Agilizar… o morir: Una alerta para Bancos de Latam

Pablo-Itman.png

Por Pablo Itman

La afirmación puede sonar un tanto fuerte, pero no por eso, menos real. Los bancos sienten la enorme presión de innovar y brindar una mejor experiencia a sus clientes, cada vez más rápido para estar a la altura no sólo de sus competidores, sino de las experiencias que sus clientes tienen en todo tipo de plataformas digitales. Sin embargo los tiempos de desarrollo existen y aún teniendo una cantidad de personas tanto en los equipos tecnológicos internos como de sus proveedores, sienten que nunca van tan rápido como quisieran.

Ahora bien, no hay forma de que una organización y sus procesos sean más ágiles que automatizando todas las tareas que sean susceptibles de serlo. Esto tiene una explicación muy sencilla: no existe ninguna metodología enfocada al aumento de la productividad que pueda competir con la posibilidad de apretar un botón que haga que, mediante un proceso que tarda milésimas de segundos, una tarea quede resuelta. Por ello, en la actualidad actividades como el testing, capacitaciones, despliegues de versiones, personalización de las soluciones, asignación inteligente de equipos de trabajo, son tareas entre otras que en Infocorp están cada vez más automatizadas.

And the winner is…. AUTOMATIZAR

Por supuesto, existen muchas otras tareas claves que se pueden y deben automatizar, como la detección de vulnerabilidades de seguridad. El negocio de la banca depende de la confianza que los clientes depositan en sus proveedores de servicios financieros y esta se sostiene en la seguridad con la que las organizaciones manejan los fondos y los datos de sus clientes. Esta es la razón por la que en Infocorp no solo utilizamos las herramientas más innovadoras con el fin de detectar las vulnerabilidades de seguridad de un sistema, sugiriendo la mejor solución para estas e incluso estimar el tiempo en el que pueden ser solucionadas, sino que siempre se puede llevar la automatización un poco más allá . Estamos trabajando para lograr que la herramienta también solucione en forma autónoma la vulnerabilidad. Se dice que antes los informáticos pensaban en cómo automatizar el trabajo del resto de los mortales, pero hoy se encuentran pensando en cómo automatizar su propio trabajo.

¿Es utópica la automatización?

No hay que limitarse a la hora de pensar en automatización. En ese sentido, y saliendo de las áreas que nos pueden ser más familiares o parecer más factibles a la hora de automatizar, hace un tiempo, en conversaciones con distintos equipos de trabajo en  Infocorp, compartí mi visión a respecto a la automatización y las ventas: crear una herramienta capaz de formular a un cliente 3 preguntas y que a partir de sus respuestas, en cuestión de milisegundos esta genere un plan de negocio detallado, que satisfaga todas sus expectativas en términos de solución, tiempos de ejecución y presupuesto. Sé que no deja de ser un sueño, pero sirve para entender las potencialidades de la automatización que sumada a la inteligencia artificial nos seguirá sorprendiendo cada día.

Todavía hay mucho camino por recorrer y cualquier avance que logremos significará un aumento enorme de la agilidad de una organización. 

Banca y automatización 

Volviendo a la banca, la automatización le ofrece a este sector otra ventaja relacionada con la seguridad. Y es que mientras menos intervengan las personas en los procesos, menos probabilidades habrá de que se cometan errores. Por ejemplo, en mayo de este año (2022) un error de un empleado de un gran banco internacional causó una caída de los índices de varias bolsas europeas, especialmente la de Estocolmo. Según la agencia Bloomberg, la falla duró unos minutos, pero produjo una pérdida de 300 mil millones de euros a las bolsas afectadas. Al parecer se trató de un fat finger error (error del dedo gordo) o, como diríamos por por aquí al sur del Río de la Plata, un dedazo. Es decir, un empleado apretó el botón que no era y ocasionó una catástrofe. Otras de las ventajas de la automatización es que libera a las personas y a sus cerebros de los trabajos operativos y repetitivos para que puedan dedicarse a pensar en soluciones creativas.

Comprar o desarrollar en casa, esa es la cuestión

Me inicie desde muy joven a trabajar en tecnología dentro de la industria financiera, y desde esos tiempos siempre los bancos se enfrentan a la disyuntiva de comprar  tecnología a un proveedor o desarrollar in house. Porque por un lado aspiran a tener el “control” absoluto de su solución, pero por otro, justamente, precisan agilidad. Mi sugerencia es: tomen el camino del medio. Así como frecuentemente las consultoras aconsejan a sus clientes no delegar el control de su operación en un proveedor, la mayoría de las organizaciones no pueden permitirse contar con un equipo con la suficiente dimensión, foco y dedicación a generar nuevas soluciones.

Entonces, lo más conveniente es que las organizaciones acuerden con su proveedor de soluciones tecnológicas en qué partes del proceso les interesa participar y en cuáles no. A algunos bancos les interesa manejar la interfaz con el cliente, pues ésta está íntimamente ligada a su estrategia de marketing y desean tener la posibilidad de cambiarla todas las veces que quieran y no tener que depender de los tiempos de su proveedor. Dicho de otra manera, aspiran a la agilidad. Atendiendo a esta necesidad es que en Infocorp diseñamos herramientas como  Digital Toolkit, basada en IC Banking –una plataforma omnicanal–. Digital Toolkit facilita que el cliente participe en el desarrollo pero sin que sea necesario que construya el producto completo, generando así una modalidad de trabajo ágil y colaborativa, donde cada equipo aporta su mayor valor agregado. En este sentido Digital Toolkit  ofrece 3 beneficios: 

  1. Cuenta con componentes técnicos (visuales y no visuales) de uso genérico y específicos que ofrecen un menú de tarjetas para mostrar productos bancarios en distintos formatos.
  2. Ofrece documentación mediante un storybook que muestra en tiempo real las propiedades y la configuración de los componentes gráficos. 
  3. Facilita la integración continua que ayuda a que el testing se haga de forma más rápida y, con un alto nivel de automatización, se pueda pasar entre ambientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top