La hiperautomatización como proceso de ventaja corporativa

Lucas-Samyn-1.jpg

Por Lucas Samyn, Ingeniero de Productos y Aplicaciones Furukawa Electric LatAm

En la película “The Terminator”, Arnold Schwarzenegger viaja en el tiempo gracias a una sofisticada red de máquinas hiperautomatizadas con Inteligencia Artificial que lo envían al futuro. Es claro, que la ciencia ficción siempre ha perpetuado el mito de que pronto coexistiremos con un mundo hiperautomatizado compuesto de robots superinteligentes que pueden hacerlo todo.

Pero, ¿podrán las empresas alcanzar un nivel de automatización que abarque todos sus procesos clave? ¿Qué herramientas son las imprescindibles hacia ese futuro hipertecnologizado?

Si definimos la hiperautomatización podríamos decir que es la tecnología mediante la cual se realiza un proceso con asistencia humana mínima; es decir, y según Gartner, estos procesos están definidos por la aplicación combinada de tecnologías avanzadas, incluida la inteligencia artificial (IA) el aprendizaje automático (ML), y la automatización robótica de procesos (RPA) para automatizar cada vez más los procesos, disminuir la presencia de operarios humanos y aumentar la eficiencia.

Por ejemplo, la tecnología RPA (Robotic Process Automation) registró un crecimiento exponencial en 2020 – 60% en comparación con 2019 – estableciéndose como el segmento de mercado de software con el incremento más rápido.

En términos simples, la hiperautomatización se refiere a la combinación de múltiples tecnologías y herramientas que amplifican la capacidad de automatizar el trabajo.

En términos de ventajas corporativas, los beneficios en la implementación que estos nuevos desarrollos nos pueden entregar están dentro de un amplio y variado espectro, como por ejemplo la generación de procesos automatizados, producción de analítica avanzada, mayor satisfacción y motivación de los empleados, aumento de capacidad técnica de la fuerza laboral, información precisa e instantánea en tiempo real, mayor cumplimiento y menor riesgo, mayor productividad; y mejor colaboración en equipo.

Para que las organizaciones obtengan los beneficios de la hiperautomatización es necesario tomar como base a un elemento central: infraestructura de calidad. El soporte técnico necesario encuentra su mejor aliado en la Fibra Óptica, elemento clave a la hora de automatizar digitalmente procesos de valor dentro de una empresa.

Hoy, la Fibra Óptica es concebida como el proceso de solución y conectividad indispensable ante los desafíos de la transformación digital. Este componente ha sido clave para soportar la evolución tecnológica y la transmisión de datos que requiere la hiperautomatización.

La complejidad de desplegar amplios y profundos procesos de Inteligencia Artificial para acelerar o mejorar líneas productivas, estarán sujetas a la construcción de infraestructuras de gran calidad y soporte técnico. Es aquí donde la I+D y fabricación de soluciones de conectividad óptica cumple un rol fundamental.

Disponer de una ruta de hiperautomatización es una de las bases del éxito. Según Gartner, iniciar es plantear los objetivos comerciales deseados, los procesos que se van a optimizar y así continuar con la integración de herramientas de operaciones digitales.

Los dos primeros pasos en la ruta son indispensables antes de automatizar e integrar herramientas DigitalOps, e integrar operaciones digitales que permitan alinear a la empresa con la automatización de procesos basada en modelos de negocios.

Compañías globales como Furukawa Electric LatAm, han anticipado esta necesidad, y están invirtiendo en ampliar las capacidades e infraestructura de producción de Fibra Óptica, para la 4ta Revolución Industrial, y responder a las proyecciones de incremento en la demanda por estas tecnologías de conectividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top