Ecualizar el portafolio de proyectos, el inicio para afinar el impacto

Columna-Luis-Medina.jpeg

Por Luis Medina, Gerente de Innovación Abierta en Digital Bank Transformación Digital

La ecualización consiste en el proceso de ajustar distintos elementos para lograr una mezcla de sonido de calidad y lograr impactar en el público. Bajo esta mirada, para la gestión del portafolio de proyectos de nuestra organización, gerencia o áreas,  necesitamos la misma capacidad de articular y ajustar distintas variables para encontrar el tono exacto (impacto) de los proyectos al momento de ejecutarlos de cara a lo que la organización se está enfocando, es decir, enfocarlo a la estrategia y objetivos.

Ya hemos comentado que el gran desafío de las organizaciones actuales, en su proceso transformacional, es la ejecución de las distintas iniciativas definidas para avanzar y pasar de un modelo de negocios actual al modelo deseado, que permitirá una mirada diferenciadora y de impacto para el futuro.

La ejecución no es una etapa fácil, ya que persigue lo tangible de algo abstracto en un inicio y, a pesar de que muchas empresas están ejecutando varias iniciativas en su transformación, se han encontrado con dificultades al momento de concretar, avanzar y desplegar dichas iniciativas.

La primera pregunta que debe responder la organización al momento de armar y ejecutar proyectos es ¿por dónde comenzamos? Es en este punto, donde el concepto de ecualizar sistemáticamente nuestra hoja de ruta se vuelve esencial para lograr los objetivos.

Inicialmente pensaríamos que la respuesta a dónde comenzamos es muy simple, pero lo que hemos visto en distintas empresas de Latinoamérica es que las empresas no cuentan con herramientas para encontrar la respuesta a esta pregunta y avanzan de manera intuitiva, sin tener realmente una visión clara de qué iniciativas son las correctas y si están logrando el impacto que se requiere. Para corregir lo anterior, es necesario afinar la gestión eficiente de proyectos, debemos ecualizar nuestro portafolio para identificar claramente cuáles iniciativas de deben ejecutar:

¿Cómo ecualizamos los proyectos?

Al igual que una La primera instancia para ecualizar una cartera de proyectos es alocar qué tipo de proyectos estamos trabajando en 3 ámbitos:

  • La primera instancia es identificar si los proyectos están enfocados a igualar a la competencia directa, en servicios o canales donde nos lleven algún tipo de ventaja.
  • La segunda instancia se enfoca a clasificar si los proyectos permitirán adelantarnos a la competencia, con productos o canales que hoy no se encuentren en nuestros competidores directos y puedan generara innovación y diferenciación en el mercado.
  • La tercera línea se enfoca a Proyectos de Transformación, cuya característica principal es impactar principalmente en el Horizonte 2 y Horizonte 3 de la estrategia Multi Horizonte, en los ámbitos principales de la Transformación: Estrategia, Tecnología y Procesos, Innovación, Capacidades y Cultura.

Con esta primera clasificación ya estamos en condiciones de colocar un peso especifico, y que junto a un caso de negocios, permite a quién toma las decisiones, definir con un foco claro y con datos cuantitativos, cuáles son los proyectos que generarían mayor impacto en la organización para ejecutar en primer lugar.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top