Jessica López e inclusión financiera de BancoEstado: “Ha sido un proyecto exitoso que espero la próxima administración mantenga”

BancoEstado-01.jpg

Fuente: www.pulso.cl

Adelanta que el banco estudia emitir unos US$500 millones en bonos perpetuos con miras al capital adicional que requiere con Basilea III. Hace un balance positivo de estos cuatro años: 10 millones de cuentas RUT, duplicaron el número de Caja Vecina y abrieron 50 sucursales.

Un “balance glorioso” hace la gerenta general ejecutiva de BancoEstado, Jessica López, cuando se trata de evaluar los cuatro años en que estuvo a la cabeza de la entidad estatal. “Reposicionamos el banco en la industria, y hoy está claro que este es el banco más grande e importante de Chile”, comenta.

La ejecutiva detalla que en este período lograron una rentabilidad promedio de 17%, crecieron de seis a diez millones de cuentas RUT, duplicaron el número de Caja Vecina hasta llegar a las 22.000, y abrieron 50 sucursales.

“Ha sido un proyecto súper exitoso que yo espero que la próxima administración mantenga… Chile no puede ser desarrollado si no hace una inclusión e integración financiera, y para eso hay que estar en todos lados, y no es sólo lo digital, hoy la banca privada está cerrando sucursales, nosotros estamos abriendo, parecemos locos de patio. La transformación también tiene que ver con que la atención en las sucursales va a ser completamente digital”, comenta.

¿Hoy es más caro para la banca abrir sucursales?

-Las sucursales de BancoEstado abiertas en 2014, 2015 y 2016, tienen prácticamente todo cumplido respecto de su proyección de activos, de pasivos y en resultados. Las sucursales de 2017 todavía no tienen buenos resultados, porque es un proceso de dos o tres años en que las sucursales alcanzan números azules.

¿Qué balance hace de estos cuatro años?

-Avanzamos en la tarea de profundizar la inclusión financiera, que es un tema estructural para Chile. Me he llegado a preguntar cuánto del crecimiento económico del país en las últimas décadas tiene que ver con lo que el banco ha hecho. Pero también estamos en el proceso de transformar del banco para la era digital, hemos tenido avances bien significativos, hoy cerca de 4 millones de personas operan en nuestras plataformas digitales. Estas nuevas tecnologías son la herramienta que tenemos que usar para profundizar la inclusión financiera, eso también ha sido un tema estructurarte en términos de logros.

¿Cuáles son los desafíos pendientes?

-Hay dos grandes desafíos: uno, es seguir profundizando la inclusión financiera. Cuando nosotros hablamos de todo lo que hemos hecho, tiene que ver con dar acceso, hay más de 10 millones de personas con cuentas RUT, eso ha sido un gran logro, pero la inclusión financiera es integrar a toda la población al sistema financiero. La etapa en la que hay que profundizar tiene que ver con el uso de los instrumentos, hoy hay 14 millones de personas en el sistema financiero y cerca de 5 millones deben tener un crédito, entonces uno se pregunta ¿dónde se financia todo el resto?

¿Y cómo se puede crecer en créditos en esos segmentos, considerando la Tasa Máxima Convencional?

-Primero, decir que probablemente todos los sectores de menores ingresos en el país son clientes nuestros, por lo tanto, la limitación de la tasa máxima es un desafío, no vamos a dejar ese mercado jamás, son nuestros clientes y me resisto a pensar en esto que se dice, de que la gente de menores ingresos no paga. En los años noventa se decía que los microempresarios no pagaban, entonces empezamos el programa de microempresas y hoy tenemos 600 mil clientes, más de 200 mil con créditos, y pagan perfecto. Ahora, uno reconoce que esos sectores tienen más vulnerabilidades, pero es una tarea que tenemos que hacer. Y ojo que la tasa máxima está entre el 30% y 35%, es una tasa suficiente para operar. ¿Entonces, cuánto le pides de rentabilidad al negocio? Ese es el tema de fondo. Un 30% me parece una tasa razonable para poder hacer un negocio.

Entonces se puede.

-Se puede.

El año pasado fueron el segundo banco que más creció en la industria. ¿Qué vieron ustedes que el resto no vio?

-El largo plazo. Nosotros sabemos que todas las economías tienen ciclos, y lo que hacemos es desplegar nuestra acción comercial en el largo plazo. Acompañamos a nuestros clientes independiente de que el ciclo sea mayor o menor, y eso se traduce en que cuando la economía crece mucho, BancoEstado crece menos que la industria, pero cuando la economía baja su tasa de expansión, BancoEstado crece más que la industria. Tenemos un rol esencialmente estabilizador, y en este caso ha sido especialmente dinamizador.

Entonces, con miras a los próximos cuatro años, ¿BancoEstado se va a achicar un poco?

-No se va a achicar, va a crecer menos que el resto, va a perder probablemente un poco de participación de mercado, crecimos más de un punto en este período, y probablemente vamos a bajar esa participación, pero vamos a mantener nuestro ritmo de crecimiento en el largo plazo.

Respecto a los desafíos, ¿el gobierno corporativo del banco forma parte de ellos?

-Con ese gobierno corporativo el banco ha sido lo que ha sido durante 30 años, y hoy es el banco más importante de Chile. Nos ha ido bien con este gobierno corporativo, pero en 30 años ha cambiado la sociedad, la gobernabilidad del régimen societario de todas las empresas, han cambiado las exigencias, el negocio, ha cambiado todo, y después de 30 años parece súper oportuno revisarlo y adecuarlo al mundo de hoy.

¿Qué tipo de cambios habría que hacer?

-Hoy la ley orgánica tiene establecidos cuales son los estamentos del banco, tiene un consejo directivo, opera con un comité ejecutivo, son cosas bien distintas respecto de cómo opera un banco hoy, donde tienen un directorio en el que residen las facultades. En BancoEstado el equivalente al directorio es el comité ejecutivo, es decir son tres personas: un presidente, vicepresidente y gerente general, y ahí están las facultades. Es como un directorio de tres, que además en el caso mío lidera la administración. Sería bueno para nosotros contar con un conjunto de profesionales bien calificados que nos permitiera apoyar la gestión del banco. En las entidades privadas hay once directores (que participan en diversos comités), nosotros tenemos armados esos comités internamente pero con el comité ejecutivo y los propios gerentes.

El año pasado lanzaron Compraquí, su propia red de adquirencia, ¿por qué siguen en la propiedad de Transbank, no hay un conflicto ahí?

-No, no creemos que haya un conflicto, no todavía. Creemos que son redes complementarias, pero tampoco estamos aferrados, hemos estado ahí hace muchos años, siempre hemos planteado en las juntas de accionistas de Transbank nuestro interés de que se hubiera avanzado a cubrir más. En Chile hay 600 mil comercios, y Transbank tendrá cerca de 200 mil afiliados, es decir hay 400 mil que quedan fuera, y que además son los comercios chicos, que es donde están nuestros clientes. Por eso es bueno que haya dos compañías, o incluso más.

“Estamos estudiando la emisión de US$500 mills. (en bonos perpetuos)”

¿Cuál es el plan B en caso de que el Estado no los capitalice para Basilea III?

-Aquí hay dos fuentes de recursos. Una son los bonos perpetuos, hemos avanzado y estamos trabajado en eso, tenemos casi listos todos los documentos necesarios para hacer una emisión. Hoy es un buen momento ya que las tasas siguen están bajas, y el banco tiene los mejores rating de Latinoamérica. Creemos que es un buen momento para aprovechar de emitir bonos perpetuos, pero naturalmente no vamos a tomar esa decisión, va a quedar para la próxima administración.

¿Y la otra fuente de recursos para cumplir los estándares de la nueva Ley de Bancos sería el Estado?

-Lo otro tiene que venir de capitalización de utilidades o capitalización extraordinaria. Cuando uno mira la historia, esto ha sido posible: entre 2014 y 2015 recibimos una nueva inyección de capital que estuvo condicionada a un conjunto de cumplimientos de negocios, y los cumplimos todos. Sólo por dar una cifra, en la ultima década recibimos US$1.600 millones entre capitalización de utilidades y extraordinarias, y en ese mismo período entregamos US$3.000 millones al fisco.

Entonces están contando con una capitalización.

-Contamos con que el Estado, el Gobierno, va a reconocer el buen instrumento que es éste banco, y va a aportar el capital que sea necesario.

¿Pero cuál es el plan B?

-El banco siempre ha estado ajustado de capital, y cuando nuestros indicadores empiezan a hacer sonar las alarmas, nos hemos ajustado muchas veces en términos de que no seguimos la expansión en la banca corporativa, no tenemos problema con eso, pero estamos convencidos de que el Gobierno, al ver lo que ha sido la gestión y lo que significa el banco para los chilenos, para el Estado y el sistema financiero, debería estar en condiciones de aportar capital y capitalizar utilidades. A fin de cuentas somos un súper buen negocio.

¿Cuánto en concreto están planeando emitir mediante bonos perpetuos?

-Estamos estudiando la emisión de alrededor de US$500 millones. Estamos conversando con bancos de inversión, nos han asesorado en mirar qué hay en el mercado mundial, cuáles son las tasas de interés, qué significaría aprobar emitir estos bonos antes de que se apruebe la ley de bancos, o hacerlo después de que se apruebe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top