Inicio Noticias Según un estudio de FICO, la banca móvil se convertirá en el...

Según un estudio de FICO, la banca móvil se convertirá en el canal favorito de los usuarios en los próximos años

Compartir

Los usuarios de Smartphones demandan a las entidades financieras más opciones de interacción desde el móvil, como conocer el estado de las cuentas, alertas de seguridad o realizar pagos

FICO, proveedor de tecnología en gestión de decisiones y analítica predictiva, ha anunciado los resultados de un estudio internacional realizado a usuarios de teléfonos inteligentes de todo el mundo que muestra que los ciudadanos requieren de mayores funcionalidades de banca online de las que se pueden llevar a cabo hoy en día.

De hecho, más de tres cuartas partes de los usuarios afirman que realizarían más de un tipo de interacción con su banco si fuera posible.

La función más solicitada por los usuarios de Smartphones es la posibilidad de mostrar el estado de las cuentas (75%), aunque más de la mayoría querría recibir notificaciones de potenciales actividades fraudulentas (59%), realizar pagos desde su cuenta (53%) o transferir dinero entre sus propias cuentas (50%). Más abajo el comunicado de prensa.

De acuerdo con los datos del estudio realizado por FICO, los usuarios de teléfonos inteligentes están dispuestos a recibir mensajes siempre que sean relevantes: hasta el 71% rechaza información no deseada proveniente de su banco pero el 53% acepta comunicaciones interesantes iniciadas por la entidad.

Además, a pesar de que, en general, los usuarios de Smartphones suelen ser muy estrictos con la protección de sus datos personales, muchos están dispuestos a compartirlos siempre y cuando observen un valor añadido a la hora de hacerlo. En este sentido, casi la mitad de los encuestados estaría dispuesto a compartir datos personales si esto sirve para reducir el riesgo de fraude y el 39% estaría a favor de compartirlos si con ello su vida fuera más fácil.

La forma en la que los consumidores interactúan con el banco ha cambiado de forma significativa en los últimos años: los ciudadanos van menos a las sucursales y utilizan la banca online cada vez con más frecuencia.

 De hecho, el 50% de los usuarios tienen al ordenador como canal preferido para comprobar el estado de sus cuentas, emitir transferencias y realizar pagos. Todo hace prever, sin embargo, que el canal favorito de comunicaciones será el dispositivo móvil en los próximos meses, aunque todo depende de cómo avance la tecnología de banca móvil y las aplicaciones que se desarrollen.

De hecho, el 17% de los usuarios de Smartphones ya consideran este canal como el prioritario a la hora de comprobar el estado de sus cuentas.

 “La riqueza de los datos obtenidos a través de tecnologías móviles abre muchas puertas a las entidades financieras que quieren ofrecer servicios personalizados a sus clientes”, afirma Daniel Melo, director sénior en FICO. “Sin embargo, es fundamental que los bancos ganen primero la confianza del cliente y demuestren el valor que les pueden ofrecer antes de capitalizar esta oportunidad”.

Los servicios menos demandados por los usuarios de teléfonos móviles son aquellos relacionados con el marketing de la entidad financiera, como pueden ser los mensajes sobre nuevos servicios o productos ofrecidos por el banco (39%). 

 “Más de mil millones de personas tienen un teléfono inteligente en su bolsillo, por lo que no sorprende que millones de clientes quieren realizar transacciones financieras utilizando esos dispositivos”, asegura Daniel Melo. “Las entidades que quieran fidelizar las relaciones de negocio con sus clientes tienen una oportunidad sin precedentes para diferenciarse del resto gracias a las oportunidades que la banca móvil ofrece: se presenta una capacidad única para combinar voz, aplicaciones, texto e información sobre localización que puede resultar en una comunicación personalizada y automatizada -gracias a la analítica-, mucho más interesante que la que ofrecen los cajeros automáticos o la banca online”.

El estudio, se llevó a cabo entre 2.239 usuarios adultos de teléfonos inteligentes en Australia, Brasil, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Europa, India, Japón, México, Rusia y Turquía.

Fuente: bi-spain.com