Inicio Noticias El mayor banco brasileño tendra cajeros electronicos que leen las venas de...

El mayor banco brasileño tendra cajeros electronicos que leen las venas de la mano

Compartir

BradescoBradesco negocio en el 2008 la compra de seis mil cajeros automáticos que identifican al cliente mediante la lectura del sistema capilar de sus manos.

Será un proceso gradual de implantación de los nuevos cajeros. Quién sabe y algún día, en el futuro, el cliente ya no tendrá que memorizar señas ni cargar tarjetas para utilizar los cajeros“, afirmó el vicepresidente ejecutivo del Bradesco, Laercio Albino Cezar, en declaraciones publicadas hoy por el diario Valor.

A diferencia de los sistemas de lectura de impresión digital, en el que el cliente tiene que tocar un lector, en el nuevo sistema el cliente apenas necesita estirar la mano y dejarla en el aire sobre un sensor que identifica el mapa de sus venas y lo compara con el ya archivado.

Según Cezar, el banco está ultimando los detalles para adquirir los seis mil cajeros desarrollados por la japonesa Fujitsu y que comenzaron a ser usados en 2005 por el banco Tokio-Mitsubishi, que actualmente cuenta con diez mil cajeros con la tecnología.

Bradesco será el primero en América Latina en tenerlos y el responsable por el mayor proyecto de biometría ya implantado por una empresa privada en Brasil.

Para ello realizará una inversión de cerca de 138 millones de reales (unos 80,7 millones de dólares) sin incluir los costos que tendrá con los servicios de soporte y mantenimiento.

Los nuevos equipos sustituirán los más antiguos del Bradesco, que cuenta con una red de 26.133 cajeros automáticos en todo el país.

El objetivo del banco es que uno de cada cuatro cajeros cuenten con la tecnología.

Según Cezar, el Bradesco venía estudiando desde hacía varios años diferentes sistemas para mejorar la seguridad en la identificación de los clientes que usan cajeros automáticos y llegó a probar tecnologías como la que lee el iris de los ojos y hasta la voz.

Pero las pruebas mostraron una resistencia de parte de los clientes.

Las pruebas con sistemas de identificación por huellas digitales también fueron rechazados por clientes que los asociaban a acciones de la Policía o temían colocar el dedo en locales cuya higiene cuestionaban.

El nuevo sistema fue probado en el segundo semestre del año pasado con 900 equipos de lectura de mano suministrados por Fujitsu y que fueron instalados en 267 agencias del banco.

En seis meses, 120.000 clientes se inscribieron para utilizar el recurso y realizaron 500.000 transacciones luego de que los mapas de los sistemas capilares de sus manos fueran captados por los equipos del banco.

El índice de rechazo fueron de menos del 1 por ciento.

Lo que percibimos es que las personas se sienten cómodas, como si estuvieran en un mundo futurista“, asegura el ejecutivo.