Inicio Noticias Operadores No Bancarios Prometen Dura Competencia a la Banca

Operadores No Bancarios Prometen Dura Competencia a la Banca

Compartir

Créditos de ConsumoFuente: Estrategia

Operadores No Bancarios Prometen Dura Competencia a la Banca: YA CONTROLAN UN 40% DE LOS CREDITOS DE CONSUMO.

Ante las restricciones impuestas por la banca a la hora de otorgar créditos, las cajas de compensación, las cooperativas y las aseguradoras de vida, aparecen como una clara opción de financiamiento para las personas.

No hay que olvidar que existen otros oferentes de crédito, como las compañías de seguros”, afirmó el viernes el ministro de Economía, Hugo Lavados, al ser consultado por las restricciones que impone la banca a la hora de prestar recursos, pese a los sucesivos recortes de tasas que ha decretado el Banco Central, llevando el jueves la TPM a 2,75%.

Las afirmaciones de Lavados hace tan sólo unos años no habrían tenido eco, pero la realidad actual revela que es creciente el número de nuevos actores del sistema financiero, aunque la mayoría se ha enfocado a los créditos de consumo para personas. Las pymes, por su parte, mayoritariamente no tienen acceso al financiamiento bancario, con lo cual su casi exclusiva opción pasa por los factoring.

Por el contrario, en el mercado de los créditos de consumo los bancos sí tienen una creciente y dura competencia, la que promete acrecentarse con motivo de los recortes de la TPM. De acuerdo a un análisis elaborado por el Departamento de Estudios de ESTRATEGIA, los operadores no bancarios (casas comerciales, cajas de compensación, cooperativas y compañías de seguros de vida) manejan colocaciones de consumo por US$9.000 millones, equivalentes a un 40% del total, pues los préstamos de los bancos llegan a US$13.600 millones.

En este negocio, el principal rival de los bancos son las tarjetas de las multitiendas, pues poseen una cartera de colocaciones de unos US$5.000 millones, que se distribuyen entre ocho operadores que cuentan con cerca de 20 millones de plásticos vigentes, de los cuales siete millones presentan operaciones. Sin embargo, durante este año no se prevé un gran dinamismo en este segmento, considerando que la tasa de morosidad supera el 15%, incluso llegando al 33%.

Cajas de Compensación

El sistema de cajas de compensación, por su parte, posee colocaciones por unos US$2.000 millones, distribuidas entre cinco entidades que tienen unos 4,9 millones de cotizantes, aunque Los Andes es la más grande con un 53% de los créditos. Eusebio Pérez, gerente general de esa entidad, señala que “el crédito de las cajas es percibido por los sectores laborales más como un beneficio”. Agrega que en tiempos de crisis “efectivamente hay mayores restricciones de la banca y también hay un crecimiento de las Cajas porque el mercado tiende a recurrir a la opción que es un poco más permanente”. Respecto de las tasas de interés, desde el 23 de noviembre de 2008, fecha en que Los Andes inició el proceso de reducción, las tasas se han ido ajustando a la baja en porcentajes que fluctúan entre un 10% y un 29%, para créditos menores a UF 200 y según el plazo de amortización pactado.

Las ventajas que presentan estas instituciones para acceder a crédito, tienen relación con que “a diferencia de la banca que evalúa riesgo entre sus clientes, todas los afiliados de las cajas son clientes prime, tienen la misma tasa, ahí está el carácter social”, explica Antonio Castilla, presidente de la Asociación Gremial de Cajas de Compensación de Asignación Familiar (Agccaf).

En este mismo sentido, y considerando los ajustes de tasa aplicados por el instituto emisor, Castilla sostiene que “existe la filosofía de que la tasa de las cajas tiene que ser tremendamente competitiva y beneficiosa para los trabajadores. Eso es parte de un proceso que está amarrado con la obtención de recursos de nosotros mismos”.

Pese a que los bancos aún no traspasan la rebaja de tasa a las cajas, Patricio Cofré, gerente de Administración y Finanzas de La Araucana, indica que están concientes del papel que juegan en el mercado y “por eso mantenemos nuestro spread. Ni en los peores momentos de las crisis hemos cambiado nuestros márgenes, por lo tanto si las tasas de financiamiento bajan, reducimos la tasa de colocación a los afiliados”.

Las Cooperativas

Las cooperativas de ahorro y crédito también (CAC) se han venido transformando en un actor relevante en el mercado de los créditos de consumo, pues ostentan colocaciones por unos de U$1.500 millones, distribuidas entre cinco operadores fiscalizados por la Superintendencia de Bancos (por tener un patrimonio superior a 400 mil UF). Estas instituciones financieras cuentan con 825 mil socios, 179 sucursales y 2.400 empleados. En tanto, otras 61 CAC -que tienen colocaciones por US$130 millones- son supervigiladas por el Departamento de Cooperativas del Ministerio de Economía.

Las diferencias que poseen las cooperativas con los bancos para acceder a financiamiento, según explica Juan Antonio Canales, gerente general de Capual, radican en que “les prestamos a los dueños de las empresas, tenemos menos restricciones, y tasas mucho más convenientes que los bancos”.

Por su parte, el gerente general de Coocretal, Juan Carlos Sobarzo, indica que este escenario económico es visto como una “oportunidad en el sentido de que la gente empiece a meditar cuál es la relación que tienen ellos con la banca. Y que es mejor preferir entidades que no lucran de las personas, la banca es una institución capitalista que lo que quiere es ganar la mayor cantidad de plata posible”. Añade que “las cooperativas son distintas, no tienen como objetivo único el obtener utilidades, sino que prestar servicios a sus socios al menor costo posible, obviamente ganando dinero suficiente como para que el negocio se mantenga”.

Canales insiste en que “el sector del cooperativismo debiera reaccionar si es que su costo de fondo disminuye producto de la decisión del Banco Central, pero los bancos aún no han traspasado el recorte. Nosotros nos estamos financiando porque tenemos una muy buena tasa en captaciones (0,4%), a diferencia de los bancos que tienen un promedio de 0,23%”.

Compañías de Seguros de Vida

Las compañías de seguros de vida, en tanto, son el actor más incipiente en el negocio de los créditos de consumo, pues desde el 2002 han efectuado colocaciones por cerca de US$500 millones, distribuidos entre 14 aseguradoras, las que han colocado cerca de 80 mil préstamos a una tasa promedio mensual inferior al 2%.

En su mayoría, las aseguradoras otorgan créditos de consumo a jubilados con rentas vitalicias, ya que “el pensionado por definición es alguien cuya situación económica es relativamente menos volátil. Este sector es menos sensible a ciclos como los que se producen cuando baja la tasa”, enfatiza Andrés Lehuedé, gerente general de Cruz del Sur Seguros de Vida.

Manuel Luzanto, gerente general de Renta Nacional, sostiene que mientras más alternativas de crédito y de financiamiento existan en una economía es mucho mejor, “ya que por definición los spreads van a ser más apretados y esa es una buena noticia para todos los créditos”. Por lo cual es una buena opción el que las compañías de seguros hayan entrado a este segmento y que incluso hayan ido explorando más allá como los préstamos hipotecarios y las tarjetas.