experiencia y calidad de vida de los pacientes. En Reino Unido, por ejemplo, gozan de políticas públicas eficientes para el uso de la información y cuentan con un sistema muy grande de análisis del comportamiento humano. Hay una integración muy interesante, con toda la capa de análisis de datos, lo que permite que las distintas diligencias y procesos sean más fáciles para las personas ya que está todo conectado.

En Chile, uno de los ejemplos que se puede destacar, va de la mano de una reconocida clínica que ha implementado por más de ocho años servicios de soporte integral TI. Están presentes en todas las áreas de la clínica y en todos los eventos que han marcado el acontecer nacional en los últimos años, como terremotos, situaciones climáticas, estallido social y hoy, en la primera línea, frente a la pandemia.

A través de estos esfuerzos se logró activar un modelo de trabajo en el cual los traslados, habilitaciones y configuraciones tecnológicas han dado paso a un nuevo servicio de urgencia respiratoria y hospitalizados, donde se ha capacitado al personal, entregado implementos de seguridad para las zonas de riesgo y finalmente, comprendido el objetivo y respetado la integridad. Este equipo está comprendido por grandes héroes, cirujanos informáticos, que forman parte del engranaje que está detrás de todo el personal médico.

Hoy más que nunca, tenemos la posibilidad y necesidad de proveer una completa capa de tecnología en el sector salud para tomar mejores decisiones, salvar vidas y automatizar procesos. La Transformación Digital se verá en toda su extensión durante esta nueva década y el desafío está en incorporar más tecnología para mejorar la experiencia de los pacientes.

Pero más allá de los avances que existen a lo largo del mundo y los distintos casos de éxito, en América Latina no pasa lo mismo. Esto no se debe a la infraestructura ni por falta de iniciativa de las empresas, sino más bien un estancamiento por parte de políticas gubernamentales. Lamentablemente, si de los gobiernos no emana el impulso de innovar, es complicado trabajar la telemedicina o en los registros electrónicos de pacientes, por nombrar algunos ejemplos.

Un ejemplo de esto es la situación crítica que vive Brasil. El país ya superó las mil muertes por día y la situación parece que sólo empeorará. Y dichos acontecimientos obedecen, entre otros factores, a decisiones gubernamentales.

Lo cierto es que pacientes, instituciones de salud y gobiernos se ven beneficiados. La inclusión de tecnología ya no es una opción, sino que ha transformado en una necesidad sobre todo en tiempos de pandemia: disminución en las listas de espera, atención personalizada y eficiente, reducción de costos y mejor servicio. La telemedicina, los registros electrónicos de pacientes, el monitoreo en tiempo real solo traerá buenos resultados. Aunque para ello se necesita inversión, capacitación, infraestructura y voluntad política.

Estamos viviendo la crisis sanitaria más complicada del último siglo y la transformación digital de la salud exige prontitud. Pero, ¿de qué sirven los avances si no se usan? Distintos modelos tecnológicos son propuestos en el sector público de la región, pero aún no los implementan por temor a que no tengan el mismo éxito que en otros países. Sin embargo, es necesario y fundamental tomar las mejores prácticas de las industrias y ponerlas en marcha.

Hoy, las empresas tecnológicas en Chile entregamos soluciones tecnológicas que tienen que ver con los activos de una clínica: impresoras, computadores, administración y soporte, sumado a un full outsourcing de TI, sin embargo, el alcance digital en la industria puede ser mucho mayor.

Al implementar soluciones e innovaciones en el sector, es posible llevar la salud al siguiente nivel ayudando a los pacientes y comunidades, a través de la optimización y eficiencia de recursos y personal. Es evidente que la salud de la actualidad requiere de una Transformación Digital con tecnologías que sean escalables, estables y con conectividad adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top