Inicio Noticias Tecnología para pagar con celulares llega a Chile este año pero regulación...

Tecnología para pagar con celulares llega a Chile este año pero regulación dilatará su uso

Compartir

En Chile el uso de celulares está sumamente masificado. Muestra de ello es que hay más equipos que habitantes en el país. De acuerdo con cifras de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, a septiembre de 2010 en Chile había 18.309.612 celulares, lo que se traduce en que existen 106,87 equipos por cada 100 habitantes.

Así, no es extraño que cada vez se quieran integrar más servicios en estos dispositivos. Música, videoconferencias, geolocalización y la posibilidad de estar siempre conectado a Internet son ya elementos cotidianos en los teléfonos de gamas media y alta que se ofrecen en Chile.

Sin embargo, una tecnología que no ha logrado penetrar en el país es la llamada “billetera digital”, es decir, la posibilidad de integrar la cuenta corriente y las tarjetas de débito, crédito e identificación, entre otras, en el celular, para lo cual se emplea el estándar Near Field Communication (NFC).

Se trata de una tecnología de comunicación inalámbrica que permite el intercambio de datos entre dispositivos a menos de 10 centímetros, que es la evolución de la RFID, la que misma que ocupan las tarjetas Bip! del Transantiago.

Y pese a que desde hace tiempo se viene hablando del concepto “billetera digital”, y de lo cómodo que sería pagar todo desde el teléfono, recién en la actualidad se está masificando la tecnología, con interesantes usos en Estados Unidos y Europa, razón por la cual fue una de las tendencias claras que se vieron en el Congreso Mundial de Móviles (WMC en inglés), realizado recientemente en la ciudad de Barcelona.

En el stand de Visa, era prácticamente lo único que promovía. Elvira Swanson, de relaciones corporativas globales de la firma, explicó que “como hay tantas tarjetas, el objetivo es simplificar las transacciones y tener todo en un sólo lugar”, y ese lugar serían los celulares, que se transformarían en las billeteras electrónicas muy pronto.

“Lo que faltaba eran los smaprthones adecuados, pero ya están siendo anunciados”, dice Swanson, refiriéndose a algunos aparatos, específicamente de Samsung –que incluso llegarían a Chile este año-, que ya incorporan la tecnología NFC, el estándar definido para este tipo de transacciones.

Pero para apurar la transición, se han pensado en otras soluciones, como las tarjetas MicroSD con chips con esta tecnología, que permiten convertir a cualquier celular en un artefacto para hacer los pagos, que se cobran a la cuenta a que estén asociado.

Esto ya es una realidad en países como Canadá o EE.UU., y por ejemplo en Manhattan ya es posible pagar el metro con ellos. Se ha desarrollado un estándar de pagos “sin contacto” (similares a la tarjeta Bip! del Transantiago), con diferentes nombres según la compañía, pero que al fin y al cabo son lo mismo.

Por el lado del comercio, deben tener los terminales especiales, nuevamente muy similares a los del Transantiago, y ya hay más de 200.000 locales que ya los tienen, en países como Australia, Malasia o Canadá.

¿Y Chile?

Pese a que en Chile hace algunos años hubo algunas iniciativas para comprar bebidas o para adquirir boletos de Metro a través de SMS, el uso de esta tecnología fue más bien incipiente y sólo se limitó al empleo de mensajes de texto y estuvo operativa muy poco tiempo. 

Con esta misma estrategia en mente,  la multinacional sueca Ericsson presentó un servicio que permite transferir dinero a través de los celulares, teniendo en mente que en los próximos dos o tres años estas serán las aplicaciones más usadas en muchos países, y que podrían beneficiar a mil millones de personas que tienen celulares pero no cuentas corrientes.

Al respecto, Sergio Quiroga, vicepresidente de Ericsson para América Latina, explica que la fortaleza de las instituciones en Chile convierten al país en uno de los mercados que la firma explorará este año.

“Los principales desafíos para este tipo de servicio es el aspecto de regulación, los acuerdos necesarios para el establecimiento del ecosistema de partners”, agrega.

En esto coincide Aldo Vidal, gerente comercial del área de telecomunicaciones de Samsung, quien mientras asegura que algunos teléfonos de su marca que ya incorporan la tecnología NFC pueden llegar a Chile este año, aún no van a poder ser utilizados como billeteras electrónicas porque hay un trabajo importante que hacer aún a nivel de regulación y de coordinación con el comercio y las diferentes entidades. Pero al menos veremos que parte de esta tecnología arribará sin duda a nuestro país.

Países emergentes

Otro foco importante para las compañías está en los países emergentes, donde las personas no tienen cuentas bancarias, pero sí celulares. Por eso, los móviles, por muy básicos que sean, son los dispositivos de los que se valen para hacer pagos y transferencias vía SMS.

África ha sido una de las regiones más beneficiada con este tipo de programas, y según Swanson el número de teléfono se vuelve la identificación del usuario, como si fuera el número de tarjeta de crédito. En Perú, Visa también ha creado un programa en conjunto con Movistar, donde el cobro se hace directamente a la cuenta del usuario.

Otros artefactos

Poco a poco la tecnología comienza a prepararse para el cambio, y el dilema del huevo o la gallina se empieza a solucionar.

En el WMC se vieron varias soluciones propuestas por diferentes empresas para hacer los pagos móviles una realidad. Iota, una empresa estadounidense, tiene la idea de que la billetera electrónica no esté en el celular sino en un dispositivo aparte, con la tecnología NFC, y que permite cargar la información de diferentes tarjetas y sólo con acercarla a los terminales de contacto, el pago queda realizado. Y como puede guardar los datos de diferentes tarjetas, selecciona automáticamente la adecuada para ese tipo de comercio. Ya se vende en EE.UU. y tiene un valor de 99 dólares, aunque su idea es entregarla a un precio menor a través de operadores o compañías de tarjetas de crédito.

Western Union por ejemplo, sumó otra alianza más a su sistema de pagos a través de celulares, lo que permitirá a 18 nuevos países tener este servicio, que se asocia a una cuenta en esta compañía.

Fuente:Emol.cl